Derecho Sanitario Por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco

La Sanidad vasca, condenada por uso abusivo en la contratación temporal

— Madrid 16 Dic, 2016 - 7:32 pm

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha confirmado, mediante sentencia, la condena a Osakidetza por «abuso» en la contratación temporal, lo que se produjo en el contexto de los recientes fallos sobre eventuales del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

image__Osakidetza_200_32804Según expone la mencionada instancia judicial de ámbito autonómico, las referidas sentencias comunitarias obligan «a poner límites a esta práctica» de contratación de profesionales temporales. En este contexto, estima el recurso de apelación interpuesto por una trabajadora eventual «contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Bilbao».

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, por tanto, anula el cese de la empleada, al tiempo que condena al Servicio Vasco de Salud a considerar «a todos los efectos» como indefinida no fija «la relación de servicios que les vincula desde el 2 de febrero de 2010». Así, en su providencia, establece que se «anule la extinción» y se considere «prolongada» la relación laboral «en el tiempo hasta la cobertura reglamentaria de la plaza».

«La apelante continuará vinculada» a Osakidetza «como personal indefinido no fijo, hasta que la plaza se cubra reglamentariamente o se amortice o se analice por la demandada la procedencia o no de convertir la plaza temporal en estructural y decidida su amortización definitiva o creación y cobertura reglamentaria», continúa este Tribunal.

Por último, la citada sentencia recoge que «en el supuesto de ser necesario su cese y éste sea justificado, la empleada percibiría la indemnización establecida por el TJUE de mantenerse las circunstancias legales actuales». Esta profesional fue nombrada «sin atender a los límites objetivos que configuran el nombramiento de naturaleza temporal», concluye.

Deja un comentario