Política y Sociedad

MEDICAMENTOS GENÉRICOS, COMO LA AMOXICILINA, DESAPARECERÁN DEL MERCADO AL NO COMPENSAR LOS COSTES DE PRODUCCIÓN

Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda

Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda

Acta Sanitaria.– Las nuevas medidas sobre el sector de farmacia anunciadas dentro del paquete de reducción del déficit público anunciadas por el presidente Zapatero, ¿afecta también a los genéricos?

Angel Luis Rodríguez. De las medidas que hemos tenido noticia, y a la espera de conocer con más detalle su alcance, la que más nos puede afectar es la relacionada con la introducción de la dispensación por unidosis, hasta el punto de que obligaría a una adecuación en las cadenas de producción con unos costes elevados, además de comportar cambios en los registros, solicitudes de registros nuevos, afectaría a la distribución y a todo un cambio de modelo en la dispensación en la farmacia y, sobre todo, afectaría al ciudadano, pues se trata de un cambio de modelo cultural. Sin olvidar todo lo relacionado con la trazabilidad, pues es una puerta abierta a posibles falsificaciones. De todos modos, se trata de una medida que deberá ir acompañada de un cambio legislativo importante y, en consecuencia, no se trataría de una medida a corto o medio plazo. Además, en España de cada uno de los productos cuenta con un número de presentaciones suficiente para adecuarse a cada indicación.

A.S.: En cuanto a rebaja anunciada de los medicamentos bajo patente, que a ustedes no les afecta, ¿cómo lo ve?

A.L.R.: Nosotros venimos de una bajada lineal de un 25 por ciento, más la que se producirá como consecuencia de una nueva revisión del sistema de precios de referencia, que nadie nos asegura que no sea a finales de año. En cuanto a la anunciada bajada de los productos que están en patente confirma que era verdad lo que se venía hablando antes del Real Decreto-Ley 4/2010, que sólo afectó a los genéricos, que se iba a llevar a cabo una bajada lineal para todos los medicamentos. Es decir, que la medida se ha adoptado por etapas, pero que el resultado final va a ser el mismo, que todos los medicamentos se verán afectados por una bajada de sus precios. De todos modos, el problema para solucionar el gasto farmacéutico está en la racionalización de las prescripciones y en el control y disminución del número de recetas y no tanto en el precio de los medicamentos.

A.S.: ¿Tienen alguna valoración más concreta que la general que se hizo sobre las medidas adoptadas el 18 de marzo y que afectaban a los medicamentos genéricos?

A.L.R.: La más inmediata se refiere al compromiso manifestado por la ministra en el Congreso, cuando se convalidó el Real Decreto en el Congreso la Ministra, de poner en marcha medidas para fomentar los medicamentos genéricos, pues los distintos grupos políticos entendían que, si iban a convalidar ese R.D-L, porque era una medida tomada en el Consejo Interterritorial, no sería comprensible si no venía acompañado de un plan de fomento de los genéricos. El Ministerio de Sanidad nos ha invitado a que les demos un plan de propuestas para el desarrollo del genérico y este plan se lo hemos entregado ya la semana pasada.

A.S.: ¿Puede detallar algunos aspectos de este plan?

A.L.R.: Fundamentalmente se trata de un plan que debe estar liderado por el Ministerio de Sanidad y consensuado con las Comunidades Autónomas a través de las distintas reuniones que tengan en el ámbito del Consejo Interterritorial, con la finalidad de que se aplique de inmediato en las Comunidades Autónomas para producir el ahorro que persigue. A corto plazo, disponemos de un estudio en el que, ahora mismo y dada que la participación de los genéricos en el mercado es del 23 por ciento, llegar al 40 por ciento de aquí a final de año, se produciría un ahorro extraordinario de 320 millones para las Comunidades Autónomas. Creemos que, ya que se ha hecho un rebaja importante en los medicamentos genéricos, es el momento de que las Comunidades vean en ello una fuente de ahorro.



A.S.: Dado que no es la única rebaja que han sufrido los genéricos en este año, ¿cómo está afectando a la economía de las empresas?

A.L.R.: Evidentemente y podríamos terminar el año en cerca de un 50% de reducción media si sumamos las rebajas aplicadas en la primera revisión, que entró en vigor en marzo, más la rebaja en línea del 25-30% del Real Decreto-Ley. más otra de la que no se habla, pero que posiblemente pudiera entrar en vigor antes de final de año. Una reducción de precios anual del 50 % supone un esfuerzo importante para un sector que, además, representa tan solo el 9% de participación de mercado en valores, pues tenemos los precios medios más bajos de todos los medicamentos. El precio medio ahora mismo P.V.L del medicamento genérico está en 3,40 euros y, si hacemos un estudio de evolución de los crecimientos por segmentos de precios, vemos precisamente que los medicamentos que están entre cero y 12 € son los que presentan decrecimiento y es en este segmento donde están los genéricos. Lo que quiere decir que, para un sector de precios bajos, que contribuye de manera decidida como herramienta de ahorro a la factura farmacéutica y que tiene sus precios decrecientes año tras año, cualquier medida que vaya a recortar aún más los precios realmente tiene que sufrir mucho desde el punto de vista de los costes.

A.S.: Y con un precio de 1,56 euros que podrían llegar a tener los genéricos, ¿resultaría factible mantener algunos de ellos en el mercado?

A.L.R.: Una de las medidas que venimos persiguiendo con la Administración era conseguir una actualización e incluso un incremento de este umbral mínimo, que estaba ya en 3,52 euros; y ahora nos encontramos que, en el Real Decreto-Ley, se produce un cambio en el sistema de precios de referencia y una de las medidas es que pone el umbral mínimo en 1,56 € entonces, algo totalmente irreal, pues no se corresponde para nada con los costes industriales. Esto demuestra que, en este país, todavía se marcan los precios de referencia en base a la dosis diaria definida, que nosotros hemos demostrado que eso produce precios irreales porque no se ajusta para nada a los costes industriales y, de ahí, haya moléculas de primer orden que están sufriendo muchísimo y tengan un grave riesgo de no poderse seguir fabricando y, por tanto, producirse un desabastecimiento de las mismas. Ejemplo de ello es la amoxicilina o el amoxiclavulánico.

A.S.: ¿Creen que pueden desaparecer del mercado?

A.L.R.: Sí, con toda seguridad, si no se toman medidas de respetar un umbral mínimo de precios en estos niveles. No se podrían fabricar porque no compensarían los costes. De ahí que consideramos muy importante que la siguiente revisión de Orden de Precios de Referencia mantenga al menos el umbral mínimo en los 3,52 euros que ya veníamos soportando hace meses.

A.S.: ¿Esto es lo más negativo de las medidas que se adoptaron en su día, el precio?

A.L.R.: Hay otra que también y que reclamamos su corrección, como es ya el que, a partir de ahora, el precio de referencia no se va a hacer por la media de los tres medicamentos más baratos sino que lo va a marcar el medicamento más barato. Lo que estamos pidiendo a la Administración es que ese precio se corresponda con un producto comercializado, porque, aunque parezca una paradoja, hay precios que marcan el precio de referencia de productos que no están comercializados. Es algo incoherente. Además hay productos que marcan el precio de referencia que tienen una cuota de participación mínima, con lo cual, pone en riesgo el abastecimiento. De ahí que los precios que marquen los de referencia debe asegurarse que son de productos están comercializados y que al menos presenta una cuota de participación de un 2 por ciento.

A.S.: Desde el punto de vista de la farmacia otro de los efectos contenidos en el RDL es la limitación de los descuentos ¿Cómo se ve desde la Asociación?

A.L.R.: En este punto hay un cambio en la legislación, pues no estaban regulado ni existían límites; ahora se limitan los descuentos máximos a un 10% en el caso de los genéricos y a un 5% en el caso de las marcas. Lo único que podemos decir es que ésta no ha sido una medida de la que hubiéramos tenido información previa por parte del Ministerio ni en la que hemos participado, nos la hemos encontrado.

A.S.: ¿Cómo ve el futuro de los genéricos?

A.L.R.: El futuro del genérico lo entendemos de una manera muy clara: mientras haya medidas orientadas al fomento y al incremento de los genéricos, podemos hablar todavía de un sector que puede ser interesante para aportar ahorro y sostenibilidad al sistema sanitario. Eso sí, siempre que haya una voluntad política y decidida por parte de las administraciones, central y autonómicas, de fomentar el desarrollo del genérico. Si no vemos estas políticas, será un sector que año a año irá perdiendo cuota de participación en valores y, por tanto, interés para todas las inversiones tanto nacionales como internacionales. Hasta ahora, teníamos un 9,5% de participación en valores, pero con la aplicación de la bajada del 25%, este mercado pasa automáticamente a tener una cuota de un 7% que nos aleja muchísimo más todavía de las medias conseguidas en otros países europeos.

A.S.: Es decir, que la situación difiere entre lo que declaran los políticos y lo que hacen.

A.L.R.: Efectivamente, es decir no vemos una política decidida y definida de desarrollo del genérico. Cuando vemos que la única política que se hace es la rebaja constante de precios, sin medidas concretas de incentivar la prescripción del genérico, sin campañas de comunicación e información para una mayor concienciación del uso del genérico dirigidas al ciudadano, llegamos a la situación en que hoy nos encontramos. Si esto cambia, como sería e plan de fomento anunciado por la ministra y por el Gobierno, incorporando una mayor cultura del genérico y, por tanto un mayor incremento del número de unidades, podríamos pensar que el medicamento genérico seguirá siendo un mercado de futuro muy interesante para las administraciones sanitarias de cara al ahorro de la factura farmacéutica.

Carlos Nicolás

Deja un comentario