Política y Sociedad

Galicia actualiza el Decreto de homologación sanitaria

La actualización del actualmente vigente Decreto 244/2003 se ha considerado necesaria, ya que los avances realizados en el sistema IANUS de historia clínica electrónica ofrecen formas más ágiles de realización de la actividad que les permiten a los profesionales sanitarios reducir la carga burocrática realizando su labor con mayor eficacia y seguridad y evitando trámites innecesarios a los pacientes. Se estima que unos 300.000 gallegos se verán beneficiados por esta actualización.

Menor burocracia

Según informa la Xunta, con esta norma se reducirá el tiempo que dedican los profesionales sanitarios, tanto médicos como farmacéuticos, a la homologación sanitaria, de suerte que dispondrán de un tiempo adicional en su horario laboral para dedicar la otras funciones que permitan una gestión eficiente de los recursos farmacoterapéuticos disponibles. Así, la homologación se realizará en general por medios telemáticos y se validarán los tratamientos en un acto único y no en recetas individuales; los informes de homologación tendrán por defecto vigencia indefinida; y la validación no requerirá de la presencia física del paciente o representante. De esta manera, la actualización de este decreto supondrá alrededor de dos millones de actos administrativos menos para realizar por los facultativos.

Se mantiene, de este modo, la garantía de que el paciente reciba la medicación adecuada en el momento preciso y se logra un uso racional de los medicamentos y una prestación farmacéutica de calidad. Además, las consultas médicas disminuirán en alrededor de 300.000 al año.

Aplicación de la norma

Este decreto se aplica a ciertos fármacos, productos sanitarios y dietéticos incluidos en la prestación farmacéutica que, con carácter previo a su dispensación a través de las oficinas de farmacia, requieren de un mecanismo en el cual se verifique el cumplimiento de las condiciones de prescripción relativas a ellos, el conocido como visado, como ocurre en el caso de los medicamentos empleados en la enfermedad de Alzheimer o en los pañales de incontinencia de orina. Así, para su prescripción mediante receta oficial, estos deben ajustarse a lo establecido en su autorización de comercialización y en su ficha técnica, y a los demás requisitos al amparo de la normativa vigente en la materia.

Deja un comentario