Política y Sociedad ENFERMERÍA DENUNCIARÁ A ESPAÑA POR NO TRANSPONER LA LEGISLACIÓN EUROPEA

La “guerra” por la prescripción de la Enfermería llega a Europa

El presidente del Consejo General de la Enfermería, Máximo González Jurado, ha anunciado a los medios de comunicación que su institución denunciará al Reino de España por no haber transpuesto a tiempo lo que sobre el ‘diagnóstico enfermero’ determina la Directiva Europea de Cualificaciones Profesionales (2013/55/UE); por lo que puede decirse que la “guerra” por la prescripción enfermera llegará muy pronto a Europa.

Acompañaron al presidente del CGE sus vicepresidentes, primera y segundo, Pilar Fernández y Florentino Pérez, junto a José Luis Cobos, director del Observatorio Enfermero, y Rafael Lletget, director del Gabinete de Estudios, ambos entes pertenecientes a la máxima institución profesional de la Enfermería. Durante la conferecia de González Jurado, se trató abundantemente sobre cuestiones relativas a la Gestión Clínica.

Máximo González Jurado

Máximo González Jurado

Cobardía política

Como todo conflicto en el que los contendientes son fuertes y determinados, la sucesión de enfrentamientos hace que el teatro de operaciones se extienda, abarcando ámbitos inicialmente inesperados. Así parece ocurrir entre el Gobierno en funciones de un lado, alineado con la Organización Médica Colegial (OMC), y la Mesa de la Profesión Enfermera, compuesta por el sindicato profesional SATSE y el Consejo General de la Enfermería (CGE), en la otra línea del frente.

Sin querer abundar mucho sobre los acontecimientos del último año, en relación con el Real Decreto 954/2015 que regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros, González Jurado resumió que su judicialización está actualmente en el terreno del Tribunal Constitucional. En ese punto, el presidente de los enfermeros acusó al actual ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, de actuar con cobardía política y de no reconocer públicamente los errores que asume en privado, en materia de prescripción enfermera, ante fuentes de información a las que tiene acceso el propio González Jurado.

Pilar Fernández y Florentino Pérez

Pilar Fernández y Florentino Pérez

A ello añadió el presidente que la postura del ministro no es defendible, ya que tras el último pleno del Consejo Interterritorial del SNS, celebrado el pasado 13 de abril, Alonso emplazó a consejeros, periodistas y ciudadanos a un debate serio sobre la prescripción en el seno del Foro de las Profesiones Sanitarias, sin que hasta la fecha se haya producido convocatoria o reunión alguna del mismo. Junto a esto, González Jurado también acusó al miembro del Gobierno en funciones de esconderse detrás de las “faldas” del Tribunal Constitucional. A sabiendas de que este órgano judicial ha parado todos los recursos que se habían presentado en el Tribunal Supremo, por parte de Comunidades Autónomas, sindicatos y otras instituciones. Decisión del Constitucional que se sustenta en la discusión jurídica que existe sobre el artículo 3.2 del referido real decreto de indicación farmacéutica.

En pos del diagnóstico enfermero

Según refirió el presidente de los enfermeros, el nuevo escenario abierto para las hostilidades es y será la Comisión Europea y el Tribunal de Justicia de la UE en Extrasburgo. Paradógicamente, fue el Grupo del Partido Popular en el parlamento andaluz el que “levantó la liebre” sobre la falta de transposición de la directiva europea sobre cualificaciones profesionales. De ese texto emerge el concepto de “diagnóstico enfermero”, cuya introducción en el marco legal español necesitan los profesionales de la Enfermería para ajustarse al principal argumento de sus contrincantes los médicos: “prescribe el que diagnostica”.

Sin embargo, la norma europea no se ha incorporado al sistema legal de nuestro país en el plazo legal (enero de 2016) y el CGE considera que es un hecho denunciable ante la mencionada Comisión Europea y el referido tribunal luxemburgués. Dicha transposición obligará en un futuro, según el presidente del CGE, a que se cambie la legislación que ordena la profesión enfermera desde el año 1977 y la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS). Transposición que debería tener el rango de ley, según el CGE, y no de real decreto. Teniendo entre sus postulados la necesidad de contar con diagnóstico enfermero independiente dentro de las competencias enfermeras, que habrá de ser incorporado en el artículo 100.7 de la LOPS. Alumbrando un estilo de prescripción colaborativa que no interferirá con la de los médicos.

José L Cobos y Rafael Lletget

José L Cobos y Rafael Lletget

Proyecto de ley a la vista

González Jurado declaró que el colectivo enfermero está en un estado de atenta vigilancia a los hechos políticos que tengan lugar en el país, incluyendo las propias elecciones generales. Pero una vez que se constituya el Parlamento y se forme Gobierno, cosa que quizás pueda ocurrir, la Mesa de la Profesión Enfermera entregará 500.000 firmas de apoyo a un proyecto no de ley que sitúe la Enfermería en el lugar que le corresponde. Algo que no será difícil, ya que actualmente hay cerca de 290.000 enfermeros y enfermeras activos en el país.

Junto a esta iniciativa legislativa popular, el presidente del CGE adelantó que su colectivo profesional tendrá una amplia batería de medidas de presión política

Gestión clínica para todos

González Jurado también se detuvo en la cuestión de la Gestión Clínica, cuyo real decreto estatal no tiene fecha para su sanción definitiva. Añadiendo que no hay que confundir las competencias profesionales con las directivas, de forma que un enfermero pueda optar a dirigir y coordinar equipos de trabajo y unidades de gestión, siempre que reúna las necesarias competencias de gestión, al igual que cualquier otro profesional. En ese sentido, el conferenciante informó de  la posibilidad de que un enfermero o enfermera gestionen unidades sanitarias. Siendo un buen ejemplo de ello Andalucía, donde hay numerosos enfermeros gestores sin que ello suponga ningún tipo de conflictividad con los médicos.

Pilar Fernández

Pilar Fernández

Madrid aprueba, Castilla y León suspende

La presentación del CGE también incluyó el comentario de dos informes de posicionamiento del Consejo para dos comunidades autónomas: Madrid y Castilla y León. En el primer caso, González Jurado estimó positivo el borrador del proyecto de Ley de inclusión de órganos de participación profesional y de asesoramiento en la estructura de los centros sanitarios del Servicio Madrileño de Salud, de profesionalización de su función directiva y de transferencia, acceso a la información y buen gobierno del Sistema Sanitario, actualmente en desarrollo en la Comunidad de Madrid. De ahí que el presidente de los enfermeros mostró su aprecio por la política desarrollada por el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, no entendiendo la reprobación a la que le ha sometido recientemente la Asamblea de Madrid. Viendo un claro contraste con el ex consejero Javier Fernández-Lasquetty que, según González Jurado, postergó la profesión enfermera, cerrándole el camino a cualquier posibilidad gestora.

En cuanto a Castilla y León, mereció un suspenso en unidades de gestión clínica por parte del presidente del CGE, siendo como el “agua” y el “aceite” en comparación con el decreto en desarrollo para la gestión clínica de la Comunidad de Madrid.

Atención al 8 de junio

Buena parte de la exposición de González Jurado se centró en la necesidad de salvaguardar el sistema sanitario y regirlo de una forma unitaria con criterios éticos. A continuación, convocó a todos a acudir el próximo 8 de junio a la sede del Consejo, participando en la Jornada Nacional a la que asistirán todos los líderes de la profesión. Durante la jornada, el CGE someterá a examen a responsables de los principales cuatro partidos políticos, sobre el futuro que quieren otorgar a la profesión enfermera. Encuentro al que ya han confirmado su asistencia los responsables del PSOE y Ciudadanos.

 

Deja un comentario