Política y Sociedad

Médicos, pacientes y políticos animan al Gobierno a recurrir la tasa catalana sobre las recetas

En relación a las diferentes propuestas que se están realizando en relación a cómo afecta la recesión económica a la sanidad, la presidencia del Foro Español Pacientes (FEP) ha solicitado a los políticos que garanticen la igualdad en la excelencia a todos los ciudadanos con independencia de la CC.AA de residencia. Entiende, asimismo que la carga impositiva debe centrarse en el IVA de los bienes y servicio de lujo, los impuestos al tabaco y al alcohol, las transacciones financieras y el IRPF de las rentas altas.

 

Equidad en el acceso a los medicamentos

 

El FEP duda de las ventajas del establecimiento de copagos y, en cualquier caso, considera que cualquier medida en este sentido debe de proteger a las clases y a los pacientes vulnerables en la equidad y en la calidad de la asistencia sanitaria que precisan. “Las decisiones que se vayan a tomar deben tener en cuenta la participación de los representantes de los pacientes, lo que es propio de una sociedad democrática, evitando el denominado despotismo sanitario “de hablar de pacientes sin tener en cuenta a los pacientes”, reclama el Foro.

 

Medida “injusta e insolidaria”

 

 Artur Mas
Artur Mas

Por su parte, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FASDP) ha calificado la tasa de un euro por receta de “injusta e insolidaria”, al considerar que pone trabas al acceso a la prestación farmacéutica, teniendo especial repercusión sobre las personas más enfermas (que precisan más medicamentos) y las que tienen menos recursos económicos. Además, asegura que se trata de una medida ilegal, “ya que Cataluña carece de competencias sobre la política de los medicamentos y que la aportación de los usuarios no puede ser decidida por esa comunidad autónoma (Ley General de Sanidad 1986, Ley de de Cohesión de 2003,RD sobre cartera de servicios básicos del SNS 2006). Si así se hiciera es el gobierno central el que tiene la obligación de paralizar la medida mediante el correspondiente recurso”. La FSDP confía en que esta medida sea rechazada durante su trámite en el parlamento de Cataluña.

 

Proposición de Izquierda Unida

 

En este sentido, Izquierda Unida, a través de su diputado Gaspar Llamazares, ha sido el primer partido político en registrar una proposición no de ley sobre “introducción de fórmulas de copago por parte de los usuarios del Sistema Nacional de Salud”. El objetivo es que el Congreso de los Diputados “rechace al inicio de esta legislatura y quede meridianamente clara y sin hipocresías políticas cuál es la posición de cada grupo frente a lo que no es más que un ‘repago’ de servicios sanitarios que algunos quieren llevar a la práctica cuánto antes”, según ha valorado Llamazares.

 

En concreto, la iniciativa de IU señala que “el Congreso de los Diputados reitera su rechazo de la introducción de fórmulas de copago (euro, ticket, etc.) por parte de los usuarios del Sistema Nacional de Salud, al entender que afectarían gravemente a principios básicos del derecho constitucional a la salud como la accesibilidad, la universalidad y la gratuidad de la atención integral de salud sin aportar, a cambio, avances significativos en la organización de la demanda y mucho menos en la financiación del Sistema Nacional de Salud”. Llamazares lleva esta iniciativa al Congreso tras haber logrado en febrero de 2011 que los grupos de la Cámara Baja, salvo CiU y PNV, -que se abstuvieron-, rechazaran la introducción de “cualquier fórmula de copago” en el sistema público sanitario.

 

Emplazamiento al nuevo gobierno

 

El portavoz socialista en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, también insistió este miércoles en que “ningún gobierno autonómico tiene la competencia legal para imponer el copago en la recetas médicas del Sistema Nacional de Salud”. Freire, que se basa en un informe del Ministerio de Sanidad para efectuar esta declaración, defiende el principio básico de “una ciudadanía sanitaria común a todos los españoles” y ha emplazado al nuevo gobierno de Mariano Rajoy a recurrir de manera inmediata esta medida avanzada por la Generalitat de Cataluña. “El Gobierno de España tiene que ser contundente y ágil en la tramitación del recurso porque, de no ser así, estará permitiendo que una parte de los españoles estén discriminados por la decisión unilateral de una institución autonómica que no tiene potestad para aplicar esta tasa”, declaró.

 

También Metges de Catalunya

 

Metges de Catalunya (MC) también ha criticado la medida del Gobierno de Cataluña por el impacto que puede suponer en enfermos crónicos y personas mayores y porque se ha adoptado sin diálogo con los agentes sociales. Metges rechaza, igualmente, el recorte de 4,8% previsto en los presupuestos sanitarios para 2012 y, al contrario de lo que dijo el martes el Consejero de Economía, los médicos sí consideran que va a afectar a la calidad de la asistencia. MC calcula que Cataluña se colocará a la cola del gasto sanitario por persona, con 1.150 euros, sólo por delante de Baleares, con 1.088 y Comunidad Valenciana con 1.113 euros. El sindicato médico recuerda al gobierno autonómico que el último mes de octubre gastó en prestación farmacéutica 427 millones de euros más de los presupuestados y teme que una próxima desviación “más que probable” recaiga “injustamente sobre los salarios de los profesionales de la salud”

 

Deja un comentario