Política y Sociedad La oposición en bloque votó a favor de la reprobaciòn

La Asamblea de Madrid reprueba la gestión del consejero de Sanidad, J. Sánchez Martos

Hemiciclo Asamblea de Madrid

El Pleno de la Asamblea de Madrid, por 80 votos frente a 47, ha reprobado la gestión del consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, propuesta por el Grupo Parlamentario Podemos y secundada por los Grupos Socialista y Ciudadanos; los diputados del Grupo Popular votaron en contra.

Jesús Sánchez Martos

Jesús Sánchez Martos

En nombre del Grupo Podemos presentó y defendió la propuesta de reprobación Mónica García, quien, además de considerar que la gestión del consejero era mala, la calificó propia de un sistema feudal. Asimismo consideró que carecía de un proyecto sólido y solvente. También advirtió que la actuación desleal del consejero se había convertido en caldo de cultivo para poder seguir con la privatización de la sanidad.

Mónica García, que se refirió a las continuas deficiencias que están apareciendo en las instalaciones del conjunto de estructuras del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), con especial referencia a las cucarachas en los quirófanos del Hospital Gregorio Marañón, calificó la actuación del consejero como la gestión del disparate.  Una mala gestión, insistió, que no se podía permitir,

Desde el Grupo Ciudadanos, Enrique Veloso anunció el voto a favor de la reprobación en la confianza de que pudiera servir de balanza de cambio de situación porque, entre otros motivos, el consejero, además de haberles mentido, realizaba una política basada en la improvisación. Veloso acusó a Sánchez Martos de estar más interesado de salir en los medios que en resolver problemas. Y le recordó numerosos incumplimientos, como no haber hecho nada por la estabilidad en el empleo profesional o por potenciar la Atención Primaria, además de haber brillado por su ausencia la planificación. Una política sin rumbo, concluyó el portavoz de Ciudadanos.

La presidenta Cifuentes como objetivo

El portavoz de Sanidad del Grupo Socialista, José Manuel Freire, desarrolló su intervención acusando directamente a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, de la política sanitaria que estaba desarrollando Sánchez Martos que, entre otras consecuencias, había conseguido ganarse la enemiga de los profesionales.

Freire, que recordó que hace un año había presentado una moción de reprobación por el nombramiento de seis gerentes en contra de lo aprobado en la Asamblea, se refirió a que era la tercera reprobación a la que asistía, aunque en las dos anteriores (Fernández Lasquetty y Rodríguez) por actos concretos, en este caso lo hacía como crítica total a la política sanitaria del gobierno de Cifuentes, personalizada en su consejero de Sanidad. Y es que, según el representante socialista, Sánchez Martos se dedica a cumplir lo que le dicen y no intenta nada por cambiar las cosas que quiere cambiar.

Finalmente, en nombre del Grupo Popular tomó la palabra Regina Plañiol, que dio su total apoyo y el de su grupo al consejero porque estaba llevando a cabo el programa electoral y que, por lo que dijo, estaba colocando la sanidad de Madrid a unos niveles insuperables. Para Plañiol, la iniciativa de reprobación estaba basada en la anécdota y la calificó de injusta, incongruente, falsa y falaz. Y terminó su intervención asegurando que el balance de gestión de Sánchez Martos era excelente.

Deja un comentario