Política y Sociedad

LAS CAJETILLAS DE TABACO LLEVARÁN FOTOGRAFÍAS DE LOS RIESGOS RELACIONADOS CON FUMAR

Se trata de imágenes con texto, escogidas del catálogo elaborado por la Unión Europea en 2005, que informan visualmente de que el consumo de tabaco provoca, por ejemplo, cáncer mortal de pulmón, envejecimiento prematuro, cardiopatías y enfermedades cerebrovasculares. También informan de que dejar de fumar reduce un 50% el riesgo de enfermedades coronarias e introducen, además, mensajes de protección de los niños frente al humo del tabaco y de ayuda para dejar de fumar.

Estas imágenes se alternarán a fin de conseguir la aparición regular de todas las advertencias en una cantidad igual de unidades de envasado. En cualquier caso, estas imágenes no sustituirán a las advertencias generales que seguirán figurando en el etiquetado, como Fumar mata y Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor.

Adecuarse a los cambios introducidos

Este Real Decreto, propuesto por la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, modifica el Real Decreto 1079/2002, de 18 de octubre, por el que se regulan los contenidos máximos de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono de los cigarrillos, el etiquetado de los productos del tabaco y las medidas relativas a ingredientes y denominaciones de este tipo de productos.

El real decreto incluye una prórroga de doce meses, en el caso de las cajetillas de cigarrillos, o de veinticuatro meses posteriores a su entrada en vigor para la comercialización de otros productos que, sin adecuarse a los cambios introducidos por este real decreto, se ajustan a lo que disponía hasta ahora la normativa vigente. Esta prórroga se establece en previsión del coste que pueda suponer para la industria tabaquera la modificación del etiquetado.

Experiencia en otros países

La experiencia previa en los países que han introducido en los envases de tabaco este tipo de advertencias ha demostrado una mayor eficacia para informar sobre sus riesgos y favorecer la reducción de su consumo o su abandono definitivo. Esta mayor eficacia se debe a que las advertencias en este formato llegan más fácilmente a las personas, incluso a las de bajo nivel de alfabetización, llaman más la atención y comunican mejor los riesgos sanitarios del consumo del tabaco.

El texto aprobado recoge la línea de actuación marcada por la Unión Europea. En este sentido, la normativa comunitaria prevé la posibilidad de que los Estados Miembros exijan la inclusión de advertencias sanitarias en forma de fotografías en color u otras ilustraciones en los envases de los productos del tabaco y que se haga conforme a sus directrices.

Deja un comentario