Política y Sociedad

La búsqueda de terapias más eficaces y amables con el paciente protagonizó el último congreso internacional de hematólogos

Del 10 al 13 de diciembre, la ciudad costera congregó a más de 20.000 profesionales de todo el mundo para poner al día los conocimientos existentes sobre los males que afectan a la sangre y sus patologías afines. Una de las mayores reuniones fue la dedicada a los linfomas de Hodgkin más agresivos. Igual éxito de asistencia tuvo el encuentro dedicado a conocer la diagnosis y el manejo de las variantes neoplásicas mieloproliferativas.

 

Todo por la sangre

 

James N Kochenderfer (EE.UU.), Martin S Tallman (EE.UU.), Sylvie Castaigne (Francia) y Katheryn G Roberts (EE.UU.). 

James N Kochenderfer (EE.UU.), Martin S Tallman (EE.UU.),
Sylvie Castaigne (Francia) y Katheryn G Roberts (EE.UU.)

 

Mesa de la Fundación Internacional del Mieloma: Christine Battistini (EE.UU.), Susie Novis (EE.UU.), Aldo Del Col (Canadá), Brian Durie (moderador, EE.UU.), Robert Z. Orlowski (EE.UU.), Paul Richardson (EE.UU.) y Philippe Moreau (Francia). 

Mesa de la Fundación Internacional del Mieloma:
Christine Battistini (EE.UU.),Susie Novis (EE.UU.), Aldo Del Col (Canadá),
Brian Durie (moderador, EE.UU.),Robert Z. Orlowski (EE.UU.),
Paul Richardson (EE.UU.) y Philippe Moreau (Francia)

 

Panorámica de una de las multitudinarias sesiones del congreso, en este caso dedicada a los avances sobre Linfoma de Hodgkin 

 Panorámica de una de las multitudinarias sesiones del congreso,
en este caso dedicada a los avances sobre Linfoma de Hodgkin

 

 

El sábado 10 de diciembre, se realizaron diferentes presentaciones a los medios sobre aspectos muy diversos de la Hematología. En el primer bloque de ponencias, expertos de Estados Unidos, Japón, Italia, Reino Unido y Noruega, analizaron respectivamente el tromboembolismo pulmonar (Charles Abrams, Pennsylvania), la transferencia genética en Hepatitis B (Andrew Davidoff, Memphis) y Amit Nathwani (Londres), la generación de plaquetas (Koji Eto, Kyoto), el papel anticoagulante de la aspirina (Cecilia Becattini, Perugia), y el cateterismo frente a trombos venosos (Per Morten Sandset, Oslo). La siguiente tanda de ponencias corrió a cargo de Martin Tallman, del Centro del Cáncer de Nueva York; Sylvie Casteigne, del Hospital de Versalles; Kathryn Roberts, del Hospital de Memphis; y James Kochenderfer, del norteamericano Instituto del Cáncer de Bethesda.

 

Sus exposiciones se centraron en las diferentes leucemias y las terapias de nueva generación que se abren desde el campo de la genómica. Por ejemplo, la doctora Sylvie Casteigne explicó como los anticuerpos monoclonales pueden actuar sobre la Leucemia Mieloide Aguda con menos toxicidad que la quimioterapia. Algo muy importante, teniendo en cuenta que esta enfermedad ataca especialmente a la población infantil. Otra enfermedad a la que se prestó especial atención fue la Leucemia Linfoblástica Aguda. En general, tanto la doctora Roberts como el doctor Kochenderfer coincidieron en que será necesario avanzar en las terapias génicas, en las que el conocimiento de las células T y la reorganización cromosómica resulta fundamental. En la tercera rueda de ponencias, los profesores participantes fueron Stephanie Lee (Washington), Claudio Anasetti (Tampa), Can-Lan Sun y Smita Bhatia (California), Arnab Ghosh (Nueva York) y Scout Solomon (Atlanta). Sus intervenciones se articularon alrededor de los nuevos avances clínicos en trasplantes de células y médula.

 

Frente al Mieloma Múltiple (MM)

 

El 12 de diciembre, la Fundación Internacional del Mieloma (IMF) reunió a expertos de ambos lados del Atlántico para debatir sobre Mieloma Múltiple. Actuó como moderador el presidente de la IMF, Brian Durie, que estuvo acompañado por Christine Battistini (IMF Latinoamérica) Susie Novis (IMF) y Aldo del Col (Mieloma Canadá). Buena parte de la sesión se centró principalmente en el uso de la Lenalidomida en MM, cuya indicación no ha sido aprobada hasta la fecha. Durie aseguró que las terapias inmunomoduladoras podrán ser en un futuro próximo una alternativa a la quimioterapia parenteral, conocida por su toxicidad. Philippe Moreau, investigador francés, expresó sus reservas sobre la toxicidad y la eficacia especialmente en tratamientos de larga duración.

 

Robert Orlowski, de la universidad de Texas, celebró la aprobación de Carfizomib por parte de la FDA, por su actividad y tolerancia, además de su administración por infusión. Paul Richardson, de la facultad de Medicina de Harvard, defendió que la Pomalidomida es una buena opción de tratamiento en pacientes refractarios a Lenalidomida combinada con Bertezomid. La jornada sobre MM se desarrolló en un hotel de San Diego y contó con el testimonio de Don Wright, un paciente al que su MM no le impide correr en todos los maratones que se organizan en Estados Unidos.

 

Linfoma, la lucha continúa

 

A finales del congreso se celebró una mesa de expertos sobre linfoma. En ella participaron Karen Van Rassel, directora ejecutiva de la Coalición contra el Linfoma; Thomas Kipps, de la vecina Universidad de San Diego; Nathan Fowler, investigador del Centro del Cáncer Catar; y Christine Carter, vicepresidenta científica de la sociedad americana para la Salud de la Mujer. Los ponentes coincidieron en que es de celebrar el descenso de la mortalidad debida a linfomas, aunque la toxicidad sigue siendo un problema ya que no parece próximo el día en el que pueda prescindirse definitivamente de la quimioterapia. Según Fowler, la Lenalidomida no está aprobada frente a linfomas, pero sí puede ser una buena herramienta cuando se combina adecuadamente, especialmente en el tipo folicular.

 

Deja un comentario