Política y Sociedad

Farmaindustria califica de ‘inasumible’ para el sector el nuevo recorte del precio de los medicamentos

Humberto Arnés y Jesús Acebillo

Humberto Arnés y Jesús Acebillo

Acebillo, que también ostenta la Presidencia en España del laboratorio Novartis, puso de manifiesto la enorme preocupación de las compañías farmacéuticas que operan en nuestro país por el horizonte de incertidumbre que esta medida abre para el sector. No obstante, aseguró que la industria farmacéutica es consciente de la situación de crisis global que ha llevado al Gobierno a tomar la decena de medidas que ayer hizo públicas el presidente Zapatero.

El presidente de Farmaindustria, a quien acompañaba eel director general de la patronal, Humberto Arnés, reiteró el compromiso del sector farmacéutico con la sostenibilidad de las cuentas públicas y, para ello, recordó que, durante años, éste ha colaborado intensamente en el sostenimiento de las mismas, hasta el punto de que el último ejercicio ha visto mermados sus ingresos en más de 700 millones de euros como consecuencia de esa contribución.

Un nuevo sacrificio para el sector

“En coherencia con esa voluntad de compromiso y colaboración con la Administración, Farmaindustria entendió y compartió la necesidad de la elaboración del Real Decreto Ley 4/2010 para la contención del gasto farmacéutico a pesar de su elevadísimo impacto y de poner en grave riesgo la viabilidad de muchas compañías, ya severamente afectadas por la actual crisis económica”, aseguró. A esto añadió que, sin embargo, la nueva medida, que supone 1.300 millones de euros, sumada a la anterior, con un recorte de otros 1.500 millones, supone un sacrificio que supera con creces los recortes salariales de los empleados públicos en toda España durante 2010.

Jesús Acebillo insistió en que la rebaja del precio de los medicamentos innovadores es una decisión de todo punto inasumible para el sector, haciendo hincapié en que existen otras formas de generar ahorro en el sistema sanitario, “más eficaces y mucho menos destructivas”, sin limitar la posibilidad de desarrollo de un sector, como es el farmacéutico, “que representa el nuevo modelo productivo que necesita la economía española”.

Apuesta por el copago farmacéutico como solución

“La medida adecuada es el control de la demanda de medicamentos y en ello la responsabilidad es de las Administraciones públicas”, expuso. El presidente de Farmaindustria se refirió también al copago farmacéutico como una posible solución. “Se trata de una solución que llevamos tiempo pidiendo. Deberíamos adaptar este copago a la realidad europea (que es de un 15 por ciento frente al 7 de España), lo que facilitaría el control de la demanda”, añadió.

Según Acebillo, de llevarse finalmente a cabo, esta decisión del Gobierno tendrá consecuencias mucho más negativas que el supuesto beneficio que pueden tener en el corto plazo. En concreto, alertó de las graves restricciones en el empleo que supondría, con la pérdida de unos 5.000 empleos directos y 15.000 indirectos. También alertó sobre el posible cierre de plantas productivas; el cese de actividades de investigación; el impacto específico a las Pymes; la expulsión de España de los países captadores de inversiones en investigación por la grave pérdida de confianza; y la conversión del sector en pérdidas por Real Decreto Ley.

El presidente de Farmaindustria criticó que la industria farmacéutica sea objeto de este tipo de medidas de forma recurrente y sistemática, estrangulando así cualquier posibilidad de desarrollo e, incluso, de supervivencia, e instó al Gobierno a reconsiderarlas.

A.M.M.

Deja un comentario