Política y Sociedad

Las epidemias están íntimamente relacionadas con el desarrollo humano

De acuerdo con la exposición del profesor Gracia, que se centró en las epidemias en España, aunque los microorganismos que producen las patologías “están en la naturaleza desde siempre, necesitan de unas determinadas condiciones para generarlas”. Por su parte, el profesor Esteban Rodríguez Ocaña, catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada, expuso que en los siglos XVIII y XIX “aparece la preocupación por la salud de la población, razón por la cual cambian el concepto de epidemia y los medios para prevenirla”. Entre otras cosas, cambia la legislación sanitaria y empiezan a aparecer las vacunas y los sueros. “Cuando desaparece el régimen absolutista, el control de esta normativa tan específica pasa de manos militares a civiles, la Administración sanitaria se profesionaliza y desaparece la tipificación de delito en este ámbito”.

Los medios de transporte y la expansión de las epidemias

Por su parte el doctor Rafael Nájera, profesor emérito de la Escuela Nacional de Sanidad, que trató sobre la historia de la gripe, comentó que se habían consignado 31 pandemias en los últimos cuatro siglos, destacándose especialmente las de 1788-1789, 1889-1890, 1918-1919 y 2009. Y señaló que la influencia de los medios de transporte en su expansión empezó a documentarse en la segunda de ellas, y cobró especial relevancia tras la aparición de los aviones comerciales. Asimismo, añadió, “los grandes avances en torno al abordaje de la gripe aparecen ligados a intereses económicos más que sanitarios”, debido a las consecuencias negativas que tuvo para industrias tan importantes como la tabacalera o la porcina. Así, hasta 1933 no se descubrió el virus de la gripe. En relación con la evolución del virus de la gripe, hay tres epidemias a tener en cuenta: la “gripe española” de 1918, la asiática de 1956, la de Hong-Kong de 1968.

El profesor Vicente Pérez Moreda, catedrático de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad Complutense de Madrid, expuso su visión de las implicaciones demográficas y económicas de las epidemias. “Podemos admitir que la peste causó cerca de un millón de defunciones en España durante el siglo XVII, pero esto supuso menos de un 5% de la mortalidad total de nuestro país en ese periodo de tiempo”.

Conclusiones positivas

También se pueden extraer conclusiones positivas de las grandes mortandades del pasado. Así, “a raíz de las epidemias del siglo XIV, se adoptaron nuevas medidas de urgencia para reducir el caos urbano y contrarrestar el contagio”, como la prohibición de la movilidad de personas y mercancías. “Algunas de ellas llegaron a ser permanentes, y se controlaron por medio de los consejos de sanidad, observatorios epidemiológicos municipales que tuvieron un importante desarrollo”, explica. Otras epidemias posteriores estimularon la redacción de las primeras leyes de sanidad. “La lucha contra la epidemia debería hacernos recordar que muchos dieron la vida por el desarrollo de medidas preventivas”, añade. premium domains adobe creative cloud .

El profesor Antonio Carreras, catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad de Salamanca, señaló que “el declive de la peste se debió fundamentalmente a la mejora en las condiciones de vida y en los servicios de salud”. A pesar de ello, “sigue siendo una enfermedad de declaración obligatoria porque el riesgo de epidemia siempre está ahí”. domain name data En la actualidad se registran entre 1.500 y 3.000 casos al año en todo el mundo, con una mortalidad cercana al 15% (de 200 a 300 fallecimientos). link check red cloud “Dicha cifra era del 60% antes de la aparición de los antibióticos, y del cien por cien en los casos de peste neumónica (el bacilo se contagia por las vías respiratorias)”, apunta. La peste bubónica y la gangrenosa son las otras dos formas de la enfermedad.

domain dns

Deja un comentario