Política y Sociedad

La crisis reduce a la mitad el déficit de médicos por la reducción de la actividad privada

El sector médico y sanitario, aunque ha sido uno de los menos afectados por esta situación, no ha sido ajeno a los efectos de la crisis económica y en este tiempo ha visto reducida a casi la mitad la demanda de profesionales médicos. De todos modos, y aunque el déficit se ha reducido, sigue existiendo una importante demanda de profesionales, como de hecho ocurre en casi la mitad de las comunidades autónomas (Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Canarias, Murcia, Asturias, Castilla y León y Ceuta y Melilla) como así lo certifica el INEM en su Catálogo de Ocupaciones de difícil cobertura.

Causas de la reducción

De acuerdo con la información facilitada por la consultora, el principal motivo que explicaría esta reducción en la demanda de profesionales médicos estaría vinculado mayoritariamente a la reducción de la actividad, producida en las entidades de Sanidad Privada o Mutuas de Accidentes de Trabajo, que ha eliminado una gran parte de la tensión del mercado laboral profesional. Con la crisis económica, la actividad de las aseguradoras médicas ha disminuido por la reducción de las pólizas colectivas y privadas y además la parte de consumo vinculado a la estética u odontología ha sufrido un fuerte retroceso, lo que ha dado lugar a una menor demanda de profesionales. A ello hay que añadir las limitaciones presupuestarias en varias consejerías de salud que limitan la contratación de profesionales.

Faltan 3.300 médicos generalistas y 1.100 especialistas

Aunque el déficit de profesionales se ha visto reducido a casi la mitad, Adecco Medical & Science cree que sigue existiendo una importante demanda de más de 4.400 médicos, de los cuales 3.300 serían generalistas y cerca de 1.100 especialistas de diferentes ramas como pediatría, medicina familiar, anestesia, obstetricia y ginecología, radiología y psiquiatría.

Por regiones, Ceuta y Melilla, Castilla La Mancha y Andalucía, ostentan los menores ratios de médicos por cada 100.000 habitantes, concretamente de 368,07 en el caso de las dos ciudades autónomas y de 371,44 y 400,36 en el de Castilla La Mancha y Andalucía, respectivamente. En el lado opuesto encontramos a Aragón, Madrid, Navarra y País Vasco como las autonomías con mayor número de médicos por cada 100.000 habitantes, concretamente de 587,64, 568,2, 566,29 y 524,19 respectivamente.

Hasta seis Comunidades Autónomas (más Melilla) necesitan especialistas en medicina general: Asturias, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia. Especialmente llamativo es el caso de esta última donde la necesidad de médicos de todas las especialidades es abundante: cardiólogos, neurocirujanos, traumatólogos, pediatras y psiquiatras, entre otros. Además, en Canarias sus siete islas presentan déficit de médicos mientras que Cataluña carece de médicos de familia en sus cuatro provincias.

Reducción coyuntural

La consultora expone que la estimación de 4.400 facultativos que existe en la actualidad puede volver a incrementarse teniendo en cuenta que siguen realizándose aperturas y planificándose proyectos de infraestructuras de atención primaria y hospitalaria en todas las comunidades autónomas. Sin olvidar por supuesto una Ley que aún no ha tenido el recorrido adecuado como es la Ley de la Dependencia, el importante volumen de médicos que está rondando la jubilación (25% de lo colegiados) y la progresiva feminización de la profesión.

Deja un comentario