Hospitales En la segunda sesión del ciclo XVIII Aula de este centro sanitario

El Hosptial HLA Montpellier da un “buen pronóstico” a la forma más común de cáncer de piel

— Zaragoza 30 Ene, 2018 - 1:10 pm

El Hospital HLA Montpellier de Zaragoza ha acogido la conferencia ‘Metástasis en Carcinoma Epidermoide Cutáneo‘, en la segunda sesión del ciclo XVIII Aula Montpellier, impartida por la investigadora del laboratorio de Cedric Bianpain de la Universidad Libre de Bruselas, la doctora Levgenia Pastushenko, que se centró en los últimos avances en la comprensión de esta enfermedad y dio un “buen pronóstico” a una de las formas de cáncer de piel más comunes.

Levgenia Pastushenko

Levgenia Pastushenko

Sobre el carcinoma epidermoide cutáneo, Levgenia Pastushenko señaló que se trata del segundo tumor maligno más común en seres humanos, después del carcinoma basocelular, otro tipo de cáncer de piel.

Según los datos ofrecidos por esta investigadora, “se estima que un 10 por ciento de la población desarrollará este tipo de tumor a lo largo de su vida”. Sin embargo, añadió que “la incidencia exacta se desconoce”, ya que “es extremadamente frecuente y el pronóstico en la mayoría de los casos es muy bueno, por lo que no se incluye en las estadísticas de cáncer de los hospitales”.

Respeto a dicho tipo de cáncer de piel, el grupo hospitalario HLA apunta que es más frecuente en algunos grupos de personas que por motivos laborales están expuestas de forma crónica a la radiación ultravioleta, pacientes inmunodreprimidos y con determinadas enfermedades genéticas, entre otros.

Modelo Xenoinjerto Derivado del Paciente

Las investigaciones que se desarrollan hoy en día van dirigidas a comprender mejor los mecanismos que llevan a la aparición del cáncer y al desarrollo de nuevas dianas terapéuticas y métodos diagnósticos que permitan aplicar el análisis genético en la práctica clínica habitual para decidir el mejor tratamiento en cada caso.

En este contexto, Pastushenko habló del modelo Xenoinjerto Derivado del Paciente (PDX), que cobró importancia en los últimos años. Éste consiste en trasplantar un fragmento de tumor de un paciente a un ratón inmunodeficiente y testar distintas terapias para elegir la más eficiente, lo que se conoce con el nombre de ratón avatar.

De esta forma, esta investigadora subrayó que “varios estudios han mostrado que la evolución del tumor del ratón después del tratamiento se asemeja a la evolución del paciente”. Por tanto, añadió que “si el tumor vuelve a desarrollarse en el ratón, también lo hará en el paciente, lo que permitiría a los médicos modificar los tratamientos antes de que suceda”.

Deja un comentario