Política y Sociedad Reedita su éxito y se confirma como el país con mejor acceso a la donación de órganos

España fulminó en 2017 su propio récord de donaciones y trasplantes

Con 46,9 donantes por millón de población y 450 trasplantes realizados en 2017, más que el año anterior, España ha fulminado su propio récord en donaciones y este tipo de intervenciones, confirmando que tiene el mejor acceso en el mundo para el trasplante de órganos sólidos.

Bajo los lemas ‘Dona órganos, dona vida‘ y ‘España, líder mundial en donación y trasplante de órganos‘, se presentó el ‘Balance de actividad de donación y trasplante de la ONT en 2017‘ en la sede del Ministerio de Sanidad, con la participación de la máxima responsable de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, y la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.

Dolors Montserrat

Dolors Montserrat

Solidaridad, excelencia y profesionalidad

La titular de la cartera sanitaria del Gobierno resaltó el carácter humano de la donación y el trasplante, como actos que dan vida. Según explicó, España batió su propio récord en estas actividades durante 2017, nuevamente gracias a la generosidad de los ciudadanos, el compromiso y buen hacer de los profesionales sanitarios y el excelente nivel alcanzado por el Sistema Nacional de Salud (SNS) en los últimos 40 años.

Para Dolors Montserrat, España logró en el año recién finalizado los mejores datos de su historia, tras haber crecido un 30 por ciento en los últimos tres años, lo que permitió alcanzar los 46,9 donantes por millón de población, muy por delante de la media europea (21,5 donantes) y la de países, como Estados Unidos (30,8 donantes), Reino Unido (21,5), Alemania (10,6), Australia (20,7) y Canadá (19).

Esto supuso, en cifras oficiales, que el año pasado hubo más de 2.300 personas que donaron y más de 5.000 trasplantes realizados, especialmente de riñón, hígado y pulmón, a una tasa de 14 trasplantes realizados al día, lo que significó que se consiguieron 450 trasplantes más en 2017 que en 2016 y que se superó el centenar de personas trasplantadas (113) por cada millón de habitantes.

Planes incrementales

No obstante, la máxima representante de la Administración sanitaria quiso alejarse de cualquier conformismo y expresó la voluntad del Ejecutivo nacional de aumentar tanto el número de donaciones ,como de trasplantes, para salvar más vidas. En ese afán situó el Plan 50/22 de la ONT, que prevé conseguir los 50 donantes por millón en el año 2022, además de superar los 5.300 trasplantes realizados. Ello en línea con la estrategia de trasplante de médula ósea que, aunque está diseñada para lograr los 400.000 donantes en el año 2020, lo conseguirá probablemente este mismo año 2018.

Pilar de la Marca España

Ciñó Montserrat estos logros a que España disfruta del mejor sistema sanitario del mundo. Argumentó esta aseveración con el razonamiento de que, aunque la revista especializada The Lancet le asigna al país el octavo puesto en el mundo por calidad y eficiencia sanitaria, lo cierto es que los siete que van delante son naciones que apenas superan los cinco millones de habitantes, a diferencia de España, que tiene 46,57 millones de habitantes.

Además, la ministra de Sanidad afirmó que el sistema español de trasplantes es un modelo de cohesión, equidad e igualdad nacional, en el que todos los ciudadanos son iguales a la hora de recibir un órgano donado. Según sus palabras, donar y dar vida no entiende de territorios, por lo que la ONT es una referencia mundial en trasplantes y un valor muy importante de la Marca España, lo que explica, tal como refirió, que el 31 de agosto de 2017 se eligiera a la directora de la organización nacional para encabezar la Red Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplante (RCIDT) y el Comité del Consejo de Europa para la misma actividad.

Por todo lo anterior, Montserrat reiteró su mensaje de gratitud a los profesionales sanitarios, y a la sociedad en su conjunto, por suponer una esperanza de recibir un órgano para aquellos que tanto lo necesitan. Esta gratitud la extendió de los hospitales, a los otros sectores que también facilitan los trasplantes, como las compañías aéreas y las empresas de transporte, entre otras. Todo ello, desde la certeza de que, en 2018, España volverá a batir su propio récord de donaciones y trasplantes.

Beatriz Domínguez-Gil

Beatriz Domínguez-Gil

Etapas históricas de un gran éxito

Beatriz Domínguez-Gil afirmó que los trasplantes son vida, calidad de la misma y ahorro para el SNS por su eficiencia. Dicho esto, trazó tres periodos en la historia de la ONT. El primero, de consolidación de su modelo, pasó de 14 a más de 30 donantes por millón, entre 1989 y el año 2000. La segunda etapa, de estabilidad “aparente”, se resintió de la falta  de donaciones por los avances logrados en la Cardiología y el descenso de muertes en accidentes de tráfico, durante el periodo 2001-2010, explicó.

Finalmente, la tercera etapa, que Domínguez-Gil calificó de despegue imbatible, permitió subir de los 35,3 donantes por millón de 2011 hasta llegar a los 46,9 de 2017. Todo ello con una evolución que partió de los 1.244 trasplantes de órganos sólidos realizados en el año de la fundación de la ONT (1989) a los 5.261 materializados en 2017.

Siempre adelante

Este éxito rotundo descrito, al decir de la directora de la ONT, otorga a los españoles una mayor probabilidad de recibir un órgano cuando lo necesite, que cualquier otro ciudadano del resto de países del mundo. A ello se unen avances en donación y trasplante repartidos por todas las comunidades autónomas entre 2016 y 2017, donde destacó la Comunidad Valenciana, cuyo mayor crecimiento contribuyó a elevar la media nacional.

Con ello se han logrado más de 110.000 trasplantes de órganos sólidos gracias, de manera especial, a la colaboración entre las urgencias, las UCI y los otros servicios hospitalarios; ello en paralelo, según Domínguez-Gil, al cambio sociológico del donante, el aumento de las donaciones en asistolia (muerte cardiaca) y el descenso de las negativas de las familias a donar los órganos de sus fallecidos. De esta forma, en 2017 hubo 3.269 trasplantes renales, de los que el 10 por ciento fueron desde donante vivo; junto a 1.247 trasplantes de hígado y 363 de pulmón.

Nuevos donantes, asistolia y lista de espera

Sobre el cambio en el perfil del donante, Domínguez-Gil confirmó que ya no se trata de personas jóvenes muertas en accidente de tráfico, sino que van envejeciendo al mismo tenor que los receptores de los órganos. De esta manera, en 2017 más del 50 por ciento de los donantes tenía más de 60 años de edad, el 30 por ciento más de 70 años y el 9 por ciento más de 80 años. Según los datos del ‘Balance de actividad de donación y trasplante de la ONT en 2017‘, el 61 por ciento de las donaciones fueron post mortem, debido a accidentes cerebrovasculares.

Sobre la donación en asistolia, denominada también a corazón parado, la directora de la ONTprecisó que ya supone el 26 por ciento de la actividad donante en España, por lo que quedó lejos el piloto realizado en 2009 en el País Vasco, que apenas ofreció 2,3 donaciones por millón de población, hasta los 12,3 registrados en 2017.

Menos negativas familiares

En cuanto a las negativas familiares a donar, o por decisión en vida de los propios interesados, Domínguez-Gil aseguró que apenas supuso el 20 por ciento. Por otro lado, detalló que la lista de espera pasó de 5.480 personas a finales de 2016, a 4.896 a finales del año pasado.

De igual forma, la máxima representante de la ONT precisó que el 21,9 de los órganos trasplantados tienen origen en regiones distintas a las del paciente receptor, así como que las razones para viajar suelen ser para recibir un riñón de donante vivo o para ser trasplantado en uno de los siete hospitales de referencia que existen para trasplante pulmonar en España.

José Javier Castrodeza

José Javier Castrodeza

Primacía cantábrica

Durante la presentación, que contó con la presencia del secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, se ofreció un mapa territorial donde los mejores datos de donación correspondieron a regiones de la Cornisa Cantábrica, como La Rioja, País Vasco, Cantabria y Navarra; aunque Domínguez-Gil confirmó que todas las comunidades autónomas suman su liderazgo al de España en el mundo.

Como precisiones territoriales, la directora de la ONT comentó que Extremadura alcanzó los 50 donantes por millón, con 54 trasplantes de riñón y 23 de hígado, dentro de los dos programas de trasplante que tiene activos la región. Además, destacó el carácter de referencia que tiene el Hospital Central de Asturias en trasplantes complejos.

En cuanto a la razón por la que tanto la Comunidad de Madrid como Castilla-La Mancha sólo ofrecen 35,5 donantes por millón, la máxima responsable de la organización de trasplantes razonó que se debe a razones epidemiológicas y no de otra índole.

Un total de 74 niños en espera

Concluyó Domínguez-Gil con una nueva mención al Plan 50/22, y proyectos específicos, como el de donación en hepatitis C y el de donación para paciente pediátrico en colaboración con otros países del sur de Europa. En la lista de espera global de 4.896 pacientes, a 31 de diciembre de 2017, un total de 74 son todavía niños.

1 Comentario

  1. ADR says:

    No sé qué tiene de positivo “fulminar semejante record” si el fallo de un órgano representa el fracaso médico de su prevención y el trasplante representa una de las medidas más costosas de la sanidad, mientras una simple gripe pone en evidencia el devastador efecto de los recortes sanitarios.

Deja un comentario