Política y Sociedad

Europa tiene pendientes 72 dossieres de productos modificados genéticamente

La información facilitada por ASEBIO señala que esta situación supone un grave retraso en el proceso de aprobaciones de estos productos y solo se ha concedido una autorización para cultivo, lo que ocasiona importantes pérdidas económicas para los agricultores que no pueden utilizar semillas MG. Por ello, desde EuropaBio y desde ASEBIO se ha solicitado que se agilicen los procesos y se elimine burocracia para no perder competitividad frente a otras zonas productoras, al igual que los países prioricen las cuestiones científicas frente a las políticas para permitir la autorización.

Nuevas solicitudes

En 2011, se presentaron diez nuevas solicitudes, frente a tres autorizaciones recibidas por la Comisión Europea. El tiempo de autorización para un producto de estas características se alarga 45 meses desde el envío de la solicitud hasta la autorización por parte de la Comisión Europea. La publicación de la opinión científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) dura unos 29 meses, y la autorización de la Comisión Europea dura entre 11 y 15 meses entre aprobación y voto, aunque algunas solicitudes para cultivo llevan esperando entre 8 y 10 años.

El proceso de aprobación en Europa tarda de media entre 15 y 20 meses más que en los tres principales exportadores de OMG, Estados Unidos, Brasil y Canadá. Comenta ASEBIO que, si continúa este ritmo, en 2015 la cifra de autorizaciones pendientes podría elevarse a 93 productos, si se tiene en cuenta que la media podría estar a seis autorizaciones por año. De los 101 productos que se han sometido a procesos de autorización en la Comisión Europea, sólo 39 han sido aprobados.

Retrasos europeos

La diferencia entre los países europeos y el resto del mundo cada vez se hace más patente, ya que los agricultores europeos sólo pueden cultivar dos productos OGMs, un tipo de maíz y uno de patata, mientras que en Brasil se pueden cultivar 28 productos y en EE.UU. los agricultores pueden acceder a 90 tipos de maíz, soja, algodón, colza, remolacha, alfalfa, papaya y calabacín.

Los agricultores europeos están dejando de ingresar cada año entre 443 y 929 millones de euros por las restricciones de aprobación de organismos modificados genéticamente o cultivos transgénicos.

La Plataforma de Mercados Biotecnológicos, gestionada por ASEBIO, organizó el pasado 22 de septiembre la jornada Procesos de control para garantizar la seguridad de los alimentos, con la presencia del presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), Roberto Sabrido, en la que se explicaron todos los procesos de control y seguridad por los que pasa un organismo modificado genéticamente, además de los avances que supone su adopción tanto para la agricultura como para la economía.

La Comisión Europea lanzó el miércoles una nueva propuesta de la PAC (Política Agraria Común) en la que se da una mayor importancia a la innovación en la agricultura. Sin embargo, EuropaBio considera que debería ser más específica en cuanto a los incentivos para ciertas prácticas agrícolas, sectores y tecnologías para asegurar que esta reforma contribuya de forma efectiva a los objetivos del presidente Barroso para la Estrategia EU 2020.

Deja un comentario