Política y Sociedad La OMC recuerda que 'los que ponen la cara' tras los recortes son 'el médico y el enfermero'

Los médicos piden que la Administración deje de ocultar los datos sobre agresiones a sanitarios

omc agresiones

La Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado los datos de agresiones a médicos de las que tuvo conocimiento en 2015, que fueron en total 361, lo que representa un incremento del 4,9 por ciento con respecto al año anterior; el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, aprovechó el encuentro para pedir expresamente a las Administraciones públicas que dejen de ocultar la información que tienen sobre agresiones a profesionales sanitarios.

Para Rodríguez Sendín, “es sorprendente que las Administraciones públicas consideren que la mejor manera de atender esto sea ocultándolo”, si bien, en su opinión, “debería ser una obligación pro-ética que pusieran sobre la mesa las agresiones denunciadas con diferente carácter por los sanitarios”, lo que, lamentó, “no se hace”. No obstante el máximo representante de los médicos de España matizó que “no son todas”, ya que algunas comunidades autónomas si colaboran en este aspecto.

“Me parece lamentable que sigan interpretando que ocultar es la mejor manera de avanzar, porque es al revés”, continuó el presidente de la OMC, quien estuvo acompañado en la presentación de los datos por el vicepresidente y el secretario de esta organización colegial, Serafín Romero y Juan Manuel Garrote, respectivamente, así como por el coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones, José Alberto Becerra, y el doctor Fernando Paul, médico de Familia que sufrió varias agresiones verbales y también físicas en su trabajo, Urgencias del Hospital de Jerez de la Frontera, y quien rindió su testimonio.

Ya hay 18 sentencias como delito de atentado contra la autoridad

Los miembros del Observatorio Nacional de Agresiones de este corporación colegial, que se puso en marcha hace cinco años, también destacaron la importancia de la entrada en vigor, el 1 de julio de 2015, de la reforma del Código Penal, que contempla las agresiones a sanitarios que trabajan en el sector público como delito de atentado contra la autoridad.

En esta línea, el Observatorio analizó 64 sentencias de 2015, de las que el 41 por ciento fueron condenatorias, el 22 absolutorias y en el 3 por ciento se llegó a acuerdos. Con la reforma ya se han fallado 18 sentencias como delito de atentado contra la autoridad; 29 como delitos leves, cinco como delitos graves y el resto como falta por lesiones, amenazas, maltrato o falta de orden público. De todas ellas, en 16 se impuso prisión y 17 conllevaron privación y derecho de inhabilitación, ocho se fallaron con medidas de seguridad y la mayor parte, 37, con multas.

Que se extienda el carácter de autoridad a los profesionales de la privada

A pesar de estos datos judiciales, los participantes en el encuentro, quienes hicieron público un manifiesto, aseguraron que es necesario que esto se extienda a los profesionales que trabajan en la sanidad privada, en pos de lo cual, afirmaron, están trabajando. Más aún teniendo en cuenta que en este sector en 2015 se produjeron el 14 por ciento de las agresiones registradas a través de los colegios de médicos.

Asimismo, destacaron que el hecho de que en 2016 ya se haya fallado sentencia sobre agresiones con base en la aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y no del Código Penal, responsabilizando a la Administración sanitaria pública de la falta de medidas de prevención, es otro paso importante para luchar contra la violencia en el ámbito sanitario.

“Los que ponen la cara” ante las consecuencias de los recortes

Según informa el observatorio, en cuanto a las causas principales de las agresiones, el 36 por ciento se producen por discrepancias en la atención médica, el 15 por discrepancias personales, el 14 por el tiempo en ser atendido, el 11 por no recetar lo propuesto por el paciente, el 5 por informes no acordes a sus exigencias, el 4 por el mal funcionamiento del centro, el 3 en relación a la incapacidad laboral y, finalmente, el 12 por otras causas.

Al respecto, el presidente de la OMC abordó la relación entre las agresiones y los recortes sanitarios y recordó que “los que ponen la cara”, ante esta situación generada por los recortes, son “el médico y el enfermero”.

Por otra parte, en el encuentro se informó que, de los 361 casos de violencia registrados de 2015, el 32 por ciento de ellos acabó con lesiones, casi el doble que el año anterior, cuando fue del 18 por ciento. En cuanto a las comunidades autónomas, Madrid y Andalucía registraron el mayor número de agresiones, siendo 77 y 66, respectivamente.

Finalmente, destacaron los participantes que sigue siendo la Atención Primaria el ámbito en que más se presentan estas situaciones, con el 50 por ciento; frente a la Hospitalaria, con el 32 por ciento; seguidos por urgencias hospitalarias, con un 11 por ciento, y de Atención Primaria, con un 8 por ciento. En lo que respecta a los agresores, el 39 por ciento son pacientes programados, el 31 familiares y el 27 pacientes no programados.

 

 

 

Deja un comentario