Publicaciones

LIBRO: SANIDAD Y DEPENDENCIA; MATRIMONIO O DIVORCIO

La presentación del libro ‘Sanidad y dependencia: matrimonio o divorcio’ puso de manifiesto el interés por la coordinación entre ambos sectores, al tiempo que, de manera expresa, los consejeros Pilar Farjas, de Galicia, en donde dependencia lo lleva otra consejería, y Fernando Lamata, que aúna en Castilla-La Mancha sanidad y dependencia, defendieron la independencia de cada parcela para evitar que lo consolidado, la sanidad, pudiera verse afectado por lo que está por consolidar, la dependencia.

Pilar Farjas, Juan Ignacio Trillo y Fernando Lamata

Pilar Farjas, Juan Ignacio Trillo y Fernando Lamata

El libro, el cuarto de los promovidos por el Círculo de la Sanidad, que preside Juan Ignacio Trillo, responde al interés de esta institución por dar respuestas a problemas muy concretos relacinados con la sanidad. De ahi que optara por proponer su elaboración a un equipo dirigido por Sergi Jiménez-Martí, y contar para su critica a los consejeros Pilar Farjas y Fernando Lamata.

Para los autores de la obra, y según insistieron en su presentación, el principal problema a solventar radicó en que, mientras para sanidad, se cuenta con multitud de datos, sobre la dependencia son más escasos y menos fiables.

Pese a ello, los autores de la obra, en sus conclusiones, abogan por un pacto por la salud, de carácter más general que el pacto por la sanidad actualmente propuesto, que englobe la prevención de la enfermedad y la discapacidad, así como la atención a la enfermedad crónica y a la depencia, con la creación incluso de un Consejo Interterritorial de la Salud. Además, Juan Oliva, uno de los autores de la obra, insistió sobre la necesidad de la evaluación, no sólo como herramienta sino como cultura.

Tender puentes

En su intervención, Pilar Farjas, la consejera de Sanidad de Galicia, después de haber justificado la decisión de separar dependencia de sanidad pues, además de no resultar comprensible que una sola consejería acaparase el 54 por ciento del presupuesto de la Comunidad, se estimó que podría ser un grave riesgo para la sanidad unificar las dos prestaciones. De todos modos, defendió la necesidad de establecer puentes de conexión entre una y otra, para lo que se refirió a la tarjeta sanitaria como un buen instrumento.

Por su parte, Fernando Lamata también apuntó la integración de algunos aspectos entre uno y otro sector, como la información. De todos modos, se refirió que la relación entre ambos debería ser como un matrimonio civil y con separación de vienes. Y es que, según apunto, existe el temor en servicios sociales que sanidad absorba sus recursos.

Con todo, y pese a los problemas de financiación, Lamata destacó que su comunidad trabaja arduamente, en la conocida como ‘Estrategia 20/20′ de Salud y Bienestar Social’.

C.Niort

Deja un comentario