Política y Sociedad

Juan Lis, gerente de Manises: ‘Lo que importa al paciente es que tiene la misma Medicina que en un hospital tradicional’

Juan Lis

Juan Lis

Acta Sanitaria.– El Hospital de Manises cumple su primer aniversario. ¿Qué balance hace de este año?

J.L. El balance es muy positivo. De hecho, a los ocho meses de su apertura las cifras eran muy buenas. En un principio, nuestro inicio era poner el hospital en marcha y ser el centro de referencia de un área sanitaria nueva. Cifras como las 40.000 urgencias atendidas y las 159.220 consultas a especialistas avalan nuestro buen funcionamiento, por lo que, un año después, el reto está conseguido.

A.S.– Tras un buen año para este centro, ¿qué proyectos de los puestos en marcha destacaría?

J.L. Destacaría varios, pero lo más importante es que nacimos como un hospital comarcal, con lo que ello implica a la hora de no tener superespecialidades. A pesar de esto, en poco tiempo hemos incluido tres: las de Neurocirugía, Cirugía Torácica y Cirugía Pediátrica. Además, creamos las consultas de alta resolución en Cardiología. Así evitamos multitud de visitas de los pacientes que, en una misma consulta, tienen las pruebas realizadas y el diagnóstico listo.



A.S.– ¿Y de los retos que están por llegar?

J.L. El gran reto es el de la ampliación de nuestra área de salud a la población de Mislata, lo que supone 500.000 habitantes más. Estos eran atendidos hasta ahora por el Hospital de La Fe. Desde el pasado mes de octubre nos encargamos de la Atención Primaria de estos usuarios y desde el 1 de mayo de las consultas de Especializada y las Urgencias, a lo que se suman las camas para la media y larga estancia, que se ubican en el antiguo Hospital Militar de la Defensa de este municipio. Está a punto de comenzar una reforma integral de este edificio, que finalizará en año y medio. Se trata de la primera concesión que gestiona este tipo de estancias para pacientes crónicos, algo muy necesario.

A.S.– ¿Cómo asumen esta ampliación de la población asignada?

J.L. Empezamos a trabajar con esta población creando consultas de Atención Especializada y desarrollando nuestra planificación desde el pasado 1 de mayo. De esta forma, hemos empezado a ver cómo se iba a ir comportando esta nueva zona y los profesionales que necesita. La reforma integral del Hospital Militar van a comenzar en julio y convivirá con la propia vida del hospital, ya que irá por fases.

A.S.– Dentro de la Gestión de un hospital también hay momentos difíciles ¿A qué complicaciones se han tenido que enfrentar?

J.L. El primer momento difícil fue la propia apertura del Hospital de Manises y el hecho de que todo funcionase bien. Que funcione el sistema, las urgencias y los quirófanos, que la gente sepa lo que tiene que hacer. Afortunadamente, todo salió bien. A lo largo del año hemos ido ajustando la oferta y la demanda que íbamos teniendo. Hay que mantener siempre la eficacia y hacerlo de forma rápida.

A.S.– Los ciudadanos están acostumbrados a la gestión sanitaria tradicional. ¿Qué les parece a los usuarios que el suyo sea un centro público de gestión privada?

J.L. En realidad el ciudadano no se pregunta si el hospital es público o privado. De hecho, las encuestas que hacemos y el día a día de los profesionales con ellos reflejan que no lo saben y que no es una preocupación para ellos. Lo que observan es que tienen los mismo derechos y la misma Medicina que en un hospital tradicional. No ven la diferencia, y eso es lo bueno.



A.S.– ¿Qué importancia tiene para ustedes la Atención Primaria? ¿Cómo promueven la integración y coordinación de ésta con la Especializada?

J.L.Para nosotros es básica. Desde que abrió el Hospital lo vimos. La Atención Primaria en nuestro centro tiene muchas patas, desde la primera, centrada en los sistemas de información y el acceso de los profesionales de Primaria y Especializada a la historia clínica digital; a la integración de ésta con la Especializada, una aspiración de todo profesional. Aquí el especialista va a la Primaria, dado que hay una coordinación con estos médicos. Se ha creado un espacio de enlace, en el que se comparten agendas y protocolos. Esta es la clave para que al final no se convierta en un ir y venir para los pacientes. La Primaria y la Especializada lo han querido hacer así siempre, pero partiendo de cero, como es nuestro caso, es más fácil, y esto el paciente lo ve. Otra cuestión fundamental que hemos llevado a cabo es la ampliación de la resolución del médico de Atención Primaria.

Arantxa Mirón Millán

Deja un comentario