El mirador El Mirador

La normalización de una anomalía evidente (la corrupción sanitaria)

Juan Gérvas

El asumir anomalías evidentes, como son casos que, con frecuencia, saltan a los medios de comunicación, obliga a lanzar proclamas públicas contra ellas, como está sucediendo en Madrid con la Marea Blanca, un movimiento que el autor llegar a reclamar algo similar para Cataluña.

Lo imposible es frecuente

Las cosas hay que hacerlas imposibles para lograr que sean infrecuentes. Buen ejemplo son los sistemas de seguridad de los aviones. Con los modernos Airbus y Boeing se ha logrado que sea casi imposible que se caiga un avión. No hay forma de que «se volatilice», esa imagen que domina el cerebro de los que tienen miedo a volar. Es casi imposible. Es decir, es muy infrecuente.

De hecho, son pocos los antecedentes de aviones modernos que se hayan caído y desaparecido dejando un halo de misterio inexplicable. Uno de los más conocidos, en 2009, el caso del Airbus de Air France que desapareció inexplicablemente (luego se encontraron restos que demostraba su hundimiento en medio del Atlántico) de forma que no tenía cabal explicación. Al cabo del tiempo, en 2011, se recuperó su «caja negra» y se pudo analizar la situación previa y durante su caída
http://www.lapizarradeyuri.com/2014/03/02/air-france-447-buscando-cajas-negras-a-4-000-metros-de-profundidad-1/
http://www.lapizarradeyuri.com/2014/03/10/air-france-447-buscando-cajas-negras-a-4-000-metros-de-profundidad-y-2/

En realidad se demostró que se había «normalizado una anomalía evidente», el fallo por congelación de unas sondas de velocidad, con la consiguiente desconexión del piloto automático y «la inmediata degradación cognitiva y la desestructuración rápida de la coordinación de los pilotos que se produjo como resultado de la sorpresa, la confusión y los nervios, a su vez consecuencia de un entrenamiento inadecuado». Lo raro no fue el fallo de las sondas de velocidad, pues se sabía que sucedía (la anomalía evidente). Lo incomprensible fue la reacción de los pilotos que no entendieron qué estaba pasando.

¿Por qué? Si había que ahorrar se ahorraba en el entrenamiento de los pilotos en simuladores de vuelo y en vuelos reales. Es un proceso costoso y lleva tiempo. Pero es esencial para responder con serenidad y calma a las situaciones extremas. Cuando se juega con fuego uno acaba quemándose.

Las anomalías evidentes no deberían normalizarse.

La corrupción sanitaria en Cataluña

La privatización no tiene que ser equivalente a corrupción, como es habitual en España. De hecho, por ejemplo, la prestación de servicios en atención primaria es privada en la mayor parte de los países del mundo desarrollado (las excepciones son España, Finlandia, Portugal y Suecia). En algunos casos es del estilo de Canadá (Ontario), Eslovenia, Holanda, Noruega, Nueva Zelanda y el Reino Unido, con médicos generales profesionales independientes en contrato con el sistema de salud público de cobertura universal, con pago principal por capitación, con lista de pacientes y con papel de filtro. Esta privatización tiene ventajas múltiples y la propuse con Juan Simó en la esperanza de que llegase a España para 2015
http://equipocesca.org/dia-a-dia-de-un-medico-cabecera/

Lo que estamos viendo estas últimas décadas en España es una privatización sanitaria en el estilo del capitalismo subvencionado de amiguetes

Lo que estamos viendo estas últimas décadas en España es una privatización sanitaria en el estilo del capitalismo subvencionado de amiguetes, un asalto a los recursos públicos sanitarios para enriquecimiento personal de los políticos corruptos y de sus grupos de interés y de sus amistades peligrosas. Se mezcla una tupida red de leyes, normas y reglamentos que facilita la falta de transparencia y de rendimiento de cuentas con la impunidad casi absoluta en caso de falta-delito descubierto por la manipulación de los tribunales entre los principales partidos (PP, PSOE-PSC, CiU como abanderados contra la cosa pública sanitaria y de la manipulación de los jueces y de la justicia).

Hizo un buen resumen Joan Carles March Cerdá
http://blogs.publico.es/joan-carles-march-cerda/2013/02/11/esto-no-es-privatizacion-es-una-locura/

Pero el ejemplo práctico mejor relatado lo analizan en el libro de CafèAMBLlet, «Artur Mas: ¿Dónde está mi dinero?».

Espanta leer sobre la corrupción sanitaria catalana, lo de Innova en Reus, lo del Instituto de Alta Tecnología, lo del Hospital de San Pablo, lo del Consorci Hospitalari de Cataluña, lo del caso Bagó, lo de la demanda de Vía, el Informe Crespo…y un sin final y sin control, con el descaro de decir que la gestión privada es más eficiente…¡sin duda, para robar y saquear!

El libro se puede descargar gratis en
https://mega.co.nz/#!FRs2iC6S!AsokTXPayacXdqVZfeycsnKBwa1RTCzrAh0YQHD_a1U

Ha hecho un excelente comentario Mateu Seguí
http://borinot-mseguid.blogspot.com.es/2014/03/en-todos-sitios-se-cuecen-habas-el-caso.html

Por cierto, los de CafèAMBLlet han ganado al final el juicio con el que pretendieron callarlos (la justicia es rápida contra los débiles y pobres, y lenta contra los ricos y poderosos)
http://www.cafeambllet.com/press/?p=18279
http://www.cafeambllet.com/press/?p=18308

Es horrible imaginar lo mismo en Andalucía, Baleares, Castilla, Madrid, Valencia…la normalización de una anomalía.

Contra la Marea Blanca

¡Menos mal que en Madrid está la Marea Blanca…! (y José Manuel Freire, del PSOE, en la Asamblea; siempre hay alguna excepción, obviamente)

No es extraño que el nuevo Presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, un médico de CiU, haya arremetido contra la Marea Blanca y que emplee el «elemento identitario» (la bandera) para pedir que no haya «conflicto» y se deje la corrupción en paz
http://www.europapress.es/catalunya/noticia-nuevo-presidente-comb-critica-marea-blanca-madrid-busqueda-conflicto-20140224123523.html

Algo parecido concluyó el Parlamento de Cataluña, con CiU y el PSC (socialistas) al dar su apoyo a la gestión de la sanidad pública en las dos últimas décadas
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/22/catalunya/1382467603_049794.html
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/11/07/catalunya/1383856353_759294.html

De esos polvos no cabe duda que llegarán lodos, y suciedad. La última conocida, la compra de tiempo de espera quirúrgico y la destrucción del principio básico de la solidaridad (equidad). Se trata del caso de una paciente que se «saltó» la lista para prótesis de cadera en un hospital concertado, siendo operada por los mismos profesionales que le habían tratado en «lo público» a cambio de 9.335 euros (de ellos, 3.000 para honorarios profesionales)
http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/03/13/actualidad/1394744286_643000.html

En Cataluña necesitan urgentemente una Marea Blanca

Adelantar la lista de espera previo pago es totalmente ilegal, al menos en centros sanitarios que se rigen por la Ley General de Sanidad 14/1986; es decir, centros propios y concertados con el Sistema Nacional de salud. Consta en el artículo 16: «Las normas de utilización de los servicios sanitarios serán iguales para todos, independientemente de la condición en que se acceda a los mismos. En consecuencia, los usuarios sin derecho a la asistencia de los Servicios de Salud, así como los previstos en el artículo 80, podrán acceder a los servicios sanitarios con la consideración de pacientes privados, de acuerdo con los siguientes criterios:

  1.  Por lo, que se refiere a la atención primaria, se les aplicarán las mismas normas sobre asignación de equipos y libre elección que al resto de los usuarios.
  2.  El ingreso en centros hospitalarios se efectuará a través de la unidad de admisión del hospital, por medio de una lista de espera única, por lo que no existirá un sistema de acceso y hospitalización diferenciado según la condición del paciente.
  3.  La facturación por la atención de estos pacientes será efectuada por las respectivas, administraciones de los Centros, tomando como base los costes efectivos. Estos ingresos tendrán la condición de propios de los Servicios de Salud. En ningún caso estos ingresos podrán revertir directamente en aquellos que intervienen en la atención de estos pacientes.»

En Cataluña tienen ya la honradez y valentía de CafèAMBLlet, además de los «guerreros contra las listas de espera», esos voluntarios que ayudan a no necesitar capacidad de pago para acelerar las listas de espera
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/03/16/catalunya/1394999684_519524.html?rel=rosEP

En Cataluña necesitan urgentemente una Marea Blanca. Lo clave es evitar la normalización de una anomalía evidente.

La corrupción puede ser mayor pero también puede ser menor, como demuestra la comparación con otros países de la Unión Europea
http://ec.europa.eu/dgs/home-affairs/what-we-do/policies/organized-crime-and-human-trafficking/corruption/anti-corruption-report/docs/2014_acr_spain_chapter_en.pdf
http://ec.europa.eu/dgs/home-affairs/e-library/documents/policies/organized-crime-and-human-trafficking/corruption/docs/acr_2014_en.pdf

¿Iremos a peor? Depende de nosotros, de nuestro activismo y del rechazo profesional y social a la normalización de una anomalía evidente, la corrupción sanitaria.

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

2 Comentarios

  1. Jesús says:

    Nadie quiere fijarse en los grupos de presión formados por las asociaciones de directivos SEDISA, ADIGES Y ANDE, que favorecen lo que usted está den unciando.

    Jesús

    • Efectivamente, hay una «colusión» (no colisión) de intereses en la falta de transparencia y el aumento de la opacidad que tanto tiene que ver con la corrupción. La convocatoria pública e internacional de los puestos directivos ayudaría mucho. Sólo los políticos españoles se atreven a este «amiguismo» tóxico y perjudicial para lo público. Algo así no se hace en lo privado, obviamente.
      En fin. Corrupción sobre corrupción.
      Un saludo.
      Juan Gérvas.

Deja un comentario