Política y Sociedad

Los geriatras desmontan las excusas para no vacunarse frente a la gripe

Los doctores Primitivo Ramos y Pedro Gil

Los doctores Primitivo Ramos y Pedro Gil

“Este año sin excusas, ¡vacúnate!”, es el lema la campaña que este año hará especial hincapié en los profesionales sanitarios, un colectivo que se vacuna muy poco (en 2010 sólo el 30 por ciento), siendo paradójicamente, el que más puede contagiar a las personas débiles como son los mayores, niños y embarazadas. La presentación de dicha campaña corrió a cargo del presidente de la SEGG y jefe de Sección de Geriatría del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, doctor Pedro Gil, y del especialista en Geriatría, coordinador médico-asistencial del Servicio Regional de Bienestar Social de la Comunidad de Madrid y miembro del Grupo de Vacunas de la SEGG, doctor Primitivo Ramos.

Siete excusas

Para la SEEG, siete son las excusas que esgrimen los profesionales sanitarios para evitar la vacuna: “la gripe es una infección banal”; “no suelo coger la gripe y si me pasa, no acudo al trabajo”; “yo no soy personal facultativo ni de enfermería: no tengo riesgo de contagiar a nadie de la gripe”; “los profesionales sanitarios deberían vacunarse, pero yo no lo hago por falta de tiempo”; “no creo que la vacuna antigripal sea muy eficaz”; “no se conocen los beneficios de la vacunación de los profesionales sanitarios sobre la salud de los pacientes”; y “la vacuna tiene muchos efectos secundarios e incluso te puede transmitir la gripe”.

El doctor Ramos “tiró por tierra” todas estas excusas, de igual modo que lo hacen los más de 250.000 folletos que se distribuirán entre mayores de 60 años, profesionales sanitarios, personal de centros y residencias geriátricas, así como cuidadores directos o indirectos de los mayores. Así, este experto explicó que “la vacuna antigripal tiene una protección contra la gripe en personas adultas de entre el 70/90 por ciento. En los mayores de 60 años, -continuó- esta protección es algo menor debido a las características de su sistema inmune, pero aún así no es nada despreciable”. El doctor indicó que “la gripe supone unas tasas de mortalidad de cerca de 3000 personas al año, tanto por la enfermedad, como por complicaciones añadidas a la misma, que podrían haberse evitado con la vacuna. En esta línea, -añadió- la vacuna evita el 50 por ciento de la mortalidad; el 28 por ciento de las complicaciones respiratorias asociadas a la gripe y en torno al 40 por ciento de la pérdida de días laborables”.

Prevención, clave

El año pasado 1.628 españoles estuvieron hospitalizados a causa de la gripe y 190 fallecieron. Las vacunas frente a la gripe podrían haber evitar gran parte de estos casos. “Ahora que estamos inmersos en una crisis económica debemos, más que nunca, invertir en prevención para evitar hospitalizaciones y mayores costes sanitarios”, subrayó el presidente de la SEGG. Esta campaña contará con el apoyo de más de 1.500 centros de día, 3.000 hogares de jubilados, 1.500 centros de salud, más de 5.000 consultorios y varios Servicios de Geriatría, residencias y Concejalías de Salud.

Sara de Federico

Deja un comentario