Política y Sociedad Conferencia de Presidentes

Las CCAA denuncian el “fallido” modelo de financiación regional en referencia al gasto en Sanidad

— Madrid 17 Ene, 2017 - 6:13 pm

La celebración de una nueva edición de la ‘Conferencia de Presidentes’, la primera desde el año 2012, ha sido aprovechada por algunos titulares de gobiernos regionales, como el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para denunciar el “fallido” modelo de financiación regional en referencia al gasto en Sanidad, entre otras materias.

Pío García-Escudero y Juan Vicente Herrera

Pío García-Escudero y Juan Vicente Herrera

Este encuentro desarrollado en el Senado no contó con la presencia de los presidentes del Gobierno Vasco, Íñigo Urkullu, y de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, pero sí con la del resto de máximos representantes de los Ejecutivos regionales y de las ciudades autónomas de Ceuta y Meilla, así como con la del Rey de España, Felipe VI; del presidente de la Administración central, Mariano Rajoy; y de su homólogo en la Cámara Alta, Pío García-Escudero.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y la ministra de Presidencia y vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también acudieron a esta cita, en la que Juan Vicente Herrera insistió en que “hay un tema central y prioritario: la reforma del sistema de financiación autonómica”. Ésta “debe iniciarse de inmediato, ante las constatadas insuficiencias del actual y fallido modelo, que ni siquiera cubre el gasto en Sanidad, Educación y Servicios Sociales”, insistió.

“La Sanidad es, en estos momentos, la mayor perjudicada por las deficiencias del modelo”, continuó el presidente del Ejecutivo de Castilla y León, que añadió que “es la mayor partida de gasto de las comunidades y la que acumula más tensiones debido al carácter inelástico de su demanda y a la influencia decisiva de factores como el envejecimiento”. “Por ello, merece un capítulo aparte en la reforma del sistema, tanto en relación con los ingresos como con los gastos”, explicó.

La Comunidad Valenciana relama uno nuevo “en septiembre”

En la misma línea, el máximo exponente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, reclamó “que el nuevo modelo de financiación autonómica esté listo en septiembre y tenga efectos retroactivos a partir de 2014”, todo con el objetivo de “dotar a las comunidades autónomas de un escenario de equidad ya a partir de los Presupuestos Generales del Estado de 2018”.

Pío García-Escudero y Ximo Puig

Pío García-Escudero y Ximo Puig

El presidente de la Administración valenciana, que expuso la necesidad de otros aspectos, como “un Pacto de Estado en materia de violencia de género” y “un acuerdo para la acogida de refugiados”, sostuvo que es exigible “un modelo donde todas las autonomías vean compensadas su deuda acumulada por el mal funcionamiento de los anteriores modelos”.

“El actual sistema de financiación ha generado no sólo un problema valenciano, sino también un problema autonómico, porque son todas las comunidades autónomas las que necesitan un nuevo modelo que permita evitar la erosión del estado del bienestar”, prosiguió Ximo Puig, que lamenta “la insuficiente financiación” experimentada, “al menos de los servicios públicos fundamentales”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se hizo eco de esta reunión entre el Gobierno y las regiones, en la que asegura que se planteó “eliminar la tasa de reposición en la futura Oferta Pública de Empleo (OPE) para reforzar las plantillas, más allá de las jubilaciones”, algo que manifiesta respaldar.

Sanidad contempla una OPE en la que se oferten todas las plazas vacantes

“El Ministerio de Sanidad nos ha trasladado ya que contempla una OPE en la que se oferten todas las plazas vacantes sin reserva de ningún tipo, para solucionar el abuso de la interinidad planteado desde los tribunales europeos y españoles”, declara este sindicato, que afirma también que la cartera sanitaria del Ejecutivo “valora realizar una OPE extraordinaria para consolidar empleo”.

En este contexto, CSIF señala que la Administración sanitaria estudia “establecer un límite de dos años al ‘interinaje’, realizar una guía para adecuar las plantillas, convocar concursos de traslados, así como la obligación de crear plaza cuando se detecte una necesidad estructural”. Esta organización sindical espera “que el Gobierno no defraude las expectativas creadas”.