Política y Sociedad uno de cada cuatro españoles requiere o precisará atención en Salud Mental

La especialidad de Psiquiatría del Niño y la Adolescencia no se conformará hasta el 2018

El Foro sobre la calidad y la sostenibilidad, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), ha concluido que la especialidad troncal de Psiquiatría del Niño y la Adolescencia tendrá que esperar al año 2018 para estar plenamente conformada; en el evento, no obstante, también se destacó que un cuarto de la población española tendrá que acudir, más tarde o más temprano, a las consultas de esta área sanitaria y sociosanitaria.

El encuentro, destinado a conocer en detalle los retos asistenciales en Salud Mental que tiene planteados España, se desarrolló en dos mesas: la primera estuvo destinada a analizar los objetivos alcanzados en esa área, junto al mucho trecho que todavía queda por andar, mientras que la segunda se enfocó a desentrañar aspectos importantes de la gestión sanitaria en Salud Mental. En ambos subforos se contó con profesionales de la Psiquiatría, la dirección hospitalaria y la gestión asistencial.

Carlos Mur

Carlos Mur

Los datos de la desolación

En ausencia del presidente de SEDISA,  inauguró el foro el gerente y psiquiatra del Hospital Universitario de Fuenlabrada y coordinador científico de la Estrategia de Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, doctor Carlos Mur. Su primer argumento fue, desde su propia experiencia, expresar la necesidad de que caminen al unísono los gestores y los clínicos en beneficio del paciente con enfermedad mental.

Según Mur, la salud debe estar presente en todas las políticas, porque no hay salud posible en ningún ámbito sin una buena salud mental. Algo que no debe estar ocurriendo del todo  en Europa, a tenor de las preocupantes proyecciones epidemiológicas que caracterizan a la Unión. En cuanto a la carga de enfermedad que suponen estas patologías en 2016, Mur la cuantificó en 164 millones de ciudadanos, de los cuales 61 padecen ansiedad (14,3 por ciento de la población de la UE), 33,3 millones sufren depresión (7,8 por ciento), 20 millones patologias neurológicas, excluidas las cefaleas y migrañas, y 54 millones de ciudadanos mayores de 65 años están aquejados de demencias.

En cuanto a España, el doctor Mur destacó que presenta cifras igual de malas que el resto de Europa, con el agravante de que el país dedica mucho menos a Salud Mental. Una situación también digna de análisis, si se tiene en cuenta que desde el cambio de siglo ha aumentado la prevalencia de la patología mental en los varones (11 por ciento) y especialmente en mujeres (15 por ciento). No obstante, el psiquiatra-gestor destacó las bondades de utilizar cada vez más el modelo asertivo comunitario, por dar mejores respuestas al esquema de patología crónica que caracterizan a la Salud Mental.

Celso Arango

Celso Arango

Parias de la Dependencia

El director Científico del CIBERSAM (25 grupos investigadores en España), el psiquiatra Celso Arango, empezó su intervención destacando cómo se ha avanzado en los tratamientos psiquiátricos en los últimos 100 años, hasta llegar a los tratamientos integrales que se practican actualmente. Como logros, señaló los planes europeos para una mejor salud mental en todos los países de la Unión Europea (UE), programas que tienen su reflejo en los territorios autonómicos de España. Como peculiaridad de las patologías psiquiátricas, Arango identificó su inicio a partir de los 18 años de la vida de los pacientes, aunque muchas veces se diagnostiquen más tarde. Patologías que suponen costes por valor de 797.000 millones de dólares en Estados Unidos, representando un volumen muy superior al desastre de Fukushima o la crisis económica en Grecia.

Campo para la inequidad

En el terreno político, la lucha contra las listas de espera viene urgido para Arango por la afectación funcional de los pacientes (66 por ciento), el rol social (22 por ciento) y el beneficio esperado (12 por ciento). En casos de adolescentes con riesgo de suicidio, no se puede esperar seis o siete meses hasta poder pasar a consulta. Cada 40 segundos se suicida en España una persona, drama que podría evitarse o al menos minimizar sus riesgos mediante probadas intervenciones psicosociales y farmacológicas. En referencia a la Ley de Dependencia, el doctor Arango denunció que apenas alcanza al 1-4 por ciento de la población. Un porcentaje que explica que haya clamorosas injusticias e inequidades por culpa del código postal de los pacientes y familiar.

De la misma forma, Arango mencionó la reunión habida recientemente entre su equipo y el secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, que llevó el final de la troncalidad de la especialidad de Psiquiatría del Niño y la Adolescencia al año 2018.

El Reino Unido como luminaria

Como ejemplo a seguir, el director de CIBERSAM señaló el sistema sanitario británico y su agencia NICE, capaz de detectar muy pronto las psicosis, tras haber sancionado por ley, hace diez años, las unidades de detección precoz, entidades que muestran importantes reducciones de tasas de ingresos hospitalarios. También reconoció el eminente psiquiatra que en Reino Unido se consiguen muy buenas cifras de retorno económico por cada libra invertida, siendo claramente coste-eficiente su modelo en prevención de suicidio, desorden del comportamiento, acoso escolar, etc. Sin olvidar igualmente que en las Islas Británicas también son partidarios de intervenir dentro de los primeros 60 meses de vida en los posibles pacientes de Salud Mental, lapso en el que el cerebro es mucho más dúctil para la rehabilitación.

Nel González Zapico

Nel González Zapico

Más recursos humanos especializados

Concluyó la primera mesa de especialistas el presidente de la Confederación Nacional de Salud Mental de España, Nel González Zapico, alinéandose con los planteamientos expuestos por los doctores Arango y Mur. Según los datos de la confederación, sus entidades adscritas atienden a más de 140.000 personas, desde un enfoque positivo favorable al movimiento asociativo, con buena sintonía con las administraciones públicas y las organizaciones del Tercer Sector. Como lema, González Zapico aseguró que la salud mental debe ser algo importante para todos los ciudadanos, afectados directamente o no, ya que la patología psiquiátrica tiene un enorme impacto social y afectará a muchos ciudadanos que aún no lo saben. En cuanto a los déficits del sistema sanitario, Zapico entonó un tono blandamente beligerante, al denunciar la escasa o nula coordinación sanitaria, internamente, y respeto al espacio sociosanitario.

En la larga lista de las reclamaciones de la Confederación, González Zapico incluyó la necesidad de contar con más profesionales sanitarios dedicados a Salud Mental. En esa línea y dentro del turno de preguntas posterior a la primera mesa, el doctor Arango respondió a Acta Sanitaria aseverando que la carencia más perentoria de profesionales sanitarios en España, dentro del área psiquiátrica, es el escaso número de psicólogos clínicos.

Eduardo Echarri, Guillermo Petersen, Jose Francisco Soto, María Luz de los Mártires, Francisco Ferre y José Andrés Martín Zurimendi

Eduardo Echarri, Guillermo Petersen, Jose Francisco Soto, María Luz de los Mártires, Francisco Ferre y José Andrés Martín Zurimendi

Salud Mental y Gestión Sanitaria

La gerente asistencial de Atención Hospitalaria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), doctora María Luz de los Mártires, moderó la mesa sobre Salud Mental y Gestión Sanitaria, reivindicando más unidades de rehabilitación psicosocial y talleres de integración laboral para el paciente con patología psiquiátrica. De las demoras en la atención, dijo que posiblemente estemos en un momento de excesiva medicalización de las familias. De la AEMPS, Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, dijo que en los últimos años se ha disparado en España el número de antidepresivos y ansiolíticos, por lo que pidió a la Industria farmacéutica empezar a plantearse  seriamente acuerdos de pagos por resultados, en un contexto de recursos financieros finitos para la sanidad.

Francisco Ferre

Francisco Ferre

Algunos escaparates autonómicos

En segundo lugar, el coordinador científico de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, doctor Francisco Ferre, consideró que la Ley General de Sanidad de 1986 fue una buena base para poder aspirar hoy a una buena Salud Mental en España, salvo la variable «envejecimiento de la población», que no pudo ser prevista en los años 80 del siglo pasado. Seguidamente, el jefe de Servicio de Psiquiatría de la OSI Barrualde Galdakao y secretario del Consejo Asesor de Salud Mental de Osakidetza, José Andrés Martín Zurimendi, inició su análisis apelando a su carrera profesional dividida a partes iguales entre la actividad clínica y la gestora. Del área de Psiquiatría dijo que humaniza la asistencia sanitaria, siempre y cuando no deje abandonada la Psicoterapia. Algo que, por ejemplo, está muy abandonado en la Comunidad de Madrid, según pudo comprobarse durante el debate.

Guillermo Petersen

Guillermo Petersen

El director de la Oficina Regional de Salud Mental de Madrid, Guillermo Petersen, calificó las patologías mentales de gran reto mental dado su carácter crónico asociado al envejecimiento de la población. Petersen aseguró que hay una «excdelente» coordinación entre las esferas sanitarias y sociosanitarias en la Comunidad de Madrid dentro de una red que sirve de referencia a otras comunidades autónomas. Dicha red está sincronizada, según el ponente, mediante residencias, pisos compartidos y otros recursos asistenciales, con la red sanitaria. Un supuesto entramado que incluye camas para pacientes agudos o de media estancia. Asistencia e ingresos que disponen, según Petersen, de programas de continuidad en domicilio u otros recursos.

Eduardo Echarri

Eduardo Echarri

Desde la Farmacia Hospitalaria

El farmacéutico especialista en Farmacia de Hospital y coordinador del Programa BPS en Psiquiatría de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, Eduardo Echarri, comentó que lleva trabajando en un hospital psiquiátrico desde 1983. Desde esa experiencia, señaló que la Hepatitis C, la Oncología o la Esclerosis Múltiple han sido las áreas tradicionales de mayor consumo hospitalario, habiendo entrado en ese selecto grupo más recientemente la Salud Mental. Por ello, la SEFH es partidaria de formar a los profesionales sanitarios, a partir de un certificado BPS de origen norteamericano, de próxima implantación. Sin ser una guía clínica, Echarri consideró que será muy útil para empezar a utilizar un sistema de líneas farmacoterapéuticas que mejore la asistencia. El farmacéutico hospitalario estimó así mismo que ayudará a que los psiquiatras adopten criterios más homogéneos en sus abordadajes y dejen de considerar a cada paciente un mundo casi inabarcable.

José Soto

José Soto

El teléfono del pánico

Como colofón, el director gerente del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Francisco Soto, puso voz a los pacientes que le llaman pidiendo ayuda, muchas veces de forma dramática. Algo que ocurre en pacientes jóvenes, pero que sin embargo cambia de signo en pacientes muy deteriorados por la edad, en opinión del veterano gestor sanitario. De forma que un adolescente puede congelar el corazón de su entorno familar más inmediato tras suicidarse, mientras que la carga de ancianos en Salud Mental amenaza la sostenibilidad del sistema sanitario.

 

Deja un comentario