Hospitales Con una inversión de 1,5 millones de euros

Los hospitales de Móstoles y Rey Juan Carlos actualizan sus instalaciones y cartera de servicios

— Móstoles (Madrid) 11 Ene, 2018 - 3:34 pm

El consejero de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado las obras de reforma y mejora del Hospital Universitario de Móstoles y la actualización de la cartera de servicios del Hospital Rey Juan Carlos de esta localidad, que incorporó el programa del ‘Paciente Frágil’ del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) dirigido a los pacientes mayores, unos avances realizados con la inversión de 1,5 millones de euros.

_DSX1989(2)El Hospital Universitario de Móstoles está inmerso en un proceso de renovación de sus instalaciones que incluye las áreas de Cirugía Mayor Ambulatoria, endoscopias, Obstetricia y Ginecología, bloque quirúrgico y una planta de hospitalización. La reforma es global y comprende el cambio de sistemas de climatización, ventilación, eléctrico y de comunicaciones.

Respecto al programa del ‘Paciente Frágil’, la Consejería de Sanidad del Ejecutivo regional apunta que está enfocado a conseguir que los pacientes mayores ingresados tengan el menor deterioro funcional posible durante su estancia hospitalaria.

Optimizar la función física

En este punto concreto, según los datos consultados por esta Administración sanitaria autonómica en estudios recientes, los adultos mayores hospitalizados pasan sólo el 3 por ciento de su tiempo de pie o caminando, a pesar de que menos del 5 por ciento de ellos tienen órdenes médicas de reposo en cama. La inmovilidad conduce a la pérdida de masa muscular, pérdida de capacidad funcional y debilidad general.

Por ese motivo, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, perteneciente al grupo sanitario Quirónsalud, puso en marcha el citado programa con el objetivo de optimizar la función física de los pacientes, aumentando la cantidad de tiempo que pasan fuera de la cama caminando durante su hospitalización e iniciando medidas encaminadas a fomentar la continencia.

Deja un comentario