Salud Mental Según un estudio auspiciado por Novartis

Un 45% de los pacientes de espondiloartritis axial presenta riesgo de problemas psicológicos

— Madrid 14 Nov, 2017 - 7:10 pm

La Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE), la Universidad de Sevilla y el Instituto Max Weber, con la colaboración de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y de la compañía farmacéutica Novartis, ha elaborado el ‘Atlas de Espondiloatritis Axial en España 2017‘, en el que destaca que hasta un 45 por ciento de las personas con esta patología presenta “riesgo de mala salud mental”, como consecuencia de la cronicidad y el impacto de síntomas “como la pérdida de la movilidad, el dolor crónico y el agotamiento físico”.

logo novartisDicho documento pone de manifiesto la importancia del abordaje psicológico de la espondiloatritis axial dentro de un plan terapéutico interdisciplinar, para una mejor adaptación de los pacientes a esta enfermedad inflamatoria crónica, que afecta a la columna vertebral y a las articulaciones sacroilíacas, limitando la movilidad.

Asimismo, apunta este informe a una “creciente evidencia” sobre la importancia de los factores psicológicos en el ajuste del paciente a las limitaciones físicas y al dolor crónico derivado de la enfermedad, “para mejorar los tratamientos y los niveles de salud”.

Comorbilidades como la ansiedad y la depresión, señala el informe, tienen “un alto impacto” sobre la respuesta al tratamiento y son “factores mediadores” entre los niveles de actividad de la enfermedad y las limitaciones funcionales.

Mayor en mujeres y jóvenes

El ‘Atlas de Espondiloatritis Axial en España 2017‘ evaluó la salud mental de los pacientes con espondiloatritis axial, y concluye que las mujeres y los jóvenes tienen un riesgo mayor de padecer problemas en este sentido. Según el estudio, el riesgo de padecer un trastorno psiquiátrico es tres puntos mayor en personas con esta enfermedad: un 70,4 por ciento de mujeres y un 60,6 por ciento de hombres.

El grado de actividad de la enfermedad es, asimismo, “determinante”: a mayor inflamación y rigidez cervical, dorsal y lumbar, mayor riesgo. Esto se debe, de acuerdo con el informe impulsado por Novartis, a que las limitaciones en las actividades diarias de los pacientes “tienen repercusiones negativas sobre su salud mental”.

Tres de las cinco patologías concomitantes más comunes entre los pacientes que participaron en la encuesta estaban relacionadas con alteraciones psicológicas, como ansiedad, depresión y trastornos del sueño, “estrechamente ligados al dolor y la rigidez que sufren durante la noche”.

“A medida que se pierde la movilidad, crecen las dificultades para realizar rutinas sencillas, lo que pone en peligro el estado emocional y mental del paciente”, indica el Atlas. Por ello, la atención psicológica o psiquiátrica a estos pacientes es elevada en comparación con la población general: un 21,1 por ciento frente a un 4,6.

Deja un comentario