Política y Sociedad

Expertos alertan de riesgos graves si sigue bajando la vacunación contra la gripe

José Ramón de Juanes, Jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital 12 de Octubre, y Ángel Gil de Miguel, Catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad Rey Juan Carlos, coincidieron este miércoles, en un encuentro organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), en mostrar su preocupación por la disminución de vacunaciones contra la gripe observada el último año.

Frente a un virus con altísima capacidad de mutar, el perfil de la epidemia durante esta temporada será difícil de predecir, reconoció Gil; pero alertó de que, si sigue la pauta del pasado año y las personas de riesgo no se vacunan, “la gripe nos puede dar más de un disgusto”.

La mayoría de los fallecidos no tenían vacuna

Además de las molestias de la propia enfermedad y sus efectos en el ámbito laboral y escolar, la gripe se salda cada año en España con un mínimo de 1.500 fallecimientos relacionados con la infección. Hasta 4.000 contabilizan otras estadísticas. Según el catedrático, el 80% de los casos de gripe registrados el pasado año afectaron a personas que no se habían vacunado y el 85% de las muertes por su causa se dieron también en pacientes que no habían recibido la inmunización. “Una parte muy importante se podría haber evitado”, aseguró Gil de Miguel.

Desconfianza de la población

Si todos los años son frecuentes las manifestaciones de reticencia frente a la vacuna, a partir de la pandemia de gripe en 2009 la desconfianza es una tendencia. Gil y de Juanes lo achacan al efecto negativo que, en su opinión, causó la presión política y mediática sobre esta pandemia que recorrió en pocos meses todo el mundo y desapareció sin causar los estragos anunciados. “Durante la pandemia hubo mucha información contradictoria que creó un clima de confusión que ha terminado por atacar a la credibilidad de la vacunación”, estimó Gil.

Obligatorio en unidades hospitalarias

Parte de la profesión sanitaria se mostró entonces muy crítica con la vacunación. Se trata de un sector a quienes sus propios colegios profesionales han pedido estos días dar ejemplo, siendo los primeros en vacunarse. De Juanes y Gil lo consideran imprescindible. Y no sólo por evitar su propio riesgo, que en personas sanas es menor, sino por evitar el de sus pacientes. Para estos expertos, se trata de una cuestión de responsabilidad. “En algunas unidades hospitalarias, la vacuna debería de ser obligatoria”, reclamó De Juanes.

Las políticas de vacunación de la gripe son dispares en Europa. En España, se recomienda para mayores de 65 años, para aquellas personas con patologías respiratorias, cardiovasculares o metabólicas de carácter crónico, o para personal al cuidado de enfermos. Los expertos señalaron, además de los médicos, a la enfermería, a los asistentes sociales, a los familiares que cuidan a sus enfermos en casa, incluso a las tripulaciones de aviones que transportan diariamente a miles de pasajeros. Sin llegar a recomendar una vacunación universal como sucede en Canadá, por ejemplo, estimaron que se debería proporcionar la inmunización a aquellas personas sanas que lo soliciten, teniendo en cuenta, según dijeron, que cada año sobran dosis en los centros de salud.

Una guía de supervivencia para periodistas

La ANIS ha elaborado, con el aval científico del Grupo de Estudio de la Gripe y con el patrocinio de Sanofi Pasteur, un Manual de Supervivencia del Periodista para un Invierno sin Gripe, que pretende aportar información veraz sobre la infección y erradicar aquellos mitos que todavía se transmiten a la población desde los medios de comunicación y que han terminado por arraigar. Por ejemplo, que la propia vacuna produce gripe como efecto colateral, terminantemente rechazado por los expertos.

L.A.

Deja un comentario