Hospitales Una técnica que empezó a realizar en 2011

El H. Clínico de Valencia inserta en 30 pacientes un neuroestimulador que combate cefaleas en racimo

Hospital_Clínico_Valencia
— Valencia 19 Jul, 2017 - 1:44 pm

El Servicio Maxilofacial del Hospital Clínico Universitario de Valencia ha insertado un neuroestimulador para combatir la cefalea en racimo refractarias a un total de 30 pacientes de la Comunidad Valenciana, una técnica que empezó a realizarse en el centro sanitario en 2011 a través de un ensayo clínico primero y, posteriormente, ya como “técnica segura”.

La cefalea en racimo es considerada como un dolor de cabeza “extremadamente” intenso, debilitante y que tiende a repetirse, según este centro sanitario de la capital del Turia. El jefe de su mencionado Servicio, el doctor Miguel Puche, asegura que poseen “una amplia experiencia en esta técnica”. “Hemos insertado este tipo de neuroestimulador en 30 ocasiones y, poco a poco, otros países, como Estados Unidos, lo están incorporando”, explica.

Además, este profesional sanitario apunta que, tras esta experiencia,  se convierten en “formadores de especialistas de diferentes puntos del territorio nacional por medio de un programa formativo que va ya por su segunda edición”.

En estas dos ediciones de formación, los profesionales del Hospital Clínico Universitario de Valencia instruyeron a 20 especialistas españoles en la técnica quirúrgica de inserción de este chip o neuroestimulador en el maxilar del paciente, “el cual a través de pequeñas descargas eléctricas, actúa sobre un ganglio y elimina el dolor de las cefaleas crónicas en racimos”, detalla el centro sanitario valenciano.

Resultados

Respecto a los resultados obtenidos a través de esta técnica, Miguel Puche matiza que “hasta el momento, ha dado muy buenos resultados, puesto que el dispositivo controla el 80 por ciento de las crisis de dolor y, además, actúa de forma preventiva, reduciendo el número de crisis que presenta el paciente”.

Por otro lado, el jefe del Servicio Maxilofacial del Hospital Clínico Universitario de Valencia explica que esta intervención “se trata de un procedimiento quirúrgico”. “Colocamos el chip en la fosa pterigopalatina a través de una pequeña incisión mínimamente invasiva, se realiza por el interior de la boca y sin cicatrices externas”, finaliza.

1 Comentario

  1. Luis Juárez says:

    Estoy en desacuerdo con los porcentajes que señalan que el neutro estimulador reduce el dolor y ataques, hay que señalar que un efecto adverso y dañino es que sea una molestia añadida y el cuerpo lo rechaza, ¿ Para estos pacientes como mi caso con C.R. Bilateral Crónica refractaria y a quien se le ha insertado 2 veces dicha técnica con resultado de rechazo y molestia, que tratamiento existe para nosotr@s ?. Nadie me da respuestas.

Deja un comentario