Política y Sociedad

España contribuye con 50 millones de dólares a la ‘Iniciativa público-privada Salud 2015 Mesoamérica’

Bill Gates, Trinidad Jiménez y Carlos Slim

Bill Gates, Trinidad Jiménez y Carlos Slim

Se trata de una organización entre Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Belice, Panamá y los nueve estados del sur de México, el Gobierno de España, la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Carso- Instituto Carlos Slim de la Salud y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se crea con el objetivo de reducir las diferencias en materia de salud que sufren las poblaciones con extrema pobreza. España asumió hace dos años el compromiso de participar en esta iniciativa innovadora, público-privada, cuyo enfoque está basado en resultados y concebido para un período de cinco años. El proyecto está financiado por el Gobierno de España, la Fundación Bill y Melinda Gates y el Instituto Carlos Slim de la Salud que aportan, en total, 150 millones de dólares (50 millones de dólares cada uno) para proyectos de salud dirigidos a niños, mujeres y comunidades en el 20 por ciento más pobre de la población.

Falta de equidad en la región

Se desarrollarán actividades de salud reproductiva, salud materna y neonatal, nutrición materna e infantil, vacunación, dengue y malaria. El BID es el organismo ejecutor y el responsable de diseñar los proyectos de forma conjunta con los Ministerios de Salud de cada país. Las conclusiones del programa serán analizadas de forma conjunta con las autoridades sanitarias de la región mesoamericana.

La Iniciativa trabaja en coordinación con las entidades del Sistema Mesoamericano de Salud (SMSP), ya que es un instrumento de apoyo a las metas de salud establecidas por el SMPS y el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica (COMISCA). Las intervenciones sanitarias que se desarrollen dentro de esta iniciativa formarán parte de los planes nacionales de salud de cada país.

Uno de los motivos que ha llevado a la creación de esta Iniciativa es la falta de equidad en la región mesoamericana. A pesar de los avances en materia de salud en la última década, existen diferencias entre la situación de la población que vive en extrema pobreza y la de grupos más favorecidos. Un ejemplo son los altos índices de mortalidad materna de la región, la frecuencia de la desnutrición crónica y la anemia, la dificultad para realizar una vacunación oportuna de los niños menores de dos años, o que las enfermedades infecciosas todavía afectan a los pobres en forma desproporcionada.

Objetivos de la iniciativa

La finalidad de este proyecto es apoyar a los países de la región mesoamericana para cumplir los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas en materia de salud. Los objetivos concretos de esta iniciativa son los de aumentar la oferta, calidad y utilización de los servicios básicos de salud; establecer un compromiso político y financiero a largo plazo para que el acceso a la salud sea equitativo; y formular políticas a favor de los pobres.

Trinidad Jiménez destacó que el acceso a unos servicios de calidad de toda la población es uno de los objetivos fundamentales, tanto del Ministerio de Sanidad y Política Social como del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Además, la ministra explicó que esta Iniciativa no sólo pretende aumentar la oferta de los servicios de salud, sino demostrar cuáles son las mejores intervenciones; es decir, las más efectivas y con menor costo, basándose en las evidencias y un enfoque de resultados.

Deja un comentario