Política y Sociedad Día Nacional contra las Agresiones a sanitarios

Los médicos españoles se unen contra la “lacra” de las agresiones al colectivo

El Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, que se celebra este jueves, 16 de marzo, ha servido para que los médicos españoles se unan contra la “lacra” que supone este fenómeno, que aumenta sus cifras cada año hasta llegar al 85 por ciento de médicos que han experimentado alguna vez episodios de violencia por parte de pacientes o familiares, según cifras de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM).

CESMCESM valora “como un paso importante en la prevención de este problema la reforma introducida en el código penal en 2015”, aunque solicita que “la interpretación y desarrollo normativo de este artículo, a la hora de ser aplicado por las Fiscalías y Administraciones autonómicas, contemple las agresiones verbales y otras conductas de vejación o menosprecio que muchos médicos sufren a diario en sus consultas y que también deberían ser perseguibles de oficio”.

Asimismo, la Confederación pide que se unifiquen criterios en la esfera judicial para que las agresiones sean penadas por el mismo rasero en todas las comunidades autónomas, que los procedimientos judiciales sean rápidos, expeditivos y ejemplarizantes y que se conceda la presunción de veracidad al profesional denunciante cuando no haya testigos por medio, en una solicitud a la que se unió el sindicato médico madrileño AMYTS.

El ICOMEM, preocupado
Miguel Ángel Sánchez Chillón

Miguel Ángel Sánchez Chillón

“Es muy preocupante que en el año 2016 se hayan registrado 99 denuncias cuando en 2015 fueron 77 las notificaciones y en 2014 se contabilizaron 60, aunque también eso significa que los casos que existen están saliendo más a la luz; no obstante, tenemos que seguir trabajando en la prevención y en que el médico sepa los pasos que tiene que dar si esto le ocurre”, asegura el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM), el doctor Miguel Ángel Sánchez Chillón.

Además, el máximo representante de la corporación regional subraya que “no hay que tolerar las agresiones físicas pero tampoco ningún tipo de amenaza e insultos, que en el caso de Madrid hemos visto que suponen casi el 77 por ciento de las denuncias presentadas”. Los médicos de Atención Primaria son los que más notificaciones presentaron en este colegio, cerca del 63 por ciento de las mismas, “fundamentalmente por discrepancias en relación con el tratamiento o a dar una baja que no esté indicada; y en otros casos, por la espera en la atención a procesos, según el paciente, no demorables, habitualmente por la saturación de las consultas”, explica.

Datos en los Colegios españoles

Otros Colegios de España también ofrecieron datos sobre las agresiones que registraron durante el 2016. Así, el Colegio Oficial de Médicos de Cantabria (Comcantabria) contabilizó un total de ocho agresiones a profesionales de la Sanidad regional, es decir, dos menos que en el año anterior, mientras que el Colegio Oficial de Médicos de Cáceres (COMECA) registró cuatro casos de agresiones a médicos, también dos menos que el año anterior.

El Colegio Oficial de Médicos de Cuenca (Comcuenca), por su parte, no tuvo conocimiento de ninguna agresión durante el pasado año, datos que contrastan con los de otras provincias de Castilla-La Mancha, como Toledo y Ciudad Real, que denunciaron 11 casos de agresiones a profesionales sanitarios cada una. Por último, el Colegio Oficial de Médicos de Badajoz (ICOMBA) registró 27 agresiones, por las 24 de 2015.

Por otro lado, la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra anunció que estudia dotar a todos los centros de salud, centros de Salud Mental y servicios de Urgencias de un nuevo sistema de alarma con el fin de evitar o minimizar las agresiones a los profesionales, puesto que en 2016 se notificaron un total de 224 agresiones, de las que 158 fueron verbales y 66, físicas.

Deja un comentario