Política y Sociedad “Manifiesto de los 100.000” elaborado por EuropaColon España

EuropaColon España pide que no sean los gestores los que decidan sobre los tratamientos

— Madrid 28 Abr, 2014 - 7:19 pm

La curación de los pacientes con cáncer de colon debe ser para la Administración sanitaria el objetivo a cumplir cuando la prevención ha fracasado y su coste no debe representar un obstáculo insalvable ni debe condicionar las decisiones médicas; en este sentido, deben ser los oncólogos y no los gestores sanitarios, los que decidan sobre la viabilidad de los tratamientos: ésta es una de las afirmaciones que recoge el “Manifiesto de los 100.000” elaborado por la asociación de pacientes con cáncer colorrectal EuropaColon España.

EuropaColonTal y como señala Emilio Iglesia, presidente de la asociación, “el número anual de enfermos de cáncer de colon o recto se aproxima a los 100.000 en España. Por eso, a través de este documento queremos trasladar a las administraciones y a la población cuáles son las inquietudes de los pacientes y proponer soluciones que, desde la perspectiva del paciente, podrían ser necesarias para mejorar el proceso de la enfermedad y los índices de curación de la misma”.

En este documento EuropaColon España defiende que los criterios económicos no deben primar sobre los deontológicos y humanitarios en una enfermedad de alta incidencia y elevada mortalidad como el cáncer de colon. En esta línea, considera necesarias actuaciones que garanticen homogeneidad en el acceso a los tratamientos en todas las Comunidades Autónomas y la libertad de prescripción de los tratamientos sin restricciones. “Consideramos que las diferencias son inaceptables para los ciudadanos españoles, cuya igualdad en el acceso a los servicios sanitarios públicos queda incluida en las garantías constitucionales por encima de cualquier circunstancia administrativa”, explica el presidente de EuropaColon España.

Prevención personal y pública

Este manifiesto señala que la prevención es la mejor arma contra el cáncer colorrectal. A este respecto, los pacientes hablan de una acción preventiva personal y pública. La primera de ellas consiste en adquirir y mantener unos hábitos de vida saludables, en especial en lo que concierne a seguir una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras y en no exagerar con el consumo de carnes rojas, tabaco y alcohol. Para Emilio Iglesia. “seguir estas pautas proporcionará una mejor calidad de vida, aunque no protegerá totalmente frente a la enfermedad”.

El envejecimiento y la herencia genética juegan también un papel importante en el desarrollo de la enfermedad. Por lo tanto, el nivel de actuación en materia de salud pública es esencial. De esta forma, la acción preventiva pública consiste en la implantación de programas de cribado y la especial atención a la población de riesgo. “El cribado constituye un método preventivo de gran eficacia y representa un ahorro económico muy importante para el sistema sanitario. A pesar de su inclusión en la Cartera Básica de Servicios en 2013, donde se pretendía cubrir un 50% de la población de riesgo en 2015, las CCAA solo han llegado a cubrir el 20% de la población diana, tal como se ponía de manifiesto desde la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon en el mes de marzo, por lo que es improbable que ese objetivo llegue a alcanzarse” manifiesta Iglesia.

El Manifiesto de los 100.000 recoge algunas otras reivindicaciones, como la necesidad de que los tumores sean tratados por Comités Multidiscilplinares, y que se incorporen Gestores de Casos y Psicooncólogos para mejorar los procesos terapéuticos de los pacientes.

 

 

 

Deja un comentario