Política y Sociedad

España no genera el número de patentes que le corresponde a su categoría como potencia biotecnológica

 Rafael Camacho, director general de Genoma España
Rafael Camacho,
director general de Genoma España

Estas con las principales conclusiones que se desprenden del informe sobre la “Relevancia de la Biotecnología en España, 2011”, presentado este martes en la sede del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en Madrid. Publicado con carácter bienal desde 2005, en su cuarta edición el trabajo es una radiografía del sector según el cual los números, en 2010, fueron mucho mejores de los esperados en un contexto de crisis generalizado. Además de contar con la hospitalidad del CDTI, asistieron y participaron representantes de diferentes patronales como Farmaindustria y Asebio, además de responsables de compañías biotecnológicas como ejemplos de éxito empresarial e investigador.

 

Un estudio necesario

 

Olga Ruiz Galán, coordinadora del Informe, fue la responsable de su presentación durante la jornada. El trabajo está articulado en 5 bloques para cuya elaboración se contó con múltiples institutos y organismos, públicos y privados, demoscópicos y estadísticos. Ruiz Galán explicó que el informe sitúa a España en el contexto europeo y mundial en materia de biotecnología. En él obtiene una buena posición en investigación realizada y publicada (3% de la producción científica mundial y 9,9% de la UE-15), pero insuficiente en número de patentes y soluciones tecnológicas puestas en el mercado, en donde se sitúa en el décimo puesto de la Europa de los 15 por patentes aceptadas por la agencia americana responsable, USPTO. Estuvo presente también Fernando Garcós, el otro coordinador del informe presentado.

 

Por la senda de la innovación

 

Rafael Camacho, director general de la Fundación Genoma España, condujo la jornada y citó las actualizaciones del informe respecto a 2011. Entre ellas está el análisis de los intangibles de las empresas del sector, la regionalización para conocer el impacto económico en las CC.AA. y un análisis también de la repercusión de la investigación realizada en el ámbito clínico. Para este último aspecto se contó, en la mesa redonda posterior a la mesa inaugural, con José Jerónimo Navas Palacios, patólogo y director del Instituto de Salud Carlos III.

Rafael Camacho (Genoma España), Olga Ruíz Galán (coordinadora Informe), Juan Tomás Hernani Burzaco (MICINN), Arturo Azcorra (CDTI) y Fernando Garcós (Coordinador Informe) 
Rafael Camacho (Genoma España), Olga Ruíz Galán (coordinadora Informe), Juan Tomás Hernani Burzaco (MICINN),
Arturo Azcorra (CDTI) y Fernando Garcós (Coordinador Informe)

Desde su perspectiva de clínico, Navas Palacios aseguró que los esfuerzos por investigar e innovar deben mantenerse e incrementarse, ya que son perfectamente perceptibles en la práctica médica diaria y redundan en una mejor atención al paciente. No obstante, el responsable del Instituto Carlos III advirtió de que la atomización del sector le impide acometer mayores empeños y que debemos trabajar todos unidos para que España empiece a dejar de ser deficitaria en materia de patentes con respecto al exterior, tal como corresponde al sexto sistema sanitario del mundo en cuanto a calidad asistencial. Igualmente pidió que no se generaran expectativas exageradas en cuanto al resultado de la investigación. Por su parte, Juan Tomás Hernani Burzaco, secretario general de Innovación (MICINN), celebró estar en el CDTI en uno de los últimos actos que protagonice en esta etapa de su carrera política, circunstancia que será concretada oficialmente en el primer consejo de ministros de la inminente próxima legislatura.

 

Oportunidad de cambio

 

Carmen Vela Olmo, presidenta de SEBIOT y responsable de Ingenasa, reclamó que los recursos económicos no dejen de llegar al sector, con crisis o sin ella, porque son semilla de creación de riqueza. Por su parte, Luzma García Piqueres, jefa del Área de Proyectos y OTRI del CNIC, pidió que las empresas hicieran una difusión más abierta de sus intangibles y que se llegara a un volumen más grande de patentes biotecnológicas transferibles con buena colocación en el mercado.

Fernando Garcós (Coordinador Informe), Miguel Angel Bonachera Sierra (AB-Biotics), Luzma García Piqueres (CNIC), Carmen Vela Olmo (SEBIOT, Ingenasa), Rafael Camacho (Genoma España), Regina Revilla Pedreira (ASEBIO, MSD) y José Jerónimo Navas Palacios (Instituto Salud Carlos III) 
Fernando Garcós (Coordinador Informe), Miguel Angel Bonachera Sierra (AB-Biotics), Luzma García Piqueres (CNIC), Carmen Vela Olmo (SEBIOT, Ingenasa), Rafael Camacho (Genoma España), Regina Revilla Pedreira (ASEBIO, MSD) y José Jerónimo Navas Palacios (Instituto Salud Carlos III)

Incidió también en el plano crítico Regina Revilla Pedreira, presidenta de ASEBIO y directora de RR. EE. de MSD. Revilla se mostró taxativa en cuanto a que el sector debe dar un salto cualitativo en cuanto a la internacionalización de su producción y a la implicación del sector privado para lograr un adecuado número de patentes. Por todo ello, será necesario avanzar en programas y políticas activas a favor de la innovación. Para mejorar los procesos de transferencia tecnológica y de conocimiento, coordinando a las universidades, los centros públicos de investigación y las empresas, en un esfuerzo de colaboración público-privada. Será necesario seguir promoviendo, por tanto, la creación de EBTs y contribuyendo a la internacionalización del sector biotecnológico. Como ejemplo de empresa biotecnológica de éxito, habló Miguel Angel Bonachera Sierra, responsable de AB-Biotics.

 

Deja un comentario