Tecnología e Investigación El primero en la Comunidad Valenciana

El Clínico y La Fe coordinan un trasplante pancreático-renal de un donante en asistolia en Valencia

— Valencia 4 Ene, 2018 - 1:55 pm

Los hospitales Clínico Universitario, y Universitario y Politécnico La Fe de Valencia han realizado el primer trasplante pancreático-renal de la Comunidad Valenciana con la técnica de donación en asistolia controlada, es decir, procedente de un donante a corazón parado.

El explante se realizó en el Hospital Clínico Universitario y, posteriormente, se implantó dicho órgano en el Hospital Universitario y Politécnico La Fe. Una de las líneas estratégicas del Programa de Trasplantes de esta comunidad autónoma es aumentar las donaciones con esta modalidad, que tiene unas características y necesidades diferenciales.

Para ello, se utilizó el dispositivo ECMO, que facilita la oxigenación de la sangre por membrana extracorpórea, cuyo objetivo es restaurar el flujo sanguíneo con sangre oxigenada y a la temperatura adecuada.

Según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), este es el segundo trasplante pancreático-renal procedente de donante en asistolia que se lleva a cabo desde el 1 de enero de 2017 en toda España. El primero se realizó en el Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña. Desde que se puso en marcha este programa por parte de la ONT, se han efectuado un total de cinco intervenciones de este tipo.

Trabajo coordinado

El médico especialista de Anestesiología y Reanimación del Hospital Clínico Universitario, el doctor Rafael Badenes, señala que “se trata de una buena noticia”, ya que “muestra la alta formación y coordinación de los profesionales de los hospitales valencianos, lo que está permitiendo realizar cada vez más trasplantes por medio de asistolia”.

Por su parte, el coordinador de Trasplantes del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, el doctor Juan Galán, apunta que “es un trabajo coordinado donde se necesita la participación de muchos profesionales, tanto en el hospital generador, como en el trasplantador, y el resultado demuestra la magnífica sintonía que regula el programa de trasplantes de la comunidad, donde cada participante cumple su papel a la perfección”.

Deja un comentario