Política y Sociedad Sondeo de ICOMEM Y AMYTS

El 30% de los MIR de Madrid no tiene descanso tras las guardias

2017 06 22 Justo - Castejon

El sindicato médico madrileño AMYTS y el Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) han realizado un estudio sobre las condiciones de formación de los médicos internos residentes (MIR) en los hospitales de la Comunidad de Madrid, que muestra, entre otros datos, que un tercio de los residentes no cuenta con su descanso tras realizar una guardia.

Los resultados de este sondeo fueron presentados en la sede de la citada organización sindical por parte de los autores del mismo, el vocal de Médicos en Formación de la corporación colegial, el doctor Borja Castejón, y la vocal de Médicos Jóvenes y MIR de AMYTS, la doctora Sheila Justo.

“Desde el Comité de Empresa MIR y la Vocalía MIR de AMYTS hemos comprobado, con este sondeo, que la situación que se dibuja es claramente mejorable”, reflexionaron desde el sindicato médico. En este sentido, destacaron datos como la mencionada ausencia de descanso tras realizar una guardia para el 30 por ciento de los residentes y que el 16 por ciento de ellos realizan más de seis guardias e incluso más de siete al mes.

Vistas estas respuestas, AMYTS recordó el Real Decreto 1146/2006, 7 de octubre, que regula la relación laboral de los especialistas en formación de ciencias de la salud y que establece descansos obligatorios de 12 horas entre jornadas, jornadas máximas de 48 horas semanales -incluyendo guardias- en prorrateos de los últimos seis meses y siete guardias al mes como máximo con descanso obligatorio de todas ellas. “Los MIR no pueden suplir la falta de personal de plantilla o completar la actividad asistencial, ya que se produce una flagrante conculcación tanto del espíritu, como de la letra de la normativa”, expresaron desde el sindicato.

Supervisión de los superiores

Por otro lado, también mencionaron el Real Decreto 183/2008, 8 de febrero, que establece y desarrolla determinados aspectos del sistema de formación especializada, en relación con la supervisión del MIR. En el caso del residente de primer año será de presencia física con revisión de altas, bajas y demás documentación, e irá decreciendo a partir del segundo año de formación de una forma progresiva asociada a una asunción de responsabilidades pareja.

Esta segunda norma, sin embargo, vistas las cifras presentadas por los autores del sondeo, no se cumple mayoritariamente. Así, a la pregunta de si al dar un alta a un paciente alguien supervisa el informe realizado por el MIR, en el 55 por ciento de los casos la respuesta es negativa. Sólo en un 22 por ciento de las ocasiones el residente responde afirmativamente.

“Estamos abiertos a negociar con la Administración para estandarizar y homogeneizar esta supervisión en todos los centros de la Comunidad de Madrid; revisando las deficiencias del sistema docente, reflejadas en la encuesta, con grupos de trabajo en los que los MIR y los tutores docentes tengan un papel fundamental”, concluyeron por parte de AMYTS.

Trasmitir los datos a la Administración

Por parte del ICOMEM se puso de manifiesto que los datos que refleja esta encuesta “orientan sobre una realidad que está sucediendo a día de hoy en la Comunidad de Madrid y que puede ir en detrimento de la adecuada formación de los MIR en un área tan sensible como es la formación en Urgencias”.

“El incumplimiento de los descansos obligatorios y la posible falta de supervisión puede estar afectando negativamente a un colectivo de casi 5.000 médicos, repercutiendo no sólo en su formación, sino posiblemente en su salud”, prosiguieron desde la entidad colegial, que considera “fundamental transmitir esta información a la Administración y trabajar conjuntamente para analizar de manera pormenorizada lo que está sucediendo en nuestros centros para proteger al MIR y garantizar una correcta formación que redunde en un beneficio para nuestra población”.

Deja un comentario