Hospitales Para dolencias cardíacas graves

Hospital de Toledo se sitúa como referente en implantación de desfibriladores subcutáneos

arritmias
— Toledo 5 Dic, 2017 - 3:42 pm

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha ha comunicado que la Unidad de Arritmias y Electrofisiología Cardíaca del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario de Toledo ha implantado, desde octubre de 2013 hasta la fecha, un total de 63 desfibriladores subcutáneos para tratar arritmias cardíacas graves, convirtiéndose en el centro sanitario con mayor experiencia nacional en estos dispositivos.

Sobre la citada Unidad de este centro toledano, la Administración sanitaria de la Junta regional señala que “fue el primer centro sanitario público de España en el que se implantó un desfibrilador subcutáneo para prevenir la muerte súbita de pacientes con diversas cardiopatías y, desde entonces, se ha convertido en un centro sanitario de referencia para el implante y seguimiento de pacientes con estos implantes”.

El responsable de la Unidad de Arritmias del centro de la capital autonómica, el doctor Miguel Ángel Arias, explica que su experiencia muestra “unos resultados excelentes en cuanto a eficacia y seguridad de estos nuevos dispositivos para evitar la muerte súbita”.

De hecho, este facultativo añade que las conclusiones clínicas indican que “las mejoras tecnológicas, de implante y programación, junto a la selección adecuada de pacientes, han permitido obtener unos magníficos resultados, especialmente por la ausencia de complicaciones de ningún tipo en el seguimiento”.

Seguimiento remoto

Respecto a los desfibriladores cardíacos, Miguel Ángel Arias explica que se trata de “dispositivos de alta tecnología que continuamente vigilan el ritmo del corazón”, así, en el caso de que se produzca una de estas arritmias graves, son capaces de identificarla y eliminarla, consiguiendo recuperar el ritmo normal del corazón”.

Sin embargo, el nuevo dispositivo, que tiene un funcionamiento similar al convencional, “se coloca de forma totalmente subcutánea, de modo que no es necesario acceder al sistema vascular para llegar hasta el corazón, y aporta importantes ventajas, sobre todo, en aquellos pacientes en los que no es posible el acceso de cables hasta el corazón”, matiza Arias.

Asimismo, los nuevos implantes efectuados en la Unidad de Arritmias del Complejo Hospitalario de Toledo cuentan con un sistema de seguimiento remoto, que permite agilizar el control del dispositivo y reduce la necesidad de traslados al centro para realizar los seguimientos.

Deja un comentario