Apunte del día

Hacia la degradación de la investigación sanitaria en Madrid

En un hecho con precedentes, el gobierno de la Comunidad de Madrid, bajo el dominio del Partido Popular (PP) con la connivencia de Ciudadanos, ha decidido revocar de su puesto (eso sí, “a petición propia”) a Emilia Sánchez Chamorro como directora general de Planificación, Investigación y Formación de la Consejería de Sanidad. Para sustituirla se ha nombrado a Mirian Rabaneda Gudiel, en cuyo currículo lo más más destacado es ser miembro del Comité Ejecutivo del Partido Popular de Madrid, además de haber sido alcaldesa de Pinto.

Desde mi punto de vista, se trataría de un paso más en proceso de degradación a que los gobiernos regionales del PP vienen sometiendo a la sanidad pública madrileña. Muestra de ello es el total desprecio a la Planificación que, en su día, mostró el ejecutivo de Esperanza Aguirre para construir nuevos hospitales sin que se supiera por qué. Otro tanto cabe decir de la supresión, en enero de 2013, de la Fundación Laín Entralgo, dedicada a la Formación de los profesionales. Y, ahora, parece haber llegado el turno a la Investigación sanitaria, para lo que se ha nombrado como responsable a alguien que no sabe absolutamente nada de ella.

El paso dado tiene un el objetivo final: que se degrade un poco más la sanidad pública que tantos quebraderos está dando al gobierno de Cristina Cifuentes que, como ya hemos señalado en otras ocasiones, ni cumple con los mandatos de la Asamblea (que se supone que está por encima de ella) para mejorarla. Y, puesto que la nueva directora general, Mirian Rabaneda Gudiel, es especialista en Administración Local, quizá se esté considerando en que vaya pensando en diseñar los centros de beneficencia municipal para asistir a quienes no puedan pagarse la sanidad. Lamentable.

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria

Deja un comentario