Punto de vista encuadrada en la denominada oncología de precisión

La biopsia líquida, una herramienta eficaz contra el cáncer

En pleno debate sobre la posible incorporación de la biopsia líquida en nuestro sistema sanitario, el autor relata los beneficios que sobre la misma se ofrecieron en un reciente simposio celebrado en Portugal. 

Hace unos días participamos en el 11º Simposio Nacional EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico), que tuvo lugar en Cascais, Portugal.  Una jornada en la que se pusieron sobre la mesa los múltiples beneficios de la biopsia líquida en el diagnóstico y seguimiento del cáncer colorrectal. Con esta técnica se analizan el ADN y otros componentes tumorales presentes en la sangre en los que pueden detectarse mutaciones genéticas.

En comparación con la biopsia de tejido tumoral, se trata de una acción menos invasiva para el paciente y más rápida en la obtención de los resultados, con una fiabilidad muy similar

En comparación con la biopsia de tejido tumoral, se trata de una acción menos invasiva para el paciente y más rápida en la obtención de los resultados, con una fiabilidad muy similar. Además, nos permite monitorizar la enfermedad y anticiparnos a su evolución para adaptar el tratamiento a las necesidades del paciente de forma personalizada.

A través de la extracción de sangre de la zona afectada, nos ofrece nuevas formas de obtener muestras de los tumores, algo que no siempre es fácil. De esta manera, podemos realizar un seguimiento mucho más exhaustivo de su evolución y de su respuesta a los tratamientos sin reducir la calidad de vida del paciente.

Oncología de precisión

Es una herramienta más de la llamada oncología de precisión, con la que se intenta encontrar un tratamiento ‘diana’ identificando cuáles son las mutaciones que han dado lugar a un cáncer, sea del tipo que sea. Durante la jornada de Cascais analizamos varios casos concretos de tumores colorrectales; sin embargo, la biopsia líquida es también posible en otros tipos, como los de pulmón o los de mama. De hecho, somos conscientes de que, independientemente de que lleven el mismo ‘apellido’, no tienen por qué ser iguales. Éstos pueden estar causados por diferentes mutaciones o alteraciones genéticas.

La agencia del medicamento estadounidense ha reconocido la biopsia líquida como la primera herramienta de diagnóstico para el cáncer de pulmón de células no pequeñas

A nivel internacional queda patente su gran utilidad: una modificación reciente de las directrices de la FDA, la agencia del medicamento estadounidense ha reconocido la biopsia líquida como la primera herramienta de diagnóstico para el cáncer de pulmón de células no pequeñas. Por otra parte, España está debatiendo su posible incorporación en el sistema público de salud, dentro de la Ponencia en Genómica que se está desglosando en el Senado.

Ámbito de aplicación

Lo ideal sería que estos procesos se instauraran dentro de la práctica clínica rutinaria, ampliando el acceso de los pacientes con el fin aplicarles el tratamiento más acertado, de evitar recaídas, de que su recuperación fuese más efectiva y de que las cifras tanto de hospitalizaciones como de mortalidad fueran cayendo poco a poco. No obstante, todavía nos queda mucho por investigar y desarrollar en este campo.

En cualquier caso, como especialistas somos conscientes de que la oncología de precisión es la que nos va a marcar nuestro futuro más cercano: nos va a dar información concreta de la raíz de un tumor; nos va a permitir seleccionar tratamientos más específicos y personalizados para los pacientes, especialmente para aquellos en los que no han funcionado las primeras terapias estándar; y nos va a dejar descartar las que no son eficaces, con el consiguiente ahorro de tiempo, costes y efectos secundarios.

 

Jesús García-Foncillas

Jesús García-Foncillas, oncólogo y coordinador científico de OncoDNA en España y Portugal

Deja un comentario