Política y Sociedad Destacado por el Consejo General de Enfermería

Farmaindustria permite a los laboratorios promocionar fármacos entre las enfermeras

— Madrid 1 Jun, 2016 - 5:01 pm

El Consejo General de Enfermería ha informado de que la Comisión Deontológica de Farmaindustria mandó recientemente una circular a todos los laboratorios, a través de la que, según la propia corporación, les pide que las enfermeras «pasen a ser consideradas como profesionales sanitarios que prescriben y no como público en general a la hora de promocionar medicamentos», y, por lo tanto, deroga otra anterior del año 2009.

Según pone de relieve la mencionada corporación de representación de las enfermeras, en la misma misiva, la patronal reclama a las diferentes compañías farmacéuticas que hagan posible que estas profesionales sanitarias asistan a sus distintas reuniones organizadas, así como «el acceso al área comercial de reuniones y congresos científicos».

«Hasta ahora, la normativa establecía que los únicos que podían estar en determinadas zonas de congresos en las cuales se promocionaban medicamentos eran los que tenían la capacidad prescriptora, es decir, los médicos, los odontólogos y, en último término, los podólogos», declara el director del Observatorio Enfermero del Consejo General de Enfermería, José Luis Cobos.

A juicio de este representante de la citada institución, «esto ha cambiado con el nuevo Decreto de Prescripción Enfermera, porque se ha incorporado una disposición que lo que hace es habilitar también a las enfermeras, a quienes tienen capacidad de uso, autorización y dispensación de medicamentos y de productos sanitarios para que la promoción de los medicamentos también se pueda hacer a este personal».

Deroga una circular anterior

«Con esta petición, Farmaindustria deroga una circular que mandó en septiembre de 2009 en la que se decía que si bien el personal de enfermería se considera profesional sanitario por la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, existen comunidades autónomas que, según su normativa, entienden que es ‘público en general'», continúa el Consejo General de Enfermería.

En este contexto, la corporación declara que en la Disposición adicional cuarta de la mencionada norma se explica que «las menciones y previsiones contenidas en este Real Decreto relativas a las personas facultadas para prescribir o dispensar medicamentos deben entenderse realizadas también a las personas facultadas para indicar, usar y autorizar la dispensación de medicamentos (…), especialmente en lo relativo a la publicidad de medicamentos y a la visita médica».

Por último, el Consejo General de Enfermería manifiesta que la circular referida «llega tras una reunión mantenida entre el presidente del Consejo General de Enfermería con el también presidente y director general de Farmaindustria en la que se abordó esta cuestión». «Creemos que este avance constituye un nuevo elemento que consolida el papel de nuestra profesión en materia, tanto de garantías y uso racional de medicamentos y productos sanitarios, como de reconocimiento inequívoco del nuevo papel y la nueva competencia prescriptora de la enfermería española», concluye al respecto el primero, Máximo González Jurado.

 

 

 

2 Comentarios

  1. Rafael Pacheco Guevara says:

    Se acabó la «batalla» por la «prescripción enfermera»
    El que la sigue, la consigue .
    Objetivo alcanzado: partida ganada
    ¡Enhorabuena!
    Éste es el resultado de sucesivos gobiernos populistas y desinformados
    Sólo el tiempo determinará si es un acierto o un error (honestamente, me temo lo segundo)
    Dos claros ganadores: la enfermería y la industria farmacéutica
    ¿Hay perdedores?
    Pronto se sabrá… pero es una cuestión bastante fácil de adivinar

  2. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    Agradezco la oportunidad que me brinda este medio de expresar mi opinión.
    Comentaba ayer en una publicación enfermera, la cual adelantaba esta misma noticia, que me parece muy bien el paso dado. Pero que las enfermeras y enfermeros no debemos caer en la tentación de imitar, una vez más, a otro colectivo sanitario, del que podemos aprender tan poquitas cosas.
    Que nosotros no debemos, ni necesitamos, contribuir a “medicalizar” a la sociedad. Y para ello, la propia Organización Colegial de Enfermería debería marcar unas normas que marquen los límites éticos en este sentido.
    La deplorable imagen que nos brinda el colectivo médico, promoviendo nuevas enfermedades y patologías, para instaurar, a toda costa, nuevos fármacos, no va con la esencia de la Enfermería. No constituye su razón de ser.
    Por ello, esta noticia, que repito, me parece positiva, debe acompañarse de una formación e información a la Enfermería, facilitada por su propia Organización Colegial, donde se reflexione sobre el movimiento medicalizador y modelo comercial instaurado en nuestra sanidad, bajo el manto de las autoridades sanitarias (médicas). Todo ello, si no queremos correr el riesgo de degradarnos como otros colectivos sanitarios.

Deja un comentario