Política y Sociedad Supondría el 5,8% del PIB, un "mínimo histórico"

La FADSP denuncia una nueva reducción del gasto sanitario público por parte del Gobierno

— Madrid 3 Nov, 2017 - 5:51 pm

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha asegurado que el Gobierno «ha reducido un año más la previsión de gasto sanitario público», destinando a este ámbito en el Plan Presupuestario enviado a la Comisión Europea (CE) el 5,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Una cifra, según la Federación, que se encuentra «por debajo del 5,95 por ciento del año pasado» cuando «por primera vez descendió por debajo del 6 por ciento». Este «mínimo histórico», asevera, se alcanza «a pesar de que el Gobierno da por cerrada la crisis económica con las que justificó los recortes y anuncia una etapa de recuperación».

Para la FADSP, no es «lógico reducir el gasto en salud cuando la mayoría de los países lo están incrementando», y critica que las políticas de gasto sanitario del Partido Popular «se han fundamentado en el recorte de recursos en lugar de incremento de los ingresos».

En este sentido, considera que, aunque el «objetivo teórico» de esta rebaja del gasto sanitario «es alcanzar el objetivo de déficit marcado por la Comisión Europea», su «objetivo real es debilitar al sistema sanitario público para crear espacios al sector privado y a los seguros médicos».

Consecuencias

Según asegura la FADSP, dicho recorte presupuestario repercutiría en un «aumento exponencial de las listas de espera», así como en el  «deterioro de la calidad de la atención de los enfermos, especialmente de la Atención Primaria responsable de las actividades promoción y prevención de salud».

Entre otras posibles consecuencias, cita asimismo el «incremento del malestar y la frustración del personal» y el aumento de la precariedad , y asegura que este recorte supone un «riesgo para el mantenimiento y sostenibilidad del sistema sanitario, dado que se reduce el gasto mientras aumentan los costes por la privatización».

Propuestas

Por su parte, la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública propone, «para afrontar los problemas del gasto sanitario sin afectar a la salud de la población», incrementar el gasto sanitario en un punto de PIB, «para equipararnos a la media de los países europeos y como mínimo recuperar el porcentaje de gasto sanitario público de 2009».

Asimismo, aboga por cambiar el modelo de Financiación Sanitaria «para garantizar la equidad y la racionalidad en el reparto presupuestario», mejorar la racionalidad del gasto «potenciando la Atención Primaria e incrementando los fondos para la Promoción y la Prevención de salud» y «acabar con el modelo de colaboración público-privada», reintegrando al sistema público los recursos privatizados.

Finalmente, la FADSP insta a poner en marcha medidas para controlar el gasto farmacéutico, exigir la dedicación exclusiva de los trabajadores del sistema público «para evitar la parasitación del sistema público por el privado», racionalizar el uso de los recursos diagnósticos y terapéuticos y potenciar el Consejo Interterritorial de Salud «como organismo para conseguir acuerdos entre comunidades autónomas», así como elaborar el Plan de Salud Estatal «que defina las necesidades y problemas de salud prioritarios y permita un reparto justo y racional de los recursos».

Deja un comentario