Tecnología e Investigación Según un estudio del CIBERCV

La quimioquina CCL20, nuevo biomarcador para detectar el aneurisma de aorta abdominal

— Madrid 22 Ene, 2018 - 12:37 pm

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) han mostrado que los niveles de la proteína CCL20 están incrementados en pacientes con aneurisma de aorta abdominal respecto a controles sanos y a enfermos ateroscleróticos no aneurismáticos, por lo que podría ser un nuevo biomarcador para detectar esta enfermedad.

Para la directora de este estudio, la investigadora Mercedes Camacho, “esta es, sin duda, una característica única que no se observa cuando se analizan otras citoquinas que también se encuentran incrementadas en el aneurisma aorta abdominal y, por tanto, la CCL20 es particularmente relevante en estos pacientes”.

Sobre la quimioquina CCL20, esta profesional sanitaria señala que está implicada en el desarrollo de las enfermedades autoinmunes, aunque se desconoce su posible contribución al desarrollo y progresión del aneurisma de aorta abdominal. De esta forma, añade que “el presente trabajo muestra una asociación de la CCL20 y su posible papel como biomarcador de la enfermedad, lo que abre nuevas vías de investigación”.

Por este motivo, Mercedes Camacho destaca que “es esencial encontrar nuevos biomarcadores específicos para la detección temprana de la enfermedad y estratificación del riesgo”, ya que la identificación de nuevos biomarcadores “podría ayudar a descubrir nuevas vías implicadas en la fisiopatología del aneurisma aorta abdominal y, por tanto, descubrir nuevas dianas terapéuticas para la intervención farmacológica de la enfermedad”.

Enfermedad asintomática

Respecto a esta dolencia, prevalente en personas de edad avanzada en países industrializados, el CIBERCV apunta que consiste en una dilatación localizada y permanente de la aorta, generalmente en su porción infrarrenal.

A su vez, dicha institución científica subraya que se trata de una enfermedad que cursa mayoritariamente de forma asintomática, por lo que el diagnóstico se produce en muchos casos de forma casual y, en la actualidad, no existe ningún tratamiento farmacológico capaz de limitar la progresión del aneurisma o evitar su rotura.

Deja un comentario