Política y Sociedad Llamamiento desde el Primer Congreso Virtual de Vacunas de MSD

Todavía son demasiados los sanitarios que no se vacunan

Una de las principales llamadas de atención del ‘Primer Congreso Virtual de Vacunas’, organizado por la compañía farmacéutica MSD, ha sido constatar que todavía son demasiados los profesionales sanitarios que no se vacunan, a pesar de ser un grupo de riesgo, con lo que eluden su papel de ejemplo social y protegen de manera deficiente a buena parte de sus pacientes, con el consiguiente peligro de transmisión de enfermedades aparentemente controladas.

Del 15 al 19 de enero, el encuentro cuenta con el marchamo técnico de calidad que ofrecen las 19 sociedades científicas participantes en el mismo, entre cuyos representantes participa el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), el doctor Amós García Rojas.

Joaquín Mateos

Joaquín Mateos

Accesible y universal

El director del departamento médico de MSD, el doctor Joaquín Mateos, destacó las ventajas que supone un congreso sanitario virtual sobre cualquier otro convencional. Entre ellas, citó la no restricción de aforo y la posibilidad de acceder a todos los últimos conocimientos en vacunas, desde cualquier rincón del planeta. Un hecho que calificó de principios, por llevar su compañía más de un siglo en el desarrollo y la difusión de las vacunas como medicamentos con mayor historial de salvamento de vidas humanas.

Con esta propuesta innovadora, Joaquín Mateos reiteró la apuesta de MSD por ofrecer modelos innovadores de formación médica, sin que las barreras temporales o geográficas puedan dejar fuera a ningún profesional sanitario.

De igual forma, el responsable médico de la compañía convocante destacó las 35 ponencias del congresos y sus cinco mesas de debate, con la participación de cerca de medio centenar de especialistas en vacunas, de gran prestigio y originarios de España y del resto del mundo.

Jesús de la Fuente

Jesús de la Fuente

Por la prevención de la salud

Por su parte, el adjunto del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid, el doctor Jesús de la Fuente, vaticinó que, aunque los congresos médicos clásicos no van a desaparecer, necesitarán cada vez más congresos virtuales internos, o paralelos, dado que permiten a los usuarios digitales hacer un uso discrecional de todos los recursos puestos al servicio de la formación científica.

Sobre el congreso virtual, aseveró que la calidad del programa científico y los ponentes le convierten en un encuentro de actualización científica de referencia en el ámbito de la vacuna y la prevención de la salud. Se trata, según sus palabras, de una formación acreditada en vacunas de total utilidad para los participantes. Con las posibilidades de personalización de los contenidos que permite cada diseño particular de la “cartera del congresista” y el acceso a los contenidos más avanzados del mundo en materia de vacunas.

Pilar Arrazola

Pilar Arrazola

Participación con premio

De la Fuente destacó del congreso virtual la facilidad de paso por la zona de auditorio, los stands, las sesiones de pósteres, los cursos de habilidades y de gestión de equipos, la zona de networking y las revistas y artículos científicos de fácil consulta.

Especialmente entre estos recursos, la jefa del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital  Universitario Doce de Octubre, la doctora Pilar Arrazola, destacó las 130 comunicaciones científicas disponibles durante todo el congreso y después del mismo.

Como incentivo a un mejor conocimiento de las comunicaciones médicas disponibles en el congreso, Arrazola explicó que existe un premio muy interesante para la mejor de todas ellas, a juicio de los asistentes al evento.

Francisco José Sáez

Francisco José Sáez

De la viruela a la rubéola

Tras el grupo inaugural del congreso, el doctor Mateos tomó de nuevo la palabra para presentar a cuatro representantes de las cerca de veinte sociedades científicas avalistas del evento. El primero en hablar fue el vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el doctor Francisco José Sáez, para asegurar que la humanidad nunca agradecerá lo suficiente a las vacunas los millones de vidas quitadas a las garras de la muerte.

Como ejemplo de ello, habló de la viruela, primera enfermedad, y última hasta la fecha, que pudo ser erradicada gracias a estos medicamentos. Así mismo, citó el sarampión, enfermedad que la mayor parte de las veces cursa de manera liviana, pero que otras representa cuadros tan graves que ponen incluso en riesgo la supervivencia del niño afectado.

También citó Sáez la rubéola, otra enfermedad considerada menor que, sin embargo, dejó un reguero de fallecimientos hace no mucho tiempo en Rumanía, un país no tan lejano y perteneciente a la Unión Europea.

Pilar Fernández

Pilar Fernández

Aviso a médicos y enfermeras

Durante su turno, la vicepresidenta del Consejo General de Enfermería (CGE), la doctora Pilar Fernández, afirmó que la formación actualizada es una exigencia deontológica de las profesiones sanitarias y sus órganos de representación. Por ello, consideró que su institución también debe ser un instrumento de transmisión de información veraz para lograr los mejores efectos sobre la salud, como logran las vacunas, así evitar fallecimientos.

Sin embargo, Pilar Fernández tuvo que extremar su discurso al recordar que todavía son muy bajas las tasas de inmunización de profesiones sanitarias como las de los enfermeros, por ejemplo. Por lo que instó a que se refuerce el carácter preventivista del Grado, se resuelvan las dudas jurídicas que acompañan al acto vacunal y se consigan paliar con todo ello las muy bajas tasas de vacunación profesional.

Juan Emilio Losa

Juan Emilio Losa

Farmacéuticos y catedráticos

Completaron el cuarteto de ponentes avalistas del congreso la farmacéutica María Isabel Andrés, del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, y el profesor Juan Emilio Losa, de la Universidad Rey Juan Carlos. Mientras que la primera acreditó el perfil profesional del farmacéutico comunitario como primer aliado de la prevención, mediante las vacunas, el catedrático aseguró que estos fármacos imprescindibles deben estar siempre en la agenda social del país.

 

4 Comentarios

  1. ADR says:

    Es normal que haya muchos profesionales sanitarios que no nos vacunemos. Y con ello no eludimos el papel de ejemplo social ni dejamos de proteger a nuestros pacientes siguiendo las pruebas basadas en la evidencia científicas publicadas, por ejemplo, en la Cochrane. Basta ya de hacer negocio sin base científica ni ética: http://www.cochrane.org/es/CD005187/vacunacion-contra-la-gripe-para-los-trabajadores-sanitarios-que-atienden-pacientes-partir-de-los-60

Deja un comentario