Política y Sociedad Ante los 1.000 casos ocurridos en los últimos diez años

Es preciso abolir la esterilización forzosa y todavía legal a mujeres con discapacidad en España

La Fundación Cermi Mujeres ha elevado la voz para que la sociedad española sepa que esterilizar a personas con discapacidad retiene a España en los peores tiempos de la eugenesia, que es una práctica que se realiza legalmente en España y que es necesario abolir.

La eugenesia fue iniciada en los Estados Unidos de los años 20 del siglo pasado para, posteriormente, pasar a ser aplicada con entusiasmo por los totalitarismos de la centuria. Dentro de sus programas está la “cosificación” de las personas con discapacidad para proceder a su esterilización en aras de su supuesta protección personal o para lograr un falso bien superior.

Ana Peláez

Ana Peláez

Actos de violencia

La vicepresidenta de la Fundación CERMI Mujeres, Ana Peláez, aseguró que la esterilización forzosa de las personas, mayoritariamente mujeres, es un acto de violencia. Ana Peláez, que también es vicepresidenta del Foro Europeo de la Discapacidad, denunció con nitidez que esta práctica se realiza legalmente en España, con la participación de algunos profesionales sanitarios y responsables de instituciones para discapacidad mental e intelectual.

Lamentó Peláez que no haya un conocimiento sobre el problema, similar al de la mutilación genital femenina, donde existe afortunadamente una tolerancia cero. Sin embargo, estimó que hay que denunciar la esterilización forzosa como un ataque a los plenos derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas con discapacidad. Tal como aseguró, se habla de esterilización forzona cuando se ejerce esta práctica en personas que ni han sido informadas ni han dado su consentimiento para ello.

Dentro del Código Penal

Según la vicepresidenta, en caso de discapacidad mental o intelectual, cuando no física, la esterilización debe ser entendida como una forma de eugenesia. Algo en lo que incurrieron también de programas progresistas en los años 90 del siglo pasado. Tal y como informó, se trata de un procedimiento legal consentido por los códigos penales de España y muchos otros países, a excepción de la modélica Suecia. Se perpetra, avisó la directiva de Cermi, después de sufrir violaciones, incestos y abusos sexuales. Además de ser requisito previo a la entrada en centros de institucionalización.

Pilar Villarino

Pilar Villarino

Una práctica dramáticamente rutinaria

Como relató Peláez, la esterilización forzada se ejerce, casi de oficio, después del primer alumbramiento de mujeres y niñas con discapacidad. Esta práctica incide en el desarrollo fisiológico de la mujer en términos de menstruación, crecimiento y deseo sexual. Esto supone un daño en la identidad personal de la mujer, niega su derecho a la maternidad y facilita la explotación sexual, aunque sus defensores aseguren lo contrario.

Para la ponente, la tolerancia de los códigos penales con la esterilización se traduce en una mutilación de los derechos de las mujeres, especialmente después de los procesos de incapacitación legal. Con ese fin, la excusa suele ser lograr un bien superior de las niñas que, sin embargo, se traduce en una mayor vulnerabilidad al abuso sexual.

“Encadenadas” de por vida

En palabras de Peláez, las mujeres afectadas se sienten encadenadas de por vida, traicionadas por sus propias familias y sin voz propia. Y, además, consideran que quedan al margen de cualquier atención sanitaria y de los programas asistenciales que tengan que ver con su sexualidad.

Sobre los mitos que defienden la esterilización como un bien social, personal o familiar, tanto como embarazos posibles, Peláez denunció que perpetúan una práctica común que persiste hoy en día, incluso en países desarrollados aparentemente respetuosos con los derechos humanos.

Luis Nieto

Luis Nieto

Derecho a la sexualidad

Según la vicepresidenta Peláez, es preciso abolir la esterilización forzosa en España porque vulnera múltiples artículos de los tratados de las Naciones Unidas, ya que se considera que entra dentro del concepto de tortura y subvierte muchos derechos civiles.

El Consejo de Europa también pide en el artículo 39, apartado B, del Convenio de Estambul, acabar con la práctica de privar a las mujeres de su posibilidad de ser madres y de tener una sexualidad plena, considerando como una forma de violencia cualquier procedimiento que se oponga a esos derechos.

Ante esta realidad descrita, Cermi Mujeres demanda un conocimiento transparente de los casos que se producen en los ingresos en centros de salud mental y discapacidad, así como saber las esterilizaciones que se producen tras parir por primera vez. A ello añadió la reparación de las mujeres afectadas mediante indemnizaciones. Además de aplicar la perspectiva de género a la realidad de las mujeres, con el cambio del marco legal que permite esta práctica atroz, de forma que España haga justicia a los compromisos que ha firmado en los foros internacionales para la protección de las personas con discapacidad.

Por todo lo anterior, Peláez afirmó que el Foro Europeo de la Discapacidad lanza una campaña contra la esterilización forzosa de mujeres y niñas.

Isabel Caballero

Isabel Caballero

Códigos civil y penal

Para aportar la estadística judicial del problema, la coordinadora de la FCM, Isabel Caballero, citó el Artículo 156 del Código Penal, donde se rigen aspectos como la cirugía transexual, el trasplante y la esterilización legal. Dicho artículo, afirmó, elimina cualquier valoración punible de esta última práctica, con la supervisión de un juez. Sin que se haya mejorado esta situación con la Disposición Primera de la Ley 1/2015, que modificó este Código hace pocos años. Dentro de una tendencia que se completa, con el artículo 200 del Código Civil, donde se define el concepto de discapacidad.

Caballero aseguró que las esterilizaciones tienen un sesgo de género que se evidencia con el hecho de que la mayor parte de personas afectadas son mujeres. Aseguró que la Convención Internacional de la Discapacidad deja claro que las esterilizaciones entran dentro del terreno de la tortura intervencionista, a pesar de invocar falsamente un bien superior. Según el criterio de la ponente, la esterilización ataca los artículos 6 y 25 de la citada convención internacional.

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial, que sólo alcanzaron hasta el año 2016, hubo 140 procesos concluidos al respecto. Sin embargo, la ponente lamentó la baja calidad y la opacidad de la información, junto a un vacío total de cifras entre 2014 y 2015. Unos datos que FCM sitúa en una media de 100 casos anuales con constancia, añadió, de que las esterilizaciones aumentaron desde 2010. Concluyó Caballero que CFM baraja un histórico de 1.000 esterilizaciones, sin desglose por sexo, perpetradas en los últimos diez años.

Almudena Martín

Almudena Martín

La voz de Almudena

Aportó su vivencia personal la zaragozana Almudena Martín quien, contra viento y marea, y una discapacidad inherente, hizo valer su derecho a la maternidad. Un derecho que cobró forma en un chaval perfectamente sano que actualmente tiene 20 años. Como dificultades salvadas para lograr ser madre, Almudena citó la falta de medios económicos hasta que pudo estabilizar su familia y trabajar.

La senadora del grupo parlamentario Podemos en el Senado, Virginia Saelices, también relató su caso de persona con discapacidad y maternidad feliz, a pesar de las trabas iniciales y cortapisas que sufrió.

Actuó como anfitrión el consejero electivo del Consejo General de la Abogacía Española, el abogado Luis Nieto, para afirmar que la esterilización socava derechos fundametales de las personas. Y anunció que su institución trabaja en favor de la Abogacía Pro Bono, para cubrir espacios de protección legal que no se atienden con la Justicia gratuita actualmente disponible en el país.

Borja Fanjul

Borja Fanjul

Federaciones y  Ministerio

Acompañaron a los ponentes los responsables de Autismo España, Salud Mental España y Plena Inclusión España. Todos ellos rechazaron el principio de la psiquiatría trasnochada que asocia carácter hereditario a discapacidad y reclamaron plenos derechos para las personas afectadas, incluidos los sexuales y reproductivos. También intervino, con funciones de moderación, la secretaria del Patronato de la FCM, Pilar Villarino.

Cerró el acto el director general de Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Borja Fanjul, quien defendió a las mujeres en su lucha contra la doble discriminación que sufren, como personas con discapacidad y por la vulneración de sus derechos sexuales. Así mismo, declaró que las personas con discapacidad que desean ser padres y madres tienen el mismo derecho que las personas que no tienen discapacidad alguna, a equivocarse. Porque, aseveró, ya está bien de exigir a las personas con discapacidad credenciales de perfección en todo lo que hagan.

Representantes de Autismo España, Salud Mental España y Plena Inclusión España

Representantes de Autismo España, Salud Mental España y Plena Inclusión España

Deja un comentario