Publicaciones

Preguntas y respuestas más frecuentes en Esófago de Barrett

De la mano de la Fundación AstraZeneca, esta guía pretende ayudar al paciente a comprender mejor en qué consiste el Esófago de Barrett y dar respuesta a todas aquellas preguntas que quedan en la consulta médica sin hacer.

 

Esta publicación es la primera guía para pacientes con Esófago de Barret que se ha hecho en España, y cuenta con el apoyo de la Fundación Española de Aparato Digestivo (FEAD) y de la Asociación de enfermos y familiares de Esófago de Barrett (EB), (ASENBAR), cuyo presidente, Juan Carlos Hernández Corredera, mostró su agradecimiento durante su presentación, “gracias a este libro, los pacientes que hemos sido diagnosticados de Esófago de Barret, podemos resolver las principales dudas sobre nuestra enfermedad. Si el libro viene directamente de manos de un médico nos transmite mucha tranquilidad”, apuntó.

Según los autores de esta publicación, José Miguel Esteban y Adolfo Parra, “el Esófago de Barrett (EB) no es una enfermedad sino una alteración en la que las células que recubren internamente el esófago (células escamosas) se ven reemplazadas por otras células denominadas columnares especializadas. Estas nuevas células no son malignas, de hecho, su aspecto es normal, lo que no lo es, sin embargo, es su localización, ya que no deberían encontrarse en el esófago sino en el estómago o en el intestino delgado”.

Causas

Según la guía, la causa más común es la exposición prolongada del esófago al ácido. Por eso, en pacientes que presentan la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), la subida excesiva y mantenida del contenido ácido del estómago al esófago puede provocar EB. Aunque sólo el 10% de los pacientes que padecen ERGE desarrollan con el tiempo EB. Este es uno de los aspectos que desarrollan en el libro, donde explican que “el EB es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de adenocarcinoma esofágico, un tipo de cáncer que está aumentando mucho su frecuencia en las últimas décadas”. Sin embargo, los especialistas destacan que “el riesgo de que una persona con EB desarrolle este tipo de tumor es muy bajo y se estima, cada año, 1 de cada 200 personas con EB desarrolla un adenocarcinoma”.

La guía también ofrece una serie de consejos a pacientes diagnosticados de EB con el objetivo de detener el daño que el ácido produce en el esófago. Así se recomienda que se eviten las comidas picantes, fritos, alimentos muy grasos, café, té o alcohol. Y hábitos como dormir inmediatamente después de una comida o fumar.

Título: Preguntas y respuestas más frecuentes en Esófago de Barrett
Autores: José Miguel Esteban y Adolfo Parra
Editorial: Edimsa

Deja un comentario