Apunte del día salida intempestiva ante los colapsos hospitalarios

Sobre la responsabilidad de los pacientes en el uso de los servicios sanitarios

Ante la avalancha de pacientes/usuarios que están colapsando las urgencias de muchos hospitales públicos, a algunos gestores sanitarios no se les ha ocurrido otra cosa que hacer un llamamiento para que se haga un uso responsable de tales servicios. Y, como siempre, es una llamada a los ciudadanos, pero no a la responsabilidad de los gestores.

Sin duda, se trata de un planteamiento loable, pero totalmente rechazable pues, hasta el momento, a los pacientes no se les ha dado otra opción que oír, ver y callar. Y si no, que se le pregunte al gerente del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, que ha prohibido que se trate allí a quienes tengan asignado otro centro hospitalario. A esto, desde el gobierno regional, se suele llamar libertad de elección.

En esta llamada a los pacientes no se oculta otra cosa que la acusación de que ellos son los responsables de los colapsos hospitalarios, como hace dos días se acusó a los automovilistas de haber provocado el caos en algunas carreteras porque querían llegar a sus casas. Y es que los colapsos hospitalarios tienen nombres y apellidos, que no son otros que los gestores de la sanidad pública que han ido recortando las plantillas de personal, hasta 50.000 desde que se inició la crisis, con la intención no de ahorrar, sino de desanimar a los pacientes a que acudan a los centros asistenciales porque pueden pasarse muchas horas esperando a ser atendidos.

Y, frente a quienes no se desaniman, no faltan gerentes que, para quitarse problemas, no dudan en desanimar a los pacientes diciéndoles que la gripe no tiene tratamiento específico, por lo que recomiendan reposo en casa. Es una forma más de quitarse el enfermo de encima. Aunque esto ya lo hicieron antes, cuando trataron de convencerles de que la solución era la vacuna antigripal estacional. Vamos, que el paciente se le da por todos los lados. Y todo porque se quiere gerenciar la sanidad desde puestos inadecuados y por personas que no piensan en los pacientes. Por eso, a estos se les recomienda que resuelvan solos sus problemas.

 

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    ¿QUIÉN COLAPSA (REALMENTE) LAS URGENCIAS?
    Cada año por estas fechas los medios de comunicación recogen las quejas sobre la saturación de los servicios de urgencias hospitalarias en España. Algunos listillos aprovechan para pedir más dotaciones de médicos.
    Resulta que nuestro país, a juzgar por las estadísticas de organismos internacionales, está dotada de galenos de una forma aceptable. Al menos, en una posición privilegiada, con respecto a ratios internacionales. No pasa igual con otros colectivos sanitarios, como las enfermeras, cuya dotación es similar a la que se da en los países más pobres y subdesarrollados.
    Si tenemos en cuenta que la gestión sanitaria en España, por lo que yo denominaría, su carácter “galeno-bolivariano”, es llevada, realmente, en exclusiva por los médicos, aquí hay algo que no cuadra. ¿Acaso nuestros galenos trabajan menos que los de otros países?. ¿Su ya generosa formación académica, nada menos que de seis años, hace que no estén al nivel de conocimientos deseado?. ¿Tal vez sus sueldos, los reales, con guardas y otras injustas prebendas, no son suficientes?…
    Bajo mi modesto punto de vista los problemas de estos colapsos sanitarios obedecen a las ocurrencias y manejos de quienes están al frente de nuestra sanidad. Repito, exclusivamente médicos. Y ello es el resultado de la absurda medicalización de todos los niveles y ámbitos asistenciales, tan ajena a los intereses del paciente y la sociedad.
    Luego si hay unos responsables de esta situaciones de sobrecarga de urgencias, habrá que pedir las responsabilidad a quienes se les permite gestionar a su entero antojo y con total impunidad.

Deja un comentario