Política y Sociedad

Los dentistas califican de “una relación basada en la confianza” la que mantienen con los protésicos

Alfonso Villa Vigil
Alfonso Villa Vigil

La relación profesional existente entre dentistas y protésicos dentales fue ampliamente analizada en la última Asamblea General Extraordinaria del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, cuyo desarrollo tuvo lugar en Madrid, en la sede de la mutua de seguros A.M.A. También se abordó la creación de especialidades oficiales y de títulos propios de la Organización Colegial.

En el transcurso de la Asamblea, el presidente del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, Alfonso Villa Vigil, volvió a incidir en que los protésicos están reconocidos como “profesionales sanitarios” en el artículo 2.3 de la Ley 44/2003 LOPS, de 21 de noviembre, “conforme a lo establecido en el preámbulo de la Ley 10/1986”. Sin embargo, matizó, el hecho de que un profesional sea considerado como “sanitario”, no implica que su trabajo tenga carácter “asistencial” o “clínico”. Según explicó, los profesionales clínicos o asistenciales son los que gozan de capacidad y autorización legal para trabajar directamente sobre los pacientes, como los dentistas y los higienistas, pero no todos los profesionales sanitarios lo son. Así, los protésicos dentales, aunque profesionales sanitarios, son técnicos que trabajan en laboratorios de fabricación distintos y ajenos a las clínicas, y no están habilitados, ni autorizados, ni cualificados oficialmente para atender a pacientes. Cualquier intervención de un protésico, en este sentido, se consideraría intrusismo profesional. Villa Vigil recordó que algunas sentencias no han interpretado correctamente estas cuestiones, ya que de ninguna norma legal se desprende que el protésico tenga competencias asistenciales.

No se elige protésico

En cuanto a si el paciente puede elegir protésico, el presidente del Consejo reiteró que el paciente sí tiene derecho a conocer al protésico con el que trabaja el dentista, pero que ninguna norma legal le respalda para imponer al dentista un protésico determinado en el que no confíe, al igual que haría ante cualquier imposición de higienista, medicamento, instrumentista, etc.

Por otro lado, prosiguió el presidente, no hay que olvidar que el dentista es el único profesional que puede colocar y adaptar la prótesis en el paciente, por lo que es el máximo responsable de los tratamientos rehabilitadores protésicos. De ahí que la relación entre el dentista y el protésico deba estar basada en la confianza del primero hacia el segundo. Pero insistió en que ello no quiere decir que el usuario pueda contratar la prótesis al protésico, ni que la colocación ni la adaptación puedan ser realizadas por los protésicos. “El Tribunal Supremo jamás ha dicho tal cosa”, concluyó.

Especialidades en Odontología

En otro orden de cosas, durante la Asamblea se presentaron las enmiendas de la Conferencia de Decanos a la propuesta aprobada tiempo atrás por el Consejo General para desarrollar un futuro posible “Anteproyecto de Real Decreto de Especialidades Oficiales”.

Las enmiendas consisten en posibilitar la especialización en centros universitarios, así como la especialización mediante el modelo de residencia en centros acreditados. Si bien, los centros universitarios tendrían que ser previamente acreditados por Comisiones Nacionales de las especialidades correspondientes y por el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, no cabe la acreditación por la Universidad de instalaciones externas, al amparo de su autonomía, ni otros criterios o mecanismos de acceso que la prueba única estatal y la baremación curricular dispuesta para todas las especialidades en ciencias de la salud.

Además, la especialización por vía universitaria, aunque no será remunerada (como la vía residencia), no podrá tener un coste superior al de los estudios oficiales realizados mediante el modelo de residencia en centros acreditados. Asimismo, facilitaría el acceso directo al doctorado.

Títulos propios

Esta propuesta se someterá a aprobación en la Asamblea General de diciembre de este año. No obstante, se acordó también que el Consejo General de Dentistas y la Universidad emprendan negociaciones conjuntas con el gobierno y los partidos políticos, con vistas a conseguir que en la próxima legislatura las especialidades odontológicas se implanten definitivamente en España.

Se aprobó, asimismo, la creación del título propio de “Dentista Especialista del Consejo General de Dentistas” que se podrá obtener en centros previamente acreditados, y, por otro lado, se aprobó igualmente la creación del título de “Dentista Especialista del Consejo General” como título propio no oficial, que permitirá el ensayo del modelo de especialización oficial que se preconiza.

Deja un comentario