Tecnología e Investigación Por primera vez se realiza esta intervención fuera de la Sanidad Pública

El Hospital Quirónsalud Barcelona efectúa una ablación septal cardíaca percutánea

— Barcelona 11 Ene, 2018 - 11:34 am

El equipo de Cardiología del Hospital Quirónsalud Barcelona ha llevado a cabo una ablación septal percutánea, una operación que se realiza por primera vez fuera de la Sanidad Pública y que está indicada para aquellos pacientes que padecen una hipertrofia septal obstructiva y no responden adecuadamente a los tratamientos médicos.

Jaume Riba

Jaume Riba

El cardiólogo de este centro sanitario y que hizo el seguimiento del paciente, el doctor Jaume Riba, apunta que “en el caso del paciente tratado en el Hospital Quirónsalud, las alternativas médicas le producían braquicardias y fuertes cefaleas que le limitaban la calidad de vida. Como no padecía ninguna alteración de las válvulas, una miectomía quirúrgica se dejó como segunda opción y se optó por la técnica de la ablación septal percutánea”.

Esta técnica consiste en provocar un infarto controlado en el paciente para, de esta forma, reducir el grosor del músculo hipertrofiado que causa los problemas. En este contexto, el Hospital Quirónsalud Barcelona señala que “se trata de una técnica compleja que requiere de la intervención de un equipo multidisciplinar muy bien coordinado que pueda llevar a cabo un seguimiento pormenorizado del paciente para poder reaccionar en caso de cualquier imprevisto como es la pérdida del ritmo eléctrico del corazón, que puede suceder en un 10 por ciento de las intervenciones”.

Provocar una cicatriz

Respecto al objetivo último que se persigue con esta operación, el centro sanitario de la ciudad condal destaca que es provocar una cicatriz que reduce el grosor del músculo septal, de forma que se aumenta el caudal porque hay una mejor salida de sangre y desaparecen los síntomas negativos asociados a la hipertrofia.

De esta forma, el hemodinamista Bruno García matiza que “transcurridos entre tres y seis meses se tiene que comprobar que la cicatrización se ha estabilizado y se mantiene el ancho necesario, como es el caso del paciente que hemos tratado en el Hospital Quirónsalud, que presenta una evolución muy favorable”.

Deja un comentario