Política y Sociedad

La Fundación de Ciencias de la Salud aborda la ética de las instituciones Sanitarias

Diego Gracia y Pilar Ripoll

Diego Gracia y Pilar Ripoll

Según explicaron los ponentes de este encuentro, que contó con el auspicio de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, la crisis económica ha incrementado la sensibilidad general en torno a los problemas financieros y a la ética de las empresas, organizaciones e instituciones, tanto privadas como públicas. El asunto es particularmente crítico en el área de la sanidad, cada vez más atosigada por el incremento de los costes y la escasez de recursos económicos.

La apertura del XI Ateneo de Bioética corrió a cargo de Pilar Ripoll, directora general de Calidad y Atención al Paciente, y de su clausura se encargó Alfonso Bataller, subsecretario de Sanidad. El profesor Diego Gracia, presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, recordó que los profesionales sanitarios se encuentran con frecuencia en situaciones muy incómodas, al tener que compaginar el mayor beneficio de sus pacientes con las normas de contención del gasto. Es por ello que la Fundación planteó ayer los principales problemas que se dan en este ámbito.

Relación entre la economía y la ética

El profesor Gracia aseguró que es común limitar el ámbito de la ética a los actos humanos, cuando las organizaciones también toman parte importante en ella. En este sentido, concretó que, se trata de actuaciones que suelen estar por encima de las propias decisiones de los profesionales sanitarios, tanto médicos como personal de enfermería, porque afectan a toda una estructura orgánica.

El acto contó con dos mesas redondas a través de las cuales se defendió que, entre otras cosas, economía y la ética tienen mucho más que ver entre sí de lo que pudiera parecer a primera vista. En general, los problemas éticos con los que suelen enfrentarse los médicos en las instituciones sanitarias se deben a que los recursos son cada vez más escasos, mientras que las necesidades de salud de los ciudadanos van en aumento, tal y como expuso Diego Gracia. En la opinión del experto, esto plantea conflictos muy serios entre los profesionales.

Aspectos que dificultan la buena práctica clínica

Según explicaron los ponentes, los recursos siempre son escasos, pero más aún en situaciones de crisis económica y, en este contexto, el médico tiene la obligación de hacer todo lo que pueda por sus pacientes, aunque su práctica clínica puede chocar con ciertos criterios de racionamiento que se la dificulten, y muy especialmente en el ámbito de la prescripción de medicamentos. Es lo que se llama en Ética la doble agencia, “pues el médico es simultáneamente agente del paciente y agente de recursos, y en sus decisiones tiene que cazar esas dos funciones, algo que no es nada fácil”, comentó Gracia, quien añadió que, “es cierto que en el SNS se gasta muchísimo en productos de dudosa eficacia, pero esto es algo que sólo puede solucionarse con la formación de los profesionales”.

Para el profesor Vicente Ortún, director del Centro de Investigación en Economía y Salud de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, España tiene un buen sistema sanitario, pero con mal pronóstico salvo que se enderecen algunas tendencias. A este respecto, el experto se refirió a un cierto deterioro institucional que sólo podría revertirse con una mejor política.

Deja un comentario