Política y Sociedad

Los médicos catalanes piden que se refinancie la sanidad como se hace con bancos y empresas privadas

Médicos de las Juntas Hospitalarias y representantes del sindicato Metges de Cataluña de los ocho grandes hospitales de Cataluña (Bellvitge, Viladecans, Josep Trueta, Vall Hebron, Germans Trias i Pujol, Arnau de Vilanova, Joan XXIII y Verge de la Cinta) han comparecido este martes en rueda de prensa en Barcelona para denunciar los perjuicios asistenciales derivados de los últimos recortes presupuestarios, cuya primera realidad, a su juicio, es el incremento de las listas de espera, y, además, con “cifras maquilladas” oficialmente.

Manifiesto conjunto

“Hace muchos meses que los médicos venimos advirtiendo que no se podría mantener una asistencia de calidad en los hospitales del ICS con los duros recortes impuestos. La necesidad de no desviarse del presupuesto asignado para 2001 (un 10% inferior al de 2010) significa que tendremos que gastar 300 millones de euros menos, sin disminuir prestaciones”, expresan los médicos en un manifiesto conjunto hecho público en el encuentro.

Cierres de camas y quirófanos

El resultado, para los facultativos, es una situación “insostenible” provocada por el cierre del 30% de las camas de hospitalización y el 40% de los quirófanos. Esto explica, en su opinión, el incremento de las listas de espera en los primeros seis meses de 2011 en un 23%, según las cifras reconocidas el lunes por el propio consejero de Sanidad, Boi Ruiz. Los médicos creen que es más alta, pero admiten que, al no conocer el modo en el que se cuantifica, no pueden contrastarla. Además, aseguran que el problema no está en las patologías urgentes, sino en aquéllas que no comprometen la vida pero disminuyen su calidad.

Al mismo tiempo, los facultativos aseguraron en la rueda de prensa que se había reducido el número de médicos de guardia, con el objetivo de disminuir los costes de personal, lo que había provocado una sobrecarga de trabajo a los especialistas y había “repercutido negativamente en la tutela que ejercen en la formación de los residentes”.

Dotación urgente de 77 millones de euros

“Los médicos de los hospitales del ICS no estamos dispuestos a ser cómplices de un conjunto de medidas improvisadas y mal planificadas, dirigidas a obtener un ahorro inmediato, sin tener en cuenta las graves consecuencias en la asistencia y en la formación a medio y largo plazo”, recoge el manifiesto. Por todo ello, reclaman al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que de manera urgente dote al ICS de los 77 millones de euros (el 0,2% del presupuesto de la Generalitat) “que necesitamos desesperadamente” para poder trabajar a pleno rendimiento y con la calidad asistencial que los usuarios se merecen.

Entienden, que la sanidad publica tiene que recibir el mismo trato que bancos o empresas privadas que han estado financiadas con dinero público en momentos de dificultades económicas. Lo que piden al presidente Mas es que priorice de forma adecuada los recursos disponibles para garantizar la sostenibilidad del Estado de Bienestar.

L.A.

Deja un comentario