Política y Sociedad Revelaciones de Encarnación Cruz ante AESEG

Sanidad podría repartir fondos entre las comunidades autónomas que más genéricos dispensan

Ante los retrocesos en ventas que experimenta el sector de los genéricos, la directora general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, Encarnación Cruz, ha adelantado que el Ministerio de Sanidad, en coordinación con otros departamentos, prepara una estrategia nacional que refuerce en España estos fármacos imprescindibles para los ahorros del Sistema Nacional de Salud (SNS) y la llegada a los pacientes de innovaciones terapéuticas cada vez más caras; entre cuyas posibles medidas podría estar el reparto de fondos a las comunidades autónomas más avanzadas en el uso de genéricos

El anuncio fue realizado durante un encuentro organizado por la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG) en la sede madrileña del periódico La Razón. Durante el acto, correspondió al director del suplemento ‘A tu Salud‘ conducir las intervenciones y canalizar las preguntas de los asistentes.

Encarnación Cruz

Encarnación Cruz

Ahorros año a año

Encarnación Cruz cifró entre 400 y 500 millones de euros anuales los ahorros que los genéricos hacen posibles en el SNS. Según declaró, sin la intervención de estos medicamentos, imprescindibles para la liberación de recursos, no hubiera sido posible incorporar costosos tratamientos innovadores a áreas terapéuticas tan sensibles como la Oncología y la esclerosis múltiple, entre otras.

A juicio de la representante ministerial, lo anterior demuestra que hay una simbiosis entre la industria del medicamento genérico y la del innovador, que redunda en beneficio del paciente y la sostenibilidad del SNS en España.

Etapas históricas a conocer

Seguidamente, la directora general situó en el 47 por ciento la proporción de envases genéricos que se dispensan en la actualidad, a través de las oficinas de Farmacia. Se trataría, por tanto, de un éxito largamente trabajado por el sector, que apenas lograba una penetración en unidades del mercado farmacéutico del 21,5 por ciento en 2008 y del 34,7 por ciento en 2012; aunque por debajo del 49,15 por ciento, logrado entre los meses de agosto de 2012 y 2015, la etapa, sin duda, más próspera habida hasta la fecha para este tipo de medicamentos.

Sin embargo, no ocultó Cruz a los asistentes que, en la evolución del sector, tuvieron un impacto importante normas como el Real Decreto 4/2010, sobre interoperatividad del SNS; el Real Decreto 9/2011, que enunció el concepto de Prescripción por Principio Activo (PPA); y el famoso 16/2012, que modificó el anterior para hacer efectiva la discriminación positiva, a favor de los genéricos. ESTA Evolución legislativa se truncó en una disposición de la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2016 (LPGE), donde se dio fin a la obligación de prescribir genérico en situaciones de igualdad de precio con la marca.

Ante la variabilidad autonómica

También reparó Cruz en la gran variabilidad que existe entre las comunidades autónomas, en relación con el uso que hacen estas de los medicamentos genéricos. En ese sentido, afirmó que unas regiones ofrecen una penetración en unidades del 33 por ciento, frente a otras, donde alcanzan el 54 por ciento, en sintonía con el contexto europeo. Por esta razón, considera necesario vigilar esa variabilidad en la dispensación de envases, punto fuerte de los genéricos, con la anotación de que en el primer semestre de 2017 su valor llegó a los 1.313 millones de euros, es decir, al 22,5 por ciento del consumo total registrado en farmacias.

Encarnación Cruz

Encarnación Cruz

Entrada en el medio hospitalario

Como aspecto a destacar en la evolución de los genéricos a lo largo de la última década, la representante ministerial señaló su entrada normalizada en el consumo hospitalario, ejemplificado en el caso de la versión genérica de Imatinib, un fármaco para Oncología, que ya ha supuesto extraordinarios ahorros para el sistema sanitario. De esta forma, el uso de genéricos en hospitales pasó en poco tiempo del 20,4 por ciento al 22 por ciento.

Algo no marcha bien

Además de los responsables de AESEG, Cruz fue la primera en advertir de que algo no marcha bien, al comprobar la ralentización de los últimos meses en las prescripciones de genéricos. Este es un asunto que tildó de preocupante para la Administración. Por esa razón, aseguró que desde hace un tiempo el equipo técnico del Ministerio de Sanidad trabaja en una batería de medidas destinadas a hacer atractivas las inversiones industriales en genéricos y biosimilares.

En concreto, la miembro del departamento sanitario del Gobierno habló de seis medidas, dotadas de un enfoque global para este tipo de medicamento, en distintos aspectos de su propia naturaleza. Tal como afirmó, esas medidas irán más allá de consagrar la diferenciación por precio o la discriminación positiva. Según su criterio, se tratará de fijar un marco que favorezca la comercialización de estos fármacos y que permita la viabilidad de sus compañías productoras a medio y largo plazo.

Promesas cercanas

Tal como reconoció Cruz, nadie es más consciente que la cartera sanitaria del Ejecutivo de que la ausencia de genéricos dispara el precio de los medicamento, por lo que es fundamental, según afirmó, conseguir que el mercado de genéricos y biosimilares sea interesante comercialmente, algo que será preciso lograr, según su razonamiento, con un adecuado encaje en el marco europeo.

En línea con todo lo anterior, la responsable del Ministerio de Sanidad también citó la vuelta al proyecto de protocolo de colaboración entre AESEG y la Administración, tema postergado desde 2015 y que, a diferencia del acuerdo Gobierno-Farmaindustria, no se ha retomado.

A su juicio, ese protocolo colaborador del sector del genérico no sólo deberá incluir aspectos económicos, sino también muchos otros, como los relativos a la seguridad, el buen uso de los medicamentos, los cartonajes y la propia apariencia externa de los fármacos. Concluyó también con el adelanto de que la web ministerial informará en un plazo razonable, y de forma actualizable, de todo el consumo de genéricos que se realice dentro del SNS.

Sergio Alonso

Sergio Alonso

Tiempos de aprobación satisfactorios

La directora general de la Administración sanitaria abordó otras cuestiones igualmente de interés, como el plazo medio de aprobación de un nuevo genérico en 80 días, lapso que considera correcto, aunque se podrá mejorar con la incorporación de procedimientos semiautomáticos de aprobación dentro de la Comisión Interministerial de Precios y Financiación de Medicamentos.

En cualquier caso, para Cruz fue una exigencia dejar meridianamente claro que el medicamento genérico no ha perdido protagonismo ante la Administración, como agente de salud y de ahorro para el sistema.

Acallar rumores y premiar a los buenos

Por eso, considera Cruz conveniente utilizar campañas de sensibilización social frente a falsos rumores, como que estos fármacos tienen un 20 por ciento menos de principio activo que las marcas. Para ella, es y será necesario que no se rompa el meritorio equilibrio de la prestación farmacéutica que enorgullece a España como país modélico. De esta forma, el ecosistema en el que conviven fármacos innovadores y genéricos debe ser lo más perfecto posible.

Por eso, Cruz postuló un plan cohesionado de medidas sinérgicas que apoyen tanto al sector de los genéricos como al de los biosimilares, y propuso medidas atrevidas como, por ejemplo, repartir desde el Ministerio de Sanidad fondos con los que premiar a aquellas comunidades autónomas que hagan un uso más proactivo de los genéricos, algo que podría complementarse, entre otras cosas, con una modificación del Real Decreto de precios de referencia, todavía en desarrollo.

Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda

Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda

Volver al precio diferencial

El director general de AESEG, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, afirmó que, desde enero de 2016, el sector atraviesa una situación de estancamiento por ausencia, fundamentalmente, de una diferenciación clara de precio entre los genéricos y las marcas. Según precisó, las últimas cifras de 2017 arrojan crecimientos negativos en genéricos, un hecho realmente inédito y preocupante.

Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda añadió que la patronal del genérico reflexiona severamente sobre las causas de este estancamiento, debido a la pérdida de un protagonismo del genérico, posiblemente, ante los poderes públicos. Según su percepción, se trata de un sector que se ha visto orillado en la agenda política, más atenta, al parecer, al gasto hospitalario y a la evolución de otros fármacos como, por ejemplo, los biosimilares y los huérfanos.

Débil unidad de mercado

El director general de AESEG encontró muy desconcertante que España sea el único país que iguala el precio de las marcas al de los genéricos, por eso, estima como un pesar profundo que hubiera en el pasado una normativa favorable a estos fármacos, pero que ya no exista. A su evolución tampoco ayudan, en sus palabras, algunas peculiaridades territoriales que impiden compartir un mismo concepto de unidad de mercado, favorable a la equidad y la cohesión del SNS. Este es un terreno donde las subastas de medicamentos de Andalucía son el ejemplo más evidente de disfuncionalidad para el sistema, aseveró.

Amalia Avilés

Amalia Avilés

Mayor seguridad jurídica

Con diferentes argumentaciones, Rodríguez de la Cuerda reclamó la añorada diferenciación en precio entre marca y genérico, especialmente en el momento del lanzamiento de nuevos genéricos, una ausencia que estuvo muy presente a lo largo de 2017, dentro de las celebraciones de los 20 años de genéricos en España, con un ahorro reconocido por todos hasta la fecha de 20.000 millones de euros.

Pidió igualmente Rodríguez de la Cuerda un marco de estabilidad, previsión y seguridad jurídica para la actividad industrial del sector, dado que sus primeras dos décadas de vida demostraron sobradamente su contribución sanitaria, económica y social a los españoles y a la perdurabilidad presente y futura del SNS. En el acto también participó la secretaria técnica de AESEG, Amelia Avilés.

Deja un comentario