Publicaciones

Cuidando al directivo. Cuatro estaciones de gozo y un epílogo de dolor

image__cuidandoaldirectivo_portada_55566

La CAMFiC (Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària) ha presentado, con la colaboración de Novartis, este libro escrito por el Dr. Jose Luis Bimbela, miembro de la Escuela Andaluza de Salud Pública, que ofrece un conjunto de herramientas para ayudar a los directivos a evitar el desgaste, sufrimiento y soledad que, por lo general, acompañan el rol del dirigente.

Cuidando al directivo. Cuatro estaciones de gozo y un epílogo de dolorEl objetivo de esta publicación consiste en aportar las claves que contribuyan a mejorar las habilidades emocionales y de relaciones interpersonales de la Dirección con su equipo, facilitando de este modo la labor de dirigir y mejorando, en general, la gestión de equipos. En palabras del Dr. Bimbela, “los directivos responden a los conflictos con los equipos como si se enfrentasen a un tigre y su vida estuviera en peligro. Sufren en exceso. Dramatizan en exceso. Culpan (y se culpan) en exceso. Y todo esto les lleva a un desgaste tanto psíquico como físico”. En este sentido, el Dr. Bimbela añade: “el cambio empieza por uno mismo. Si quieres motivar a tu equipo, empieza por motivarte a ti mismo”.

 

Estructura de la obra

El libro ‘Cuidando al directivo’ se estructura en cuatro partes, que coinciden con las cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno, y una quinta parte en forma de epílogo.

El primer capítulo -primavera-, redactado en formato pregunta-respuesta, está dedicado a las habilidades emocionales interpersonales necesarias para gestionar las propias emociones. Además, en el mismo el Dr. Bimbela destaca que “para que un directivo pueda promover comportamientos eficaces y beneficiosos en su equipo, éste debe conocer los factores que influyen en dichos comportamientos”.

En una segunda estación, verano, se presenta un instrumento de diagnóstico sobre el comportamiento para poder identificar los distintos factores que motivan, facilitan y refuerzan cada una de las conductas de los profesionales a los que dirige, con la ventaja de poder utilizarlos con otros interlocutores externos.

En el siguiente capítulo, otoño, se describen aquellos factores que influyen sobre el directivo para modificar sus conductas, promoverlas o consolidarlas. Uno de los aspectos que destaca especialmente el autor en este punto es que los comportamientos, al igual que las emociones, también se contagian.

En la última de las etapas, invierno, se abordan las habilidades que ayudarán a estimular cambios en lo que sienten y hacen las personas con las que uno se relaciona, tanto a nivel personal como profesional.

Finalmente, en el epílogo, titulado “Epílogo de dolor”, el autor hace una valoración general sobre la ética y los valores que los directivos deberían de seguir para poder realizar una gestión responsable.

Título: Cuidando al directivo. Cuatro estaciones de gozo y un epílogo de dolor

Autor: Jose Luis Bimbela Pedrola

Edita: Escuela Andaluza de Salud Pública

 

 

Deja un comentario