Política y Sociedad Recomendaciones del semestre a los Estados miembro

La Comisión Europea vuelve a reprochar a España su escasez de políticas de apoyo al I+D+i

— Madrid 23 May, 2017 - 4:02 pm

La Comisión Europea ha hecho públicas sus recomendaciones del semestre para todos los países de la región, en las que vuelve a reprochar a España que su falta de apoyo a la innovación y al desarrollo hace que los niveles productivos en I+D+i del país estén por debajo de los del año 2007, debido a que no existe “una planificación plurianual sistemática de los presupuestos de los programas de apoyo”.

“Debido a la falta de incentivos y a la rigidez de la gobernanza universitaria, la cooperación público-privada sigue siendo débil y la movilidad de los investigadores entre el sector público y el sector privado es baja”, asegura en su informe la Comisión, que además, declara que la eficacia de los programas de apoyo existentes no se evalúa sistemáticamente para poder mejorar su diseño e implementación.

Por otro lado, “la coordinación entre los niveles gubernamentales no es óptima y, como resultado, las políticas nacionales y regionales no operan en plena sinergia”, asegura el organismo europeo, que en sus recomendaciones aconseja al Gobierno español “asegurar una inversión adecuada y sostenida en investigación e innovación”.

Promover los contratos indefinidos

Entre sus recomendaciones del semestre, la Comisión Europea incluye dos referencias más que tienen que ver de manera casi directa con el sector sanitario y las políticas sociales. Por una parte, “tomar medidas para promover la contratación de contratos de duración indefinida”, una de las asignaturas pendientes en España, así como “realizar una revisión exhaustiva de los gastos con el fin de identificar posibles áreas para mejorar la eficiencia del gasto público”, explica.

En el apartado social, la Comisión Europea también hace mención a la necesidad de “abordar las disparidades regionales y la fragmentación de los sistemas de garantía de ingresos y mejorar el apoyo familiar, incluido el acceso a un cuidado de los niños de calidad”.