Política y Sociedad XIII Seminario Lundbeck "Adicción al alcohol: viaje al interior de una enfermedad"

Menos del 10% de los afectados por dependencia al alcohol está diagnosticado en España

Se ha llevado a cabo el XIII Seminario Lundbeck «Adicción al alcohol: viaje al interior de una enfermedad», en el que los expertos participantes señalaron que nos encontramos ante una enfermedad del sistema nervioso central, crónica, progresiva y recurrente, infradiagnosticada y huérfana.

El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado este año, revela que el alcohol provoca 3,3 millones de muertes en todo el mundo cada año. Sin embargo, como señaló Beatriz Rivero, directora de marketing de Lundbeck Iberia, el alcoholismo es una enfermedad infradisgnosticada y, en España, «no es una prioridad para la Administración», centrándose la atención sólo en el consumo de jóvenes y conductores, a pesar de que el alcohol está detrás del 3,6% de los fallecimientos en el país.

lundbeck3El alcoholismo: enfermedad primaria y crónica

Como señaló el Dr. Antonio Terán Prieto, coordinador del Centro de Adicciones «San Juan de Dios» de Palencia, el alcohol es la «droga más tóxica, la droga más dura», que en gran medida está tan aceptada en nuestra cultural por ser «un elemento fundamental en la tradición judeo/cristiana». Como explica el Dr. Terán, «las adicciones son enfermedades huérfanas» en las que están involucradas «el yo, el ambiente y la propia sustancia». Así, el alcoholismo, es una «enfermedad primaria y crónica, del sistema nervioso central», que debe ser tratada como tal y que afecta de diferente manera a cada persona.

Asimismo, el experto señaló que «Europa es el continente donde más se consume alcohol», 10,9 litros de alcohol por persona mayor de 15 años al año, y donde se estima que el número de afectados por dependencia al alcohol es de 14 millones. Por su parte, España está por encima de la media europea, con 11,2 litros por persona, en consumo, pero por debajo en dependencia, con un 0,7% de la población.

En Europa, el 92% de los dependientes de alcohol no recibe asistencia

El Dr. Antoni Gual, jefe de la Unidad de Alcohología del Hospital Clinic de Barcelona, señaló que, para 2004, el 92% de los dependientes de alcohol no recibía asistencia. Así, en los países europeos, «de todos los que cumplen criterios de dependencia, uno de cada cinco va a tener algún tipo de ayuda profesional, cuatro de cada cinco no van a recibir ningún tipo de tratamiento». De igual manera, el experto destacó que, según el estudio AMPHORA, en Europa cada año hay 110.000 muertes prematuras (entre 15 y 64 años de edad) atribuibles al alcohol, es decir, una de cada ocho.

Los derechos del ‘bebedor pasivo’

El Dr. Gual hizo especial énfasis en el «daño a terceros», ya que en su opinión «va siendo hora de que hablemos del ‘bebedor pasivo'». Para el experto, «el bebedor pasivo tiene unos derechos que no son respetados». Para 2004, a modo de ejemplo, se calcula que por homicidios y accidentes de tránsito, entre otras causas relacionadas con el alcohol, se produjeron 7.710 muertes en la Unión Europea. De igual manera, el Dr. Gual hace hincapié en que, según el estudio más reciente (2011), «en España el alcohol genera unos costes superiores a los 7,5 millones de euros cada día» y «cada día, en España, estamos gastando un millón de euros en publicidad de alcohol», según datos de 2007. Al respecto, el Dr. Terán señaló: «el alcohol tiene consecuencias sociales innegables como violencia, accidentes y los costes directos e indirectos causados por el abuso en el ámbito de las familias».

Dr. Néstor Szerman, Dr. Antonio Terán y Dr. Antoni Gual.

Dr. Néstor Szerman, Dr. Antonio Terán y Dr. Antoni Gual.

Incrementar el precio del alcohol, reducir su accesibilidad y prohibir su propaganda

«Los costes del alcohol superan por mucho los posibles beneficios, pero es que además los costes los pagamos entre todos y los beneficios son para unos cuantos», apunta el Dr. Gual. Por lo que, agrega, el Global Economic Forum ha analizado el tema en perspectiva y señala que las tres mejores medidas que se pueden adoptar son: incrementar el precio del alcohol, reducir la accesibilidad, como prohibiendo su venta en estaciones de servicio, y prohibir su propaganda. Por su parte, el Dr. Néstor Szerman, jefe de Salud Mental Retiro, Hospital Gregorio Marañon, y presidente de la Sociedad Española de Patología Dual, considera que si se aumentan los impuestos, tanto para el alcohol como para el tabaco, esos impuestos deben retornar en tratamientos y, de esta manera, «no penalizar al adicto».

Ocho de cada diez personas que consultan por uso problemático de alcohol tienen otra enfermedad mental

El Dr. Néstor Szerman, jefe de Salud Mental Retiro, Hospital Gregorio Marañon, y presidente de la Sociedad Española de Patología Dual, señaló que 80 de cada 100 personas que consultan por uso problemático del alcohol tienen otra enfermedad mental, las más prevalentes: trastornos de ansiedad, afectivos y de personalidad, que deben ser tratadas de manera conjunta. Para el Dr. Szerman: «no es adicto quien quiere sino a quien le toca». Así, para el experto, la Patología Dual (la existencia de una conducta adictiva y otro trastorno mental) «es una realidad en la práctica clínica y asistencial», por lo que «estos conocimientos deben estar presentes en los diseños de los planes terapéuticos individualizados». «El enfermo que sufre de conductas adictivas está en redes marginales, distintas, diferenciadas, no integradas todavía […] en el Sistema Nacional de Salud», concluye.

 

 

 

Deja un comentario