Política y Sociedad Ante la llamada del Foro de Médicos de AP a las puertas de la Universidad

Para el presidente de los Decanos, las asignaturas de A. Primaria deben ser impartidas por quienes se la saben

El leitmotiv del Día Mundial de la AP, celebrado este 12 de abril, fue la denuncia por parte del Foro de la Atención Primaria de la escasa presencia de esta especialidad en la Universidad. Una de las premisas planteadas por estos profesionales fue que, aunque en los últimos años ha crecido el número de facultades, la Medicina de Familia sigue sin ser “un área de conocimiento”.

Ante la inquietud expresada por el colectivo, pulsamos la opinión del presidente de la Confederación Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM), Ricardo Rigual, quien piensa que la asignatura debe ser impartida por “aquel que se la sabe y que investiga”. Como opinión emitió que no cree correcto que la AP se encargue de la mayor parte de la docencia en las facultades de Medicina y que habría que ir en busca del equilibrio. Según Rigual, decano de la Facultad de Medicina de Valladolid desde 2008, últimamente los estudiantes de Medicina con mejores números eligen en las últimas ediciones de los exámenes MIR la especialidad de Atención Primaria; sin embargo, pese al buen dato, reconoce que la AP se ha convertido en una de las últimas opciones de los MIR, lo que provoca que sean de las postrimeras plazas en ser adjudicadas.

La importancia de saber de lo que va

Ricardo Rigual deduce que la situación viene provocada porque con anterioridad los estudiantes no tenían contacto con la Medicina de Familia; circunstancia que, razona, se está paliando gracias a que en las facultades de Medicina se imparte en la actualidad la especialidad tanto en prácticas como en asignaturas regladas. Concreta que la mayoría de las facultades (casi 30 de las 40) no sólo cuenta con la asignatura de “Médico de Familia”, sino que envía a sus estudiantes a hacer prácticas a los centros de salud con lo que observa que ya comienzan a conocer el ambiente en que se desenvuelve el profesional. No obstante, reconoce que esta realidad requiere un ritmo e incide en que “saber lo que es un médico de familia ya lo saben”; a lo que añade que ya se están impartiendo más asignaturas regladas y nuevas prácticas, si bien reconoce que “aún no han salido los suficientes estudiantes que hayan pasado por las asignaturas regladas obligatorias”.

Buscando otras razones

Así que, paliada la carencia de “contacto” con la realidad, Rigual apunta a que deben haber más razones para que Médico de Familia, que no es el caso de Pediatría de AP, no esté en las preferencias de los casi médicos (MIR). Razones o rémoras que poco tienen que ver con la enseñanza de las facultades y que podrían estar basadas en las retribuciones, menor que en otras espacialidades; o quizás en el considerar más atractiva la posibilidad de desarrollar la profesión en un hospital que en un centro de salud, la visión que pueda tener la sociedad del médico, la propia profesión, el prestigio… en fin una serie de condicionantes, “quizás equivocados”, añade. También mira hacia “las salidas profesionales, circunstancia muy tenida en cuenta por los estudiantes”.

En cuanto a la celebración de un Foro sobre Investigación anunciada por el presidente de Semergen, José Luís Llisterri, a celebrar el 26 de junio y presentado como un gran avance del Foro de Atención Primaria, el presidente de la CNDFM observa que las sociedades de AP son muy activas y consideran que la investigación en Primaria es una de las asignaturas pendientes, si bien Rigual apunta a la complicación que supone generalizar la investigación, ya que ésta es “emprendida por parte de grupos muy consolidados y en sitios muy específicos”.

La falta de docentes y los porqués

Y si volvemos al tema de la enseñanza y la Universidad como epicentro del presente año en el Día Mundial de la Atención Primaria (celebrado el pasado 12 de abril), Ricardo Rigual explica que para ser profesor universitario hace falta acreditarse y para la acreditación a profesor contratado doctor, titular, catedrático, hace falta responder a tres criterios: de experiencia docente, experiencia investigadora y de gestión. Y claro, deduce, “si una de las claves para acreditarse es la investigación, si no la han hecho es difícil que se puedan acreditar”.

En cuanto a las quejas por parte de las sociedades de Primaria de que asignaturas que le corresponderían impartir a ellos son dadas por médicos hospitalarios, Rigual evalúa que la Atención Primaria tiene su parcela y que la medicina hospitalaria también por lo que advierte que debería producirse un “equilibrio razonable”. Piensa que la asignatura debe ser impartida por “aquel que se la sabe y que investiga”. Lo que no cree correcto es que la AP se encargue de la mayor parte de la docencia en las facultades de Medicina.

De cualquier forma calibra y reconoce que en la actualidad hay pocos médicos de AP acreditados para dar clases de forma permanente en las facultades. Al parecer una de las razones pudiera estar en que la remuneración económica en general no parece muy atractiva, pese al esfuerzo que la docencia requiere. Ricardo Rigual calibra que quizás sea una de las razones por las que las facultades de Medicina tengan en estos momentos dificultades para renovar su profesorado estable (referido a la figura de profesor vinculado que trabaja en la asistencia y al mismo tiempo es profesor de la Universidad e investiga). Estas carencias de personal docente las hace extensiva además a especialidades como Ginecología o Dermatología.

En cuanto al proyecto de Real Decreto de Troncalidad (ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias) y la AP, próxima a ser aprobada por el Consejo de Ministros, según anunció el director general de Ordenación Profesional, Javier Castrodeza, el presidente de los decanos confederados, opina que es razonable en el tratamiento de la materia, aunque matiza que el proyecto actual sobre la Troncalidad es un “esqueleto” a desarrollar. Subraya que aún le quedan flecos como el tiempo que dura la especialidad, competencias…en fin, reflexiona, que habrá que ver exactamente qué ocurre especialidad por especialidad

3 Comentarios

  1. Jesus Pérez LLosa says:

    Siguiendo el razonamiento del Dr Rigual: Si yo (médico de Familia) me aprendo el temario de Ginecología, asumiendo que tengo experiencia gestora ( director médico de AP 5 años) e investigadora ( 2 becas FIS) …. Debería dar las lecciones de Ginecología? .
    Respecto a la capacidad investigadora de la Universidad… la 1ª española aparece en el puesto 161, y el resto están por debajo del nº 200… Pero claro, los MF somos investigadores mediocres y “no sabemos” nuestra propia especialidad…. Vamos…”Para miccionar y hacer un globo vesical”….

  2. Jesus Pérez LLosa says:

    Siguiendo el razonamiento del Dr Rigual: Si yo (médico de Familia) me aprendo el temario de Ginecología, asumiendo que tengo experiencia gestora ( director médico de AP 5 años) e investigadora ( 2 becas FIS) …. Debería dar las lecciones de Ginecología? .
    Respecto a la capacidad investigadora de la Universidad… la 1ª española aparece en el puesto 161, y el resto están por debajo del nº 200… Pero claro, los MF somos investigadores mediocres y “no sabemos” nuestra propia especialidad…. Vamos…Increible…

  3. Marta real pérez says:

    Me pregunto, ante esta sarta de despropósitos defensivos del presidente de los decanos, cuál es el miedo?